OPOSICIÓN DENUNCIA GOLPE DE ESTADO

Uruguay en alerta por Venezuela

El gobierno manifiesta preocupación y la oposición denuncia un “golpe de Estado”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Las mujeres opositoras venezolanas marcharon en Caracas para rechazar la suspensión del referéndum revocatorio. Foto: Reuters.

Venezuela vive horas críticas. A la decisión del presidente venezolano Nicolás Maduro de suspender el referendo revocatorio impulsado por la oposición de ese país, se suman los fuertes rumores de disolución de la Asamblea Nacional.

El gobierno —junto a otros 11 países de América Latina— expresó su preocupación por la situación e instó al diálogo para una "salida pacífica".

"Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos de América, Honduras, Guatemala, México, Perú y Uruguay (...) expresan su profunda preocupación por la decisión adoptada por el Consejo Nacional Electoral de la República Bolivariana de Venezuela de postergar el proceso de recolección del 20% del padrón electoral requerido para activar el referéndum revocatorio", dice el texto de la resolución firmado por la Cancillería de Uruguay.

El diputado venezolano Daniel Antequera (Mesa de la Unidad Democrática) dijo ayer a El País que la suspensión del revocatorio, decidida por el Consejo Nacional Electoral, "refleja que en Venezuela ya no hay democracia y estamos viviendo una dictadura, donde los derechos humanos están siendo cuestionados". Además, comentó que "en este momento hay mucha tensión por rumores fuertes de disolución del Parlamento". Ante esto, llamó a que los organismos de integración regional tengan una "respuesta contundente que permita conservar la democracia".

En el Frente Amplio hay diferentes posiciones sobre lo que está sucediendo en Venezuela. El senador Rafael Michelini (Nuevo Espacio) dijo a El País que la situación que se vive en el país caribeño "es muy preocupante, porque la sociedad está muy polarizada, se desconoce a la Asamblea General y hay presos políticos".

A su vez, el diputado frenteamplista Gonzalo Mujica señaló a El País que la suspensión del revocatorio "es una barbaridad" y "arbitrariedad del régimen chavista (...) En estas horas manifiesto mi solidaridad con el pueblo venezolano", acotó.

Consultado el diputado del Movimiento de Participación Popular (MPP) Jorge Meroni, evitó hacer comentarios sobre el tema hasta que su sector lo analice el próximo lunes.

Golpe de Estado.

El senador Pablo Mieres (Partido Independiente) dijo a El País que en Venezuela "hay un gobierno de facto" y lamentó la tibia posición asumida por el gobierno del presidente Tabaré Vázquez en este tema.

"Lo que pasa en Venezuela es un golpe de Estado puro y duro; es muy triste que el gobierno solo exprese su preocupación. Creo que ya es tiempo de aplicar la cláusula democrática y suspender a Venezuela del Mercosur", sostuvo Mieres.

Una postura similar fue asumida por el Partido Nacional. "Venezuela y no es una democracia", dijo a El País el diputado nacionalista Pablo Iturralde, integrante del Parlasur. El legislador ya solicitó la convocatoria de la mesa del Parlamento del Mercosur para tratar como grave y urgente la situación.

Según dijo, se debe apostar al diálogo, porque la suspensión de Venezuela del Mercosur "no ayudaría al pueblo venezolano a salir de esta situación crítica". Más contundente aún, el secretario general del Partido Colorado Germán Cardoso opinó que en Venezuela "hay ruptura institucional y violación a la separación de poderes". Según publicó en Twitter, en este momento "se impone la aplicación de la cláusula democrática del Mercosur".

La "ofensiva" en américa latina.

La Vertiente Artiguista denunció ayer una "ofensiva antidemocrática" en América Latina que "atenta contra la voluntad de los pueblos expresada en las urnas". Según dicen, el gobierno de Dilma Rousseff es víctima de los "Golpes Blandos".

De todos modos, señalan que no se deben "soslayar los errores cometidos por parte de los gobiernos progresistas".

LOS PLANTEOS NACIONALISTAS.

Parlamento con Nin y Almagro.

El Partido Nacional anunció la convocatoria del canciller Rodolfo Nin Novoa al Parlamento por la posición que asumirá Uruguay en relación a la crisis de Venezuela.

"Queremos que Nin Novoa explique si se va a aplicar el protocolo de Derechos Humanos del año 2005 o el de Ushuaia y qué posicionamiento va a tener Uruguay con todo este tema", dijo a El País el diputado nacionalista Pablo Iturralde.

En tanto, el presidente de la Comisión de Asuntos Internacionales del Senado, Jorge Larrañaga, y el diputado Nicolás Olivera, promoverán una invitación conjunta para que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, visite el Parlamento uruguayo y exponga la visión del organismo sobre Venezuela. "Hay que llamar a las cosas por su nombre, en Venezuela hay una dictadura", opinó ayer Larrañaga.

En tanto, Almagro dijo que lo que sucede en el país caribeño es "un punto de inflexión" y se "deben tomar acciones concretas para defender la democracia" . El excanciller subrayó que "sólo las dictaduras despojan a sus ciudadanos de derechos, desconocen el legislativo".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º