El resultado electoral no cambió el panorama para el país, según analistas

Vázquez le escribió a Scioli y Macri prepara visita a Uruguay

Algunos políticos uruguayos cruzaron el Río de la Plata para estar en los comandos de campaña de los candidatos argentinos, otros mostraron su satisfacción o enojo por el resultado a través de las redes sociales mientras que el presidente Tabaré Vázquez, saludó en una breve carta a Daniel Scioli, dijeron a El País fuentes del comando de campaña del candidato.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
A pocos días de la elección nacional, Scioli visitó a Vázquez. Foto: A. Colmegna

La cercanía de ambos países hace que las elecciones argentinas se vivan con mucho interés en Uruguay. La realidad es que el escenario para el país no cambió demasiado con el resultado electoral del domingo.

Según politólogos consultados por El País, no está muy clara la política ni de Scioli ni de Mauricio Macri para con Uruguay pero, gane quien gane, el vínculo será mejor que el que hay con el actual gobierno de la presidenta Cristina Fernández.

“El triunfo de Scioli puede significar un mejor relacionamiento con el gobierno argentino del que tiene hoy Vázquez con Cristina Fernández y con Néstor Kirchner. En caso de triunfo de Macri, si bien ideológicamente hay diferencias con Vázquez, en términos de relacionamiento también es esperable que sea mejor que el tenido con los Kirchner”, dijo a El País el director de la empresa Factum, Eduardo Bottinelli.

En el mismo sentido, la directora de la empresa Cifra, Adriana Raga, explicó que no está claro si Scioli seguirá el modelo kirchnerista o hará un corrimiento hacia la política que eventualmente podría aplicar Macri. “En cualquier caso va a ser positivo para Uruguay. Probablemente habrá más cambios si gana Macri pero no creo que sea tan marcada la diferencia”, opinó.

Con la participación del expresidente José Mujica en un acto de Scioli y la visita de este a la residencia de Suárez y Reyes días después, el oficialismo dejó entrever su preferencia por Scioli, que encendió luces de alerta en la oposición. Sin embargo, para Raga el gobierno no quedó atado a Scioli. “Macri, Scioli y Vázquez son muy pragmáticos. Entonces no creo que influya o que se le haga un vacío a Uruguay en el caso que gane Macri porque Vázquez se saludó con Scioli”.

Macri, de hecho, ya estableció contactos con la Presidencia para coordinar una visita a Vázquez antes del balotaje.

Embanderados.

El intendente nacionalista de Florida, Carlos Enciso estuvo en la vip del comando de campaña de Scioli, el colorado Adrián Peña posó sonriente en medio del comando de Macri y el diputado frenteamplista, Daniel Caggiani, fue como observador en representación de la mesa directiva del Parlasur, ya que en Argentina no existe una ley que habilite los observadores extranjeros.

Varios legisladores, aunque se quedaron en Montevideo, usaron las redes sociales para seguir el proceso electoral y expresaron allí su bronca o alegría con los resultados. El senador y líder de Todos, Luis Lacalle Pou aprovechó los resultados para cuestionar la cercanía del oficialismo a Scioli. “Queda claro que no es prudente apoyar explícitamente a un candidato de otro país cuando se está en el gobierno. Relaciones entre países, no entre partidos”, escribió.

El senador del Partido Independiente Pablo Mieres deseó, antes de conocer los resultados, que se diera una segunda vuelta y opinó que la mejor opción era Margarita Stolbizer, que no pasó a la segunda vuelta.

El líder de Vamos Uruguay, Pedro Bordaberry, por su parte, felicitó a Macri y la gobernadora electa de Buenos Aires, Maria Eugenia Vidal, que fue otra de las grandes sorpresas. “Viva la democracia”, agregó.

El diputado colorado, Ope Pasquet, fue menos diplomático y escribió cánticos - “se van los kirchneristas/los peronistas se van/Se va Aníbal Fernández/Y Daniel Scioli se va...”- mientras que el diputado nacionalista Jaime Trobo reconoció que, aunque era un “tema de los argentinos”, no podía ocultar su “satisfacción” por el resultado electoral.

Enojo oficialista por el resultado

Uno de los legisladores que mostró mayor enojo en las redes sociales fue el oficialista Gonzalo Civila. En una catarata de twits defendió a Cristina Fernández, cuestionó al "aparato mediático" y aseguró que "cuando el mercado, o mejor dicho los que concentran riqueza y poder en el mercado, están eufóricos, algo no anda bien para la mayoría". El mensaje fue consecuencia de la noticia que daba vuelta el mundo: los mercados festejaban ayer el empuje del candidato liberal y la bolsa de Buenos Aires subió 4,4%.

"¿Dónde están quienes denunciaban fraude en Argentina antes de la elección? ¿Dónde están los que decían que se ocultaban resultados para manipularlos? ¿Dónde quedaron los enemigos del maldito peronismo que iba a quemar las urnas en la provincia de Buenos Aires? Todo el poderoso aparato mediático que hace propaganda contra el gobierno argentino ayer jugó otra vez un triste y poco democrático papel. Pseudoperiodistas y opinólogos oscilaron entre agravios y cuestionamientos de resultados que aún no conocían", aseguró.

El diputado del Partido Socialista, Roberto Chiazzaro opinó que en Argentina se vuelve a repetir la historia: "otra vez Braden Perón". "Parte de la izquierda sigue sin comprender dónde debe estar", escribió. En las elecciones argentinas de 1946 el embajador de Estados Unidos, Spruille Braden, aparecía como abanderado del antiperonismo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)