El único sismómetro está en Sarandí del Yi y hay que viajar a ver medición

En Uruguay todavía no se pudo medir el impacto del terremoto

En ciudades como Punta del Este, Paysandú, Montevideo, Colonia y Tala (Canelones) los pobladores sintieron las vibraciones del terremoto de 8,3 grados en la escala de Richter ocurrido en Chile en la noche del jueves.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Archivo.

La ocurrencia de terremotos que afectan el territorio nacional es algo que "suele ocurrir" pero "la gente no le presta atención", según explicó a El País la doctora en Ciencias Geológicas Leda Sánchez, profesora de la Facultad de Ciencias de la Universidad de la República y docente de Sismología.

"Lo que se sintió acá son las ondas del terremoto que se propagan por todo el globo; los sismómetros de todo el mundo lo detectaron", afirmó Sánchez.

Los científicos uruguayos todavía no han podido calibrar el impacto del terremoto en el país. El único sismómetro que existe en Uruguay está en una base militar de Paso del Rey en Sarandí del Yi (Durazno).

El equipo está instalado en el lugar desde el mes de febrero pasado. A simple vista se puede observar un tanque enterrado junto a un pequeño panel solar con cables que derivan a una computadora. El aparato está rodeado de un tejido perimetral al que solo puede acceder personal autorizado.

El sismómetro no está conectado a Internet por lo que los técnicos tienen que desplazarse desde Montevideo para realizar las mediciones correspondientes.

En realidad, la única persona que realiza ese monitoreo es Sánchez que además se desempeña como directora nacional de Minería y Geología del Ministerio de Industria y Energía.

"Quisiera tener los datos antes del viernes (hoy) pero hay que ver cómo está mi agenda que está un tanto complicada. Soy multifunción, como las impresoras, mando faxes y también escaneo", dijo la experta.

Por el momento, la científica se maneja con la información que salió en la prensa y algunos datos que particulares le han hecho llegar a la facultad.

Antes de que se instalara el sismómetro en Sarandí del Yi se utilizaba un equipo prestado al Instituto de Ciencias Geológicas de la Facultad de Ciencias por la Universidad de San Pablo. Ese equipo, instalado en Aiguá, Maldonado, ayudó a detectar en un período de dos años 23 sismos "pequeños" en la zona este del país.

El sismómetro instalado en Aiguá detectó un terremoto el día 12 de enero pasado, cuatro horas antes de que se produjera un pequeño tsunami que generó una ola de tres metros en una playa de Carrasco.

Efectos.

En Punta del Este, a más de 2.000 kilómetros del epicentro del terremoto chileno, el temblor fue percibido en distintos edificios, entre ellos la Torre Marfil que tiene diecisiete pisos sobre la avenida Roosevelt del balneario esteño.

"Primero sentí como si una lavarropa hubiera comenzado a funcionar. Enseguida me pareció como si mucha gente estuviera bajando por las escaleras al mismo tiempo", contó a El País un joven brasileño que reside en el edificio desde hace cinco meses. Otros ocupantes resolvieron por su propia cuenta bajar a la planta baja.

Freddy Varela, portero de Torre Marfil, narró a FM Gente cómo comenzó la situación y desembocó en la evacuación del edificio. Ruido no se sintió pero sí movimientos de objetos dentro de las unidades.

Los propietarios del 4º piso fueron los que advirtieron la situación cuando se movieron los cuadros en el apartamento. Avisaron a la recepción y evacuaron el lugar con sus hijos.

El empleado dijo que se dio aviso a Bomberos y él empezó a recabar información. Afirmó que en el piso 15 se sintió "mucho más" y que las heladeras se salieron de lugar. En tanto, en el piso 13 se cayeron artefactos de cocina.

El portero dijo que "los protocolos funcionaron a la perfección" aunque "mucha gente no estaba en el edificio". Por otro lado, aclaró que no hubo rotura de vidrios, ni nada similar, solamente movimientos de cuadros y lámparas.

Una dotación de Bomberos alertada por el portero llegó al lugar. Los efectivos revisaron la estructura del edificio. Luego, el administrador del complejo bajó al garaje para revisar las columnas y los pilares que sustentan todo el peso de la estructura y no detectó problemas en ningún lado.

También el puntaesteño complejo Roosevelt Center fue otro de los edificios donde se sintió el impacto del sismo. Allí tampoco se produjeron roturas.

En la ciudad de Tala (Canelones) una familia detectó que el agua de su piscina se movía. Filmaron el episodio y lo subieron a las redes sociales donde la imagen se hizo viral.

Un gran terremoto en el Río de la Plata.

La geóloga Leda Sánchez rememoró que el 5 de junio del año 1888 se registró el terremoto más importante en Uruguay provocado por la "ruptura de una falla en el Río de la Plata". Las crónicas de la época del periódico La Tribuna Popular señalan que "se rompieron objetos de cristalería y se pudo ver porcelana saltando de los aparadores". También contó que "los habitantes de Colonia permanecieron en vela parte de la noche, azorados a causa del fortísimo temblor de tierra". También se menciona la ocurrencia de un tsunami y los efectos que tuvo sobre la navegación.

Sánchez consignó que, según esas crónicas, fue un episodio relevante si se tiene en cuenta que la población del país era de unas 250.000 personas. "Con una población de más de un millón de personas en Montevideo, el efecto de un evento similar sería hoy mucho mayor", indicó la experta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados