Scioli anunció como ministro de Transporte a crítico de Uruguay por UPM

Uruguay será "prioridad" y hay "afinidad política" con Vázquez

En una fugaz visita a Montevideo a doce días de las elecciones en Argentina, el candidato oficialista por el Frente para la Victoria (FpV), Daniel Scioli, dejó claro que, de ganar, su política exterior cambiará y la relación con Uruguay no solo mejorará sino que será prioridad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El presidente y candidato argentino mostraron buena onda ante las cámaras. Foto: A. Colmegna

Tras unas breve reunión con el presidente Tabaré Vázquez en la residencia de Suárez y Reyes, y rodeado por sus respectivas comitivas, Scioli elogió la "hospitalidad", "bondad" y "faceta emprendedora" de Uruguay, y dijo que la "integración y complementación" de ambos países tiene un lugar "prioritario" en su agenda.

Como respondiendo a las críticas de la oposición, que advirtió de un excesivo acercamiento del oficialismo uruguayo al argentino después que el expresidente José Mujica compartiera estrado con Scioli y que se anunciara su visita a Vázquez, el candidato del FpV dijo que la reunión era "coherente" y aseguró que hay "afinidad personal y política".

Scioli aprovechó el encuentro para confirmar su eventual ministro de Interior y Transporte: el gobernador de Entre Ríos, Sergio Urribarri, que lo acompañó a la reunión, y es un hombre conocido para Uruguay.

Urribarri apoyó la decisión del gobierno argentino de llevar nuevamente a Uruguay ante la Corte de La Haya tras la autorización a UPM de aumentar la producción de celulosa en junio de 2014. Sin embargo, Argentina se quedó en la amenaza. En ese entonces Urribarri dijo que Uruguay tenía una actitud "desconcertante" y se mostró ofendido cuando Mujica insinuó que el clima electoral argentino podía estar generando una sobreactuación kirchnerista en el caso UPM.

El gobernador de Entre Ríos se había propuesto como candidato presidencial del FpV pero respondió al pedido de la presidenta Cristina Kirchner de que el candidato del oficialismo en las primarias sea uno solo.

Mientras realizaba su campaña, Urribarri lanzó duras criticas a Scioli. "Yo soy un hombre de diálogo y respeto las opiniones de todos los que piensan distinto, pero soy transparente y no puedo abrazarme ni estar a las risas con aquellos dirigentes, famosos, artistas o lobbistas que difaman, se burlan e intentan dañar a un gobierno porque toca intereses de una minoría que ellos defienden", manifestó en enero pasado Urribarri mientras su colega bonaerense participaba de un evento organizado por el grupo Clarín en la ciudad de Mar del Plata, según recordó ayer el diario La Nación.

Fraternidad.

La visita del candidato a Uruguay se realizó horas antes de un encuentro con la mandataria de Brasil, Dilma Rousseff, que tenía interés especial en el intercambio comercial de ambos países, y bajo el lema de "más Argentina en el mundo y más mundo en la Argentina".

En entrevista con El País, Scioli había dicho en septiembre que con Vázquez iba a "fortalecer la región" porque en un "contexto internacional de incertidumbre global hay que fortalecer lo local, y lo local tiene que ver con la mayor integración".

En ese mismo sentido ayer Scioli insistió en la unidad de ambos países y el provecho que ello generaría.

"Nuestra zona se vuelve cada vez más atractiva para las inversiones, para que tengamos sustentabilidad social, económica y productiva en sectores como el agroalimentario, energía, turismo. Tenemos que presentarnos al mundo como un circuito turístico, de complementación y esto genera un impacto positivo en la economía", aseguró y se refirió al dragado del Canal Martín García en el Río de la Plata, el comercio bilateral, y "todos los temas que tenemos en la agenda y que es momento para repasar".

El gobernador bonaerense, que ya se había reunido con Vázquez cuando el presidente visitó Buenos Aires en la campaña para las elecciones de octubre de 2014, le agradeció porque, según dijo, "su experiencia y consejo" le facilitaba "interpretar los sueños y expectativas del pueblo uruguayo para esta etapa que se viene".

Scioli sabe que la pieza clave para Argentina es Brasil y que un "sólido vínculo" con el país norteño "fortalecerá el Mercosur hacia el futuro inmediato".

El subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales de Scioli, Carlos Peralta, cree que "el próximo desafío de la relación con Brasil está en generar y fomentar entre ambos la verdadera integración sudamericana basada en la logística e infraestructura, para de ésta manera lograr la sinergia entre el Atlántico y el Pacífico".

En el sciolismo marcan un cambio de rumbo y sostienen, según publicó días atrás La Nación, que "un acuerdo de libre comercio de la Unión Europea (UE) y el Mercosur va a permitir generar más desarrollo".

El embajador uruguayo en Argentina, Héctor Lescano, dijo a El País que en la reunión se habló de la posibilidad de agilitar el ingreso a Argentina de productos cerámicos fabricados por la ex Metzen & Sena.

SABER MÁS

Definiciones sobre Argentina


EL "CAMBIO" SON MACRI Y MASSA

El expresidente Julio María Sanguinetti se mostró favorable a las candidaturas opositoras de Sergio Massa y Mauricio Macri en las elecciones argentinas en un reportaje que concedió a Clarín. "Un cambio sería excelente: el buen cambio de Massa, el buen cambio de Macri. Yo creo que cualquiera de los dos intentará por lo menos un cambio hacia una normalidad, hacia una modernidad mayor. Scioli no sé qué es lo que podrá hacer. Sería muy condicionado por la estructura política que hay detrás y ya veremos qué es lo que pueda hacer", sostuvo Sanguinetti. A su juicio, es "penoso" que el expresidente José Mujica haga campaña por Scioli. También fue durísimo con la actual mandataria Cristina Fernández. "Cuando asumió Mujica, éste apostó muchísimo a la relación. En fin, un poco en el estilo ese de él. De que la cosa se iba a arreglar informalmente con un asado, con cosas así. Y resultó que nada (...)

La presidenta nunca hizo una visita en serio a Uruguay. Son cosas que realmente terminan mostrando una relación de un muy bajo respeto e intensidad. Pese a lo cual (...) hoy mismo Mujica está haciendo campaña por el kirchnerismo", señaló.

SENDIC DICE QUE SON NEUTRALES

El vicepresidente Raúl Sendic aseguró que desde el gobierno "no se pide" el voto de los argentinos por el candidato oficialista Daniel Scioli, luego de que el viernes auguró "buenas perspectivas" en la relación bilateral si este gana en los comicios del 25 de octubre. "No estamos apoyando a nadie políticamente en Argentina", aseguró Sendic, aunque precisó que "la posibilidad" de que Scioli (gobernador de la provincia de Buenos Aires) salga electo presidente hace al gobierno uruguayo "ser muy optimista sobre el futuro de las relaciones entre los dos países".

"Cualquiera de los candidatos que gane va a contemplar con mucho cuidado la relación con Uruguay. En el caso particular de Scioli, tenemos una relación personal, tanto el presidente (Tabaré) Vázquez como yo y varios de los representantes del gobierno uruguayo, que puede facilitar las cosas", señaló Sendic. "Pero los argentinos van a tener en cuenta seguramente otros elementos que la relación con Uruguay para elegir al presidente", agregó. Sendic tiene una muy buena relación con el ministro de Economía de Argentina, Axel Kicillof, del riñón kirchnerista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)