VEA EL VIDEO

Vázquez cede ante el MPP y continúa con el Antel Arena

Después de presionar por varios días, el Movimiento de Participación Popular (MPP) y sus aliados (Partido Comunista y la lista 711 de Raúl Sendic) consiguieron reflotar el Antel Arena, que se había suspendido por orden del presidente Tabaré Vázquez.

Ayer, el gobierno dio marcha atrás en la decisión adoptada hace dos semanas y anunció en conferencia de prensa que buscará una forma de financiación para la obra, impulsada por la ministra de Industria, Carolina Cosse (MPP), durante su gestión en Antel.

La obra se detendrá a partir del 31 de julio, pero en 15 días una comisión que analizará el tema a partir de hoy jueves deberá entregar una propuesta de financiación a Vázquez, informaron ayer el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, y el subsecretario de Economía, Pablo Ferreri.

El trabajo de estructuración financiera y fiscal del Antel Arena lo va a liderar el Ministerio de Economía, que hasta ahora venía jugando un papel central en la aplicación de medidas para "ordenar" la gestión de las empresas públicas. De esta comisión también participarán el Ministerio de Trabajo, Antel y la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP) y la empresa constructora Teyma.

Ferreri dijo a El País que se buscará "la mejor alternativa financiera y fiscal que permita hacer la obra en este período de gobierno". En ese sentido, aseguró que "obviamente será una solución diferente a la planteada actualmente, porque tenía un impacto fiscal en el corto plazo que no era posible asumir", en referencia a los US$ 80 millones que pensaba invertir Antel.

En el gobierno se manejan varias alternativas para retomar las obras y concluir el Antel Arena en este período de gobierno. Una posibilidad es que Teyma se haga cargo de la obra y el Estado le pague en 15 años. Otras alternativas son el fideicomiso propuesto por el edil de la Vertiente Artiguista Mariano Arana y o asociación público privado. Todo está a estudio y no hay ninguna decisión tomada, dijeron a El País fuentes de gobierno.

La financiación podrá hacerse con recursos privados o públicos, nacionales o extranjeros, detalló ayer Murro por la tarde en el Ministerio de Trabajo. En tanto, Ferreri señaló que se buscará "la mejor estructura financiera, la que tenga el menor impacto posible". Ni Murro ni Ferreri quisieron adelantar a los medios cuándo se podrían retomar las obras.

Murro dedicó la mañana de ayer a plantear a los distintos actores las alternativas que se barajan para retomar la construcción del Antel Arena. Visitó la sede del sindicato de la construcción (Sunca), a la empresa Teyma y la sede del Pit-Cnt.

Durante sus recorridas, reiteró que se buscará que la obra se retome "lo antes posible", y si bien no adelantó una fecha aseguró que existe la intención de que esté terminada durante el actual período de gobierno.

El secretario general del Pit-Cnt, Marcelo Abdala, saludó la decisión del gobierno de asegurar la continuidad de la obra y señaló que se baraja la posibilidad de que algunos de los 150 trabajadores que estaban construyendo el complejo pasen a otras obras de Teyma y otros perciban el seguro de paro mientras se busca una solución.

Fideicomiso.

Por su parte, ayer la Vertiente Artiguista entregó un documento con la propuesta de crear un fideicomiso al intendente Daniel Martínez. Esta iniciativa también se la hará llegar a Antel, a la presidenta del Frente Amplio Mónica Xavier y a autoridades del gobierno, adelantó a El País el presidente de la Vertiente, Daoiz Uriarte.

"Entendemos que esta es la mejor solución posible, aunque no descartamos otras. Lo importante es que no afectamos en nada la posición financiera del Estado, ni representa un aumento del déficit, se mantiene la obra y la gestión dentro de la órbita pública y permite una nueva forma de inversión para pequeños ahorristas de la clase media", dijo Uriarte.

Con el fideicomiso propuesto por Arana "la obra se paga en más plazo y los costos de financiación favorecen el ahorro interno y benefician a sectores que no tienen otras posibilidades de inversión en el mercado", comentó el presidente de la Vertiente.

Según este fideicomiso, Antel se haría cargo de la gestión del polémico polideportivo mediante la extensión del flujo de pagos por un plazo hasta quince años, similar al reciente Fideicomiso de UTE en el proyecto de energía eólica Pampa en Tacuarembó.

La colocación de títulos se hará entre minoristas (captación del pequeño ahorro) e inversores institucionales como las AFAP, el Banco de Seguros, la Caja Notarial y la Caja de Profesionales.

Se establecería un monto mínimo y primario para la parte minorista (20% de la emisión) con suscripciones crecientes de US$ 100, US$ 500, US$ 1.000 y US$ 10.000. Más allá de la oportunidad de rentabilizar un ahorro, también es importante ver la respuesta como un compromiso de la sociedad con el proyecto a financiar, asegura la Vertiente.

Esta propuesta es mirada con buenos ojos por el MPP y los comunistas. Al igual que el Pit-Cnt, estos sectores reclaman una "asociación público-pública" y rechazan a la participación público privada como herramienta para la construcción del Antel Arena.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri y el ministro de Trabajo, Ernesto Murro. Foto: M. Bonjour
El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri y el ministro de Trabajo, Ernesto Murro. Foto: M. Bonjour
SABER MÁS

Aseguran que no hay riesgo en fideicomiso.


La construcción del Antel Arena supone una inversión de US$ 80 millones. Para la Vertiente Artiguista, sector que propuso la financiación mediante un fideicomiso, las cifras "son insignificantes en relación al Patrimonio, activo e ingresos operativos de Antel".

La inversión representa aproximadamente el 5% de su patrimonio, el 4% del activo y el 10% de los ingresos operativos. Si se considera una amortización en quince años el repago anual tendría una afectación de los ingresos operativos menor al 1% .

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados