Inn content para pwc

"Los últimos resultados son positivos"

Se dieron a conocer los resultados del estudio Paying Taxes, que mide la facilidad para pagar impuestos en 190 países. Uruguay mejoró en dos de los tres indicadores.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Eliana Sartori, directora en PwC, experta en tributación internacional.

Una vez más Uruguay formó parte del informe Paying Taxes, que el Banco Mundial elabora anualmente en conjunto con PwC, y cuyos resultados se dieron a conocer en el día de ayer. Eliana Sartori, Directora de PwC explica algunas de las conclusiones a las que llegó el estudio, así como su utilidad para los distintos agentes económicos que interactúan con el sistema tributario, a nivel local e internacional.

—¿En qué consiste este estudio global sobre el pago de impuestos?
—El Paying Taxes es un informe que forma parte de un proyecto elaborado por el Banco Mundial denominado Doing Business, por el cual se busca medir la facilidad de hacer negocios en los distintos países, examinando 11 indicadores. Uno de estos indicadores es el Paying Taxes, que se diseñó para medir la facilidad del pago de los impuestos. Evalúa tanto la carga tributaria como administrativa para cumplir con los mismos. Al ser elaborado por el Banco Mundial, alcanza una diversidad de países, lo que lo hace único. Esta edición incluye datos de 190 economías a lo largo del mundo, permitiendo compararlas en distintas dimensiones. Esto genera también una cantidad de instancias de discusión entre empresas, gobiernos y la sociedad toda.

—¿ Y cuál es el propósito del estudio?
—A primera vista el estudio proporciona un conjunto de datos útiles que permiten comparar, por ejemplo, economías de una misma región a través de los distintos indicadores que contiene el informe. Pero más allá de facilitar esta comparación de los diversos regímenes fiscales del mundo, tiene objetivos más profundos. Entre éstos, proporcionar información para ayudar en la toma de decisiones de política fiscal, o convertirse en una herramienta que permite a través de la evaluación comparativa, identificar buenas practicas así como reformas en el ámbito fiscal que han dado buenos resultados.

—En este marco, ¿cómo hay que leer el puesto que ocupa un país en el ranking?
El puesto que ocupa un país en el ranking del Paying Taxes deriva de la performance de cuatro sub-indicadores: la tasa de impuesto total, el tiempo para cumplir con las obligaciones tributarias, el número de pagos de impuestos y por último un índice que se ha agregado en esta última edición del estudio, que evalúa dimensiones relativas a lo que sigue a la presentación, lo que se llama post filing.

¿Y cómo hay que interpretar el lugar que ocupa Uruguay en esta oportunidad, el puesto 113?
—Los últimos resultados son positivos. Si nos comparamos con el año pasado, se mejoró tanto en la reducción del tiempo para dar cumplimiento a las obligaciones tributarias —pasando de 277 a 271 horas—, como en la reducción del número de pagos de impuestos. Estos han descendido desde 31 a 20, esencialmente gracias a la implementación de nuevas tecnologías y aplicaciones. Hoy a través de herramientas informáticas y servicios online se puede hacer frente a prácticamente a todos los pagos a los que los contribuyentes están obligados. Por otro lado, la tasa total de impuestos se ha mantenido constante en alrededor de un 41% durante los últimos años. Con respecto al último indicador, la post-presentación, este es el primer año que se elabora, por lo que no incide en cómo evolucionamos en el ranking. Por eso, para nosotros, el puesto 113 de 190 muestra una evolución muy positiva, y hay que leerlo en ese sentido.

—¿Las mejoras que comenta se deben puramente a la aplicación de tecnología?

—No se deben sólo a esto, aunque ha sido un factor determinante. En este último tiempo se ha promovido el uso de los servicios online y aplicaciones informáticas por las distintas oficinas recaudadora, como la Dirección General Impositiva (DGI) o el Banco de Previsión Social (BPS). Antes la presentación de las declaraciones juradas y el pago de los tributos se hacían obligatoriamente en forma presencial. Hoy no es así. También se ha implementado gradualmente la facturación electrónica, y no nos podemos olvidar de la Ley de Inclusión Financiera, que concediendo beneficios tributarios ha promovido la instalación de terminales POS y de sistemas de facturación, expandiendo notoriamente la plataforma tecnológica del país.

—¿Cómo se posiciona Uruguay con estos números en América Latina?
—Podemos decir que se encuentra bien parado. El promedio de la tasa total de impuestos de los países de América Latina está en 52,3%, aproximadamente un 10% mayor que el guarismo que muestra Uruguay, que es de un 41%. Respecto de las horas incurridas en el cumplimiento de las obligaciones, también nos encontramos bien por debajo de la media de la región, que está en unas 564 horas. Más destacable todavía es la cantidad de pagos necesarios para cumplir con las obligaciones, un punto que Uruguay tenía en el debe. La exigencia de pagos electrónicos, sumado a lo que te mencionaba anteriormente, han reducido notoriamente la cantidad de pagos, y hemos quedado también por debajo del promedio de la región.

—Y en una perspectiva más amplia, ¿dentro de la tendencia global dónde nos encontramos?
—En base a todos los indicadores del estudio, los números de Uruguay se encuentran muy cerca del promedio mundial, y en algún indicador —como el número de pagos— estamos por debajo. La tasa total de impuestos promedio es de 40,6%, casi la de Uruguay, y el promedio mundial de horas incurridas para el cumplimiento asciende a 251, unas 20 horas menos que nuestro país. Además hay que ver los resultados del estudio en una perspectiva más amplia. En definitiva el fin último del estudio no es armar un ranking para que los países compitan, sino el desarrollo de una herramienta de utilidad para los gobiernos, empresas y demás intérpretes de la economía, que propicie la adopción de mejores prácticas sobre los sistemas impositivos, resultando en un beneficio para todos.

—¿Cómo es posible comparar 190 economías tan distintas a lo largo del mundo?
_—Bueno, para entender esto es clave conocer la metodología que se aplicó para el estudio. El informe considera una empresa estándar —“caso de estudio”—, cuyas condiciones son previamente estipuladas para que todos los países involucrados la analicen insertada en sus respectivas economías y sistemas tributarios. Se trata de una empresa de tamaño medio localizada en la ciudad con mayor actividad comercial del país, con 60 empleados y dedicada a producir y vender al por menor. Para una empresa de estas características en Montevideo, el análisis comprende desde impuestos a nivel nacional como el Impuesto a la Renta (IRAE), Impuesto al Patrimonio (IP), Impuesto al Valor Agregado (IVA) y las Contribuciones a la Seguridad Social (CESS), hasta la Contribución Inmobiliaria y la Patente de Rodados en el ámbito municipal, entre otros tributos.

La evolución de los indicadores

Tiempo para cumplir: Mide el tiempo de cumplimiento de los tres principales impuestos a los que se enfrenta una empresa: impuestos corporativos, impuestos sobre el trabajo y contribuciones sociales, e impuestos al consumo. Toma en cuenta el tiempo que requiere la preparación, la declaración y el pago para cada tipo de impuesto. En este rubro, Uruguay experimentó una mejora, reduciendo los tiempos de 277 a 271 horas.

Uruguay redujo los tiempos de 277 a 271 horas respecto al estudio anterior
Uruguay redujo los tiempos de 277 a 271 horas respecto al estudio anterior

Tasa global de impuestos: esta tasa mide el peso de todos los tributos soportados por la empresa, expresados como un porcentaje de los resultados comerciales, y excluyendo a los impuestos recaudados por la empresa pero que no son de cargo de la misma (como por ejemplo las retenciones). En Uruguay, esta tasa global se ha mantenido constante durante los últimos años, ubicándoe arededor de un 41%.c

Esta tasa se ha mantenido constante los últimos años, ubicándose cerca del 41%
Esta tasa se ha mantenido constante los últimos años, ubicándose cerca del 41%

Número de pagos: Este indicador mide mide la frecuencia con que las empresas deben declarar y pagar los distintos impuestos y contribuciones. Con respecto al año anterior, Uruguay redujo el número de pagos de 31 a 20, principalmente gracias a la implementación de tecnología. Hoy a través de distintas herramientas informáticas y servicios online, el contribuyente puede hacer frente a prácticamente todos los pagos.

Gracias a la tecnología Uruguay redujo el número de pagos de 31 a 20.
Gracias a la tecnología Uruguay redujo el número de pagos de 31 a 20.
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados