EXPECTATIVAS SON ALTAS

Uruguay pretende impulsar acuerdo del Mercosur con China

Francia e Irlanda imposibilitaron el TLC con Unión Europea.

Vázquez y Xi Jinping en la última China-Lac el año pasado en Tangshan. Foto: Reuters
Vázquez y Xi Jinping en la última China-Lac en Tangshan. Foto: Reuters

Las expectativas uruguayas en lograr acuerdos comerciales con China son altas. Todo el gabinete ministerial del presidente Tabaré Vázquez está trabajando con énfasis para que en 2018 se cierren negocios concretos entre ambos países.

El gobierno concluyó que el China-LAC, celebrado en Punta del Este semanas atrás, fue altamente exitoso. Allí, más de 700 empresarios y autoridades de gobierno chino llegaron con el mandato de hacer todos los esfuerzos para lograr entendimientos.

Por eso las autoridades locales se han entusiasmado con la firma de un tratado de Libre Comercio (TLC) con ese país, como alternativa al trancazo que se ha registrado esta semana por un convenio similar entre el Mercosur y la Unión Europea.

Este tema estará presente en la mesa de conversaciones durante la cumbre de jefes de Estado del Mercosur que se realizará a mediados de la semana próxima en Brasilia, donde asistirá Vázquez.

El mandatario ha logrado conformar un buen diálogo con su par argentino, Mauricio Macri, para reactivar el bloque sudamericano tras la salida de los Kirchner del gobierno del vecino país. Sin embargo para las negociaciones con China, no se ha logrado hasta el momento la voluntad política de Brasil.

Sin embargo, ahora la iniciativa surge como una alternativa al TLC con Europa. De todas formas la decisión uruguaya es trabajar a fondo para lograr los mayores acuerdos, con o sin el Mercosur.

Francia e Irlanda.

El jueves ambos países manifestaron "fuertes reservas" ante los líderes de la Unión Europea sobre el acuerdo de comercio que negocia el bloque con el Mercosur por el posible impacto sobre sus industrias de carne vacuna. Así lo indicó ayer el primer ministro irlandés, Leo Varadkar, según recoge la agencia EFE.

El mandatario irlandés explicó a su llegada a la segunda jornada de la cumbre que el asunto se abordó el jueves en un debate en el que España y Portugal expresaron su "entusiasmo" por ese acuerdo y defendieron que "beneficiaría a la UE políticamente y sería bueno en general para la economía".

Sin embargo, Francia e Irlanda expresaron "reservas" en relación en particular con el sector vacuno y alertaron del "fuerte impacto" que podría tener, no solo en la industria cárnica europea, sino también en ámbitos como la salud animal, el bienestar o la seguridad alimentaria, donde se plantean "preocupaciones".

La comisaria europea de Comercio, Cecilia Malmström, se mostró hace unos días en Buenos Aires "confiada" en que el acuerdo de libre comercio entre la Unión Europea (UE) y el Mercosur estará cerrado "en cuestión de semanas".

El pasado 8 de diciembre, la UE y el Mercosur cerraron en Bruselas una ronda de negociación en la que hubo un nuevo intercambio de ofertas comerciales sin mejoras en las ofertas europeas de acceso a la ganadería y el etanol, otro de los productos que generan más diferencias entre ambos bloques.

Las expectativas de Uruguay por lograr firmar un memorándum de entendimiento que dejara todo pronto para la concreción del Tratado de Libre Comercio eran altas. Sin embargo el resultado de la ronda no fue el esperado.

Tras la conferencia ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) celebrada esta semana en Buenos Aires, en la que tampoco se llegó a un acuerdo político, la vista está ahora puesta en la cumbre del Mercosur que tendrá lugar en Brasilia el 21 de diciembre, donde proseguirán las negociaciones.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)