está abierta al público en Tres Cruces, participarán en “Solar Decathlon”

Uruguayos crearon casa inteligente

Una casa que es alimentada por paneles solares y cuyas luces se pueden prender a distancia con un celular, fue creada por 34 uruguayos de la Universidad ORT y competirá con equipos de Colombia, Inglaterra, México, Panamá, España, Chile, Perú y Alemania en el Solar Decathlon en Cali, a fin de año.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Desde hoy y hasta el próximo domingo 6 de setiembre puede ser visitada en Tres Cruces.

La casa, de 80 metros cuadrados, se abre hoy al público de 17:00 a 20:00 para poder visitarla. Está en la explanada del shopping de Tres Cruces, y podrá visitarse también mañana, el sábado y el domingo de 10:00 a 20:00. Es prefabricada, la empezaron a construir el 24 de agosto, es decir que su construcción demandó 10 días.

En un año, el grupo de estudiantes y egresados de la Universidad ORT de las Facultades de Arquitectura, Comunicación y Diseño, Ingeniería, Administración y Ciencias Sociales creó la idea de la vivienda social inteligente y sustentable.

En noviembre del año pasado los uruguayos se enteraron que fueron seleccionados y que quedaron entre 16 de 30 universidades que se presentaron.

La vivienda social es para cinco personas, tiene tres dormitorios, baño, cocina, living y un espacio más que puede ser un cuarto extra o escritorio.

El encendido de las luces no se hace a través de dispositivos comunes sino que están controladas "por una pequeña computadora que solamente al tacto enciende y apaga las luces con mayor seguridad y durabilidad". El coordinador del proyecto Eliseo Cabrera indicó que "todas las luces las podés manejar con un celular o una tablet con el sistema de inteligencia de la casa, incluso aunque no estés. Funciona a través de Internet. Podés saber qué temperatura y qué nivel de anhídrido carbono tenés en la casa".

Eficiencia.

La casa ayuda a su dueño a que use la energía en forma eficiente, Cabrera puso un ejemplo: "Tenés el aire prendido y dejaste abierta la ventana, entonces todo el trabajo del aire se está yendo, por eso el sistema te avisa y si no apagás el aire, te lo apaga".

La vivienda obtiene la energía eléctrica que necesita del Sol, a través de paneles solares fotovoltaicos que están en el techo que transforman la energía del Sol en energía eléctrica. Además a través de un conversor de corriente se trasforma "la energía de los paneles solares a la energía alterna para que no tengas que comprarte ninguna heladera, ni una tele especial", sostuvo.

Asimismo la vivienda está conectada a UTE. "Cuando hay sol la casa genera electricidad, usa lo que precisa y todo lo que le sobra lo vuelca a la red de UTE, este organismo tiene un medidor de energía bidireccional que mide cuánta energía eléctrica sale de la casa y cuánta entra, al final del mes UTE hace un balance y si la vivienda entregó más de lo que recibió el organismo le paga la diferencia o le queda a favor kilovatios que los usa el mes siguiente", dijo.

Las ventanas son oscilobatientes abren en la parte de arriba o hacia atrás para poder ventilar la casa también en invierno, además tiene doble vidriado hermético que reduce las pérdidas térmicas.

La casa cuesta US$ 50.000. El prototipo salió más por las pruebas que se debieron hacer. Se hizo con US$ 80.000 aportados por la Empresa Eléctrica de Agua y de Teléfono de Cali, Colombia, y la alcaldía de esa ciudad, que financian el evento.

"La idea no es generar de esto una comercialización de casas, es un producto educativo, pero queda abierta la posibilidad a cualquier inversor", indicó Cabrera.

Dentro de tres semanas la casa será trasladada en barco a Colombia. En Cali tendrán que armarla en nueve días y medio. La casa estará como en un barrio expuesta al público en esa ciudad de Colombia del 28 de noviembre al 13 de diciembre.

Reivindican la utilización de la madera en la construcción.

La vivienda social e inteligente, expuesta en la explanada del shopping de Tres Cruces, que competirá en el Solar Decathlon en Colombia, fue construida principalmente con madera.

La madera "tiene un ciclo de vida tanto en la construcción como en el proceso de generación que toma anhídrido carbónico del aire, o sea que depura la atmósfera y libera oxígeno, por lo cual fue una decisión estratégica en el uso de la madera. Toda la madera es nacional, la variedad es de eucaliptus red grandis", explicó Eliseo Cabrera, coordinador del proyecto.

Entiende que "la construcción industrializada con madera es algo muy viable en Uruguay y que hay una resistencia cultural a las casas de madera porque se genera una falsa idea de que no es un material adecuado, porque está el famoso cuento de los tres chanchitos: el más haragán se hacía la casa de paja y el lobo se la volaba, el otro que era un poco más trabajador la hacía de madera, pero el lobo también la volaba, pero el chanchito más inteligente hacía la casa de ladrillo que era la mejor, ese cuento es de hace varios siglos, pero la madera es una excelente opción".

La casa se pudo armar en 10 días porque es prefabricada, todas las paredes se hicieron en una fábrica y se trasladaron para después hacer el montaje. Las partes de la vivienda fueron construidas por la empresa social Ñande, impulsada por la comunidad salesiana en Uruguay.

Además, Cabrera afirmó que "la industria de la madera en Uruguay ya llegó a un nivel tal que permite alimentar a la industria de la construcción sin ningún problema".

Diego DAngelo de Ñande dijo que una casa de madera es económica y de buena calidad. "La aislación térmica con un panel de madera de 12 centímetros de espesor se comporta cinco veces mejor que un doble muro de ladrillo, ya que lleva 10 centímetros de lana de vidrio en el medio. La desventaja que tiene la madera en cuanto a la mampostería es el ruido por impacto", agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados