siniestralidad vial

Unasev: en 2014 disminuyó un 5% la cantidad de fallecidos en accidentes

En menos del 7% de los conductores que participaron en siniestros se detectó presencia de alcohol en sangre, indica el informe de la Unidad Nacional de Seguridad Vial.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Espirómetro. Foto: Archivo de El País.

En 2014 murieron 538 personas en accidentes de tránsito en el país, esto significa un 5% menos de la cantidad de fallecidos en relación al año pasado. 

Hoy la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) presentó el Informe de Siniestralidad Vial 2014. En el caso de los fallecidos se trata de uno de los menores registros de los últimos 5 años, afirma la Unasev.

Gerardo Barrios, presidente de la Unidad Nacional de Seguridad Vial, destacó la disminución de la tasa de siniestralidad, pese al incremento constante del parque automotor. Parque vehicular aumentó un 4,9% en relación a 2013. Hay 2.088.351 vehículos empadronados. 

Durante el año pasado sucedieron 23.422 siniestros de tránsito; lo que implica un descenso del 1.5% respecto al 2013.

El descenso de siniestros y de fallecidos muestra que "la política que hemos construyendo está empezando a mostrar resultados y a nosotros nos doblega la apuesta". 

La tasa de mortalidad en siniestros viales, se ubica en Uruguay en un 15.6 cada 100.000 habitantes.

Los datos de fallecidos muestran que en 2014 se logró un descenso significativo de fallecidos en las rutas nacionales, superior al 10% respecto al 2013, aunque sin llegar a los mínimos del período.

Por su parte, en el caso de las ciudades y caminos departamentales la cantidad de fallecidos se mantuvo prácticamente igual al año anterior, evidenciando una estabilidad pero sin lograrse un descenso desde el 2011. 

Espirometrías.

De un total de más de 30.000 controles realizados a conductores que participaron en siniestros en todo el país durante el 2014, en el 93.4% de los casos se registró como resultado cero, es decir sin presencia de
alcohol en sangre.

Los datos corresponden a las espirometrías realizadas a los conductores que participaron en siniestros de tránsito en los que se registró al menos una persona lesionada. "Se trata de todos aquellos conductores a los que se le pudo realizar el examen en el lugar del siniestro, ya que en ciertos casos por la gravedad de las lesiones o por la urgencia del traslado hacia un centro de asistencia médica no resulta posible que el funcionario policial actuante realice el procedimiento", aclara la Unasev.

Eso implica que en menos del 7% de los conductores que participaron en siniestros se detectó presencia de alcohol en sangre. De ellos, un 0.9% tenía presencia de alcohol aunque menor al límite general de 0.3
gramos/litro que fija le Ley vigente, mientras que el restante 5.8% presentó valores superiores a dicho límite.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados