LUZ DE ALERTA TRAS EL APAGÓN HISTÓRICO

UTE combate 3.600 nidos da caranchos y loros al año

El ente contrata drones para relevar líneas de transmisión.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Los carancho, junto con loros y espineros, son culpables de fallas eléctricas. Foto: Pixabay

El presidente de UTE, Gonzalo Casaravilla, confirmó ayer que una de las fallas que provocó el histórico apagón del miércoles fue causada por un nido de caranchos en una torre de alta tensión. A la vez, admitió que la otra falla —porque fueron dos las líneas afectadas— se debió a un interruptor que tiene 35 años de antigüedad y no contaba con el mantenimiento apropiado.

"Hay 90 interruptores como ese instalados en el Uruguay, pero hay planes de mantenimiento y revisión y estamos trabajando en el problema", dijo en una entrevista con Emiliano Cotelo en el programa En Perspectiva.

"Esa falla en ese interruptor ¿no se había detectado a tiempo?", preguntó Cotelo.

"Efectivamente, es una falla preexistente. En el plan de inversiones previsto para los próximos años estaba la sustitución progresiva de esos interruptores", explicó Casaravilla.

Los pájaros.

La entrevista trajo a la memoria la célebre película de Alfred Hitchcock que narra la amenaza de las aves sobre un pequeño pueblo de Estados Unidos.

"Efectivamente los pájaros pueden causar fallas", dijo el presidente de UTE. "Cada año, los funcionarios bajan 3.600 nidos de las líneas de 150 kV y de 500 kV. Básicamente tenemos unas 50 fallas anuales en líneas de 150 kV y una falla en redes de 500 kV, todas causadas por aves. Es una realidad, eso pasa".

Casaravilla explicó que en Uruguay "tenemos al menos tres aves que hacen nidos en las torres. Una es el espinero, que afecta tanto en alta tensión como en baja tensión; están también los caranchos y, después, los loros".

Cortocircuitos.

"Últimamente las aves están llevando a sus nidos hilos conductores de los alambrados eléctricos del campo", dijo el entrevistado, y puso como ejemplo el caso de los espineros.

"Los espineros cuando están cerca de una obra donde quedaron muchos clavos hacen los nidos con clavos. Imagínese cómo afecta eso a las redes".

Cotelo preguntó qué medidas está tomando UTE "para que un episodio como este no se repita".

Casaravilla dijo que, además de bajar los nidos, "hemos hecho cetrería en alguna época", y confirmó que el ente contrató águilas para combatir a los caranchos. "Pero lo que lográbamos era sacarlos de un lado para que se fueran a otro, no dábamos abasto", dijo. "Tenemos 4.300 kilómetros de líneas de alta tensión, no hay forma. Con eso (la cetrería) uno puede proteger una zona, un perímetro, pero no puede proteger todo el Uruguay. Y no podemos eliminar las aves en todo el Uruguay. ¡Imagínese el daño ambiental que causaríamos!".

Después de probar suerte con las águilas, el ente encontró un método más moderno que sirve, al menos, para relevar los nidos.

"Ahora hemos contratado drones que recorren las líneas y nos sacan un reporte. Funciona bien, pero no evita tener que ir a bajar los nidos. Hay que ir a bajar 3.600 nidos por año".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)