POLÉMICA EN EL BLOQUE

Uruguay rechaza ser responsable de la actual crisis política en el Mercosur

El canciller Rodolfo Nin Novoa dijo que Uruguay "cumplió estrictamente" con las normas del bloque regional en relación a la sucesión de la presidencia temporal del bloque, que asumió Venezuela.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rodolfo Nin Novoa fue citado por la bancada de diputados del FA. Foto: EFE

Uruguay "cumplió estrictamente" con las normas del Mercosur en lo relativo a la sucesión de la presidencia temporal del bloque y la responsabilidad del momento de incertidumbre que atraviesa el organismo "no es de Uruguay", dijo hoy a medios de comunicación el ministro de Relaciones Exteriores, Rodolfo Nin Novoa.

El canciller señaló que Uruguay se apegó a las normativas del ente regional que estipulan que los mandatos del bloque duran seis meses y que la rotación de los mismos se hace en virtud del orden alfabético de los nombres de los Estados miembros, que son Argentina, Brasil, Paraguay, Uruguay y Venezuela.

El pasado viernes Uruguay anunció al resto de socios del Mercosur que finalizaba su mandato del bloque, pero no traspasó la presidencia al gobierno de Nicolás Maduro debido a la falta de consenso entre los Estados miembros sobre transferir el cargo a Caracas, debido a la situación política y económica de Venezuela.

Debido a esto, Paraguay, Brasil, Argentina y Uruguay, buscarán el jueves en una reunión en Montevideo cerrar la crisis abierta por la decisión de Venezuela de asumir la presidencia, sin descartar que se plantee la posibilidad de que ese mandato pase a Argentina, apuntó hoy el canciller paraguayo, Eladio Loizaga.

"Ahí vamos a definir cómo afrontar estos seis meses que vienen, quizá podemos ir revisando el protocolo de adhesión de Venezuela para subsanar esta situación de la presidencia y podría tranquilamente seguirse el orden alfabético y Argentina tomar la presidencia", dijo Loizaga a periodistas en paraguay.

Uruguay está dispuesto a aceptar una "conducción colegiada transitoria" del Mercosur, pero dejará claro que esa solución deberá ser aceptada por Venezuela para ser operativa.

La cancillería aceptó la idea argentina de realizar este jueves por la mañana una reunión informal entre los miembros. No se labrarán actas de lo conversado y la Secretaría Administrativa del Mercosur no dará apoyo logístico, porque para ser un encuentro oficial, Uruguay cree que debería ser convocado por Venezuela, ya que entiende que corresponde al país caribeño la presidencia pro témpore del bloque, explicaron a El País fuentes oficiales.

La reunión se desarrollará sin la presencia del gobierno de Maduro, afirmó Loizaga, quien a la vez reiteró que ese país no es apto para presidir el Mercosur ya que no se produjo el tradicional traspaso que se realiza la Cumbre de cancilleres y de jefes de Estado del bloque.

Polémica por decisión de Venezuela.

El viernes pasado, Venezuela comunicó al resto de países del bloque que asumía la presidencia, a pesar de que no se había realizado ningún tipo de acto, como una cumbre de jefes de Estado, protocolo habitual para el traspaso de la presidencia pro témpore, o comunicación al respecto por parte de los otros países.

Esto motivó las protestas de Argentina, Brasil y Paraguay, que dicen no reconocer la presidencia venezolana del bloque.

El ministro de Exteriores brasileño, José Serra, indicó este martes que esta es una situación inédita en los 25 años de historia del Mercosur y señaló que la decisión adoptada por Uruguay de dejar vacante la presidencia había causado "incertidumbre" en relación al funcionamiento del bloque.

"Uruguay cumplió estrictamente con las normas mercosurianas", defendió Novoa ante la prensa tras un acto en el Palacio Legislativo.

En ese sentido, recordó que su país convocó el pasado 15 de julio una reunión del Consejo del Mercado Común, principal órgano de decisión del Mercosur compuesto por los cancilleres y los ministros de Economía de los Estados parte, para el 30 de julio con la idea de abordar el tema, y subrayó que tanto Brasil como Paraguay anunciaron tres días antes de la misma que no acudirían.

"El lunes 27 de julio, dos países, Paraguay y Brasil, nos dijeron que no iban a venir y que no iban a estar representados. Por lo tanto, la responsabilidad no es del Uruguay, Uruguay cumplió al pie de la letra con toda la normativa mercosuriana para hacer el traspaso que le correspondía", aseguró Novoa.

Cabe recordar que en el momento en el que Uruguay comunicó que dejaba la presidencia señaló que, desde su punto de vista, "no existen argumentos jurídicos que impidan el traspaso de la presidencia pro témpore a Venezuela".

El canciller paraguayo consideró el anuncio de Venezuela como una "autoproclamación" y aseguró que Paraguay no reconoce la "presidencia de facto" que decidió asumir el Gobierno de Nicolás Maduro.

Argentina, por su parte, ha dicho que ningún país puede asumir la presidencia del Mercosur sin que haya habido un traspaso formal y ha propuesto una reunión de coordinadores para buscar una salida a esa situación, la cual tendrá lugar mañana en Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)