MSP publicará lista de quienes no blanqueen vínculos con los laboratorios

Ultimátum a médicos para declarar conflicto de interés

El Ministerio de Salud Pública (MSP) está dispuesto a divulgar la lista de los médicos que se niegan a firmar un documento para declarar si tienen o no relaciones laborales con algún laboratorio. 

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Cuatro de cada 10 médicos se niegan a declarar si tienen conflicto de intereses. Foto: AFP

En los últimos dos años, el 40% de los profesionales que pidieron por medicamentos para sus pacientes al Fondo Nacional de Recursos (FNR) se opusieron a poner su rúbrica en este papel.

El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, dijo a El País que primero se intimará a los directores de mutualistas y hospitales públicos a que pidan a sus empleados médicos que firmen el documento, luego se hará un nuevo relevamiento y tras esto se publicará la lista de los profesionales que se negaron.

"Algo hay que hacer. No queda otra alternativa, si no quieren firmar...", expresó Basso, que hace dos semanas firmó él mismo el documento que blanquea los vínculos con los laboratorios y que también intimó a todos los otros médicos que trabajan en el Ministerio a hacerlo.

Sobre las razones que llevan a muchos a no hacer la declaración, Basso aclaró que no quiere decir que todos estos tengan vínculos con laboratorios, sino que puede ser que se hayan sentido violentados por la disposición y que por eso no lo hicieron. "Igual, si no firman, se van a publicar sus nombres", recalcó el jerarca.

El abogado del MSP, Gúmer Pérez, dijo a El País que una vez finalizada la Semana Santa se pondrán a trabajar fuertemente en este tema.

La norma.

La ley N° 18.996 de noviembre de 2012 establece en su artículo 198 que "El Fondo Nacional de Recursos (FNR) exigirá de quienes se relacionen financiera o técnicamente con dicho organismo, la declaración de conflictos de intereses que puedan producirse en relación con la comercialización, producción, financiamiento o utilización de determinadas tecnologías, dispositivos, actos médicos o medicamentos".

Desde ese entonces se pide a los médicos que envían a un paciente con una receta al FNR que detalle sus vínculos con la industria farmacéutica en un documento que debe ser firmado; si no lo hacen, no se inicia el proceso para que el Estado financie el medicamento que se requiere.

Sin embargo, cuando los médicos se niegan, los directores de los centros de salud o algún otro jerarca de la institución lo hace y entonces el proceso sigue su curso.

Esta situación salió a la luz la semana pasada cuando el MSP dio cuenta de que desde que fue reglamentada la ley hasta inicios de este año, cuatro de cada diez médicos se negaron a hacer la declaración.

Los médicos.

Desde el Sindicato Médico del Uruguay (SMU), Gustavo Grecco, dijo a El País que el gremio está de acuerdo con que los profesionales declaren si tienen vínculos con los laboratorios. Advirtió que no tiene "nada de malo" mantener lazos con alguna empresa, que estas suelen pagar viajes, congresos e investigaciones, y que muchos profesionales cobran un sueldo de parte de ellas.

"Que hay gente que tiene vínculos con laboratorios es claro; pagan viajes, sueldos, investigaciones, se participa en congresos financiados por ellos... Esas cosas ocurren y está bien. Lo que está mal es que le paguen a alguien para que recete un medicamento, cosa que también ha pasado", denunció Grecco.

El dirigente del SMU manifestó que la norma sirve para "saber en qué lugar está parado cada uno". Y explicó: "si un médico que trabaja en un laboratorio hace una exposición sobre un medicamento de ese laboratorio, es probable que yo le crea la mitad de lo que dice".

Según Grecco, los lazos con los laboratorios son "algo que existe en todo el mundo, pero también en todo el mundo los códigos de ética regulan el relacionamiento de la industria farmacéutica con los médicos. Este relacionamiento no tiene nada de malo, está laudado, pero hay que declararlo".

"Cuando vamos a los congresos y hay un expositor nacional o internacional, lo razonable es que antes de que empiece a hablar diga: tengo un conflicto de interés con tal laboratorio y esto está financiado por tal. Nadie se horroriza por eso", remarcó.

Sin embargo, el representante del SMU manifestó que los médicos no tienen claro la finalidad de este documento ni si este es obligatorio o no, y que muchos de ellos por eso es que no firman.

"En Uruguay si no es obligatorio la gente no firma", precisó Grecco. También sostuvo que el MSP necesita poner en claro sí hay sanciones para el que no lo haga y qué hace con la información que recolecta.

Sobre la posible publicación de la lista de los médicos que no firmen Grecco manifestó que se analizará si los profesionales se ven vulnerados en sus derechos.

Desde el Colegio Médico, en tanto, el integrante de la Comisión Asesora de Bioética, José Minarrieta, dijo a El País que "este tema en particular no ha sido analizado", pero de todas formas advirtió que es recomendable que los médicos declaren si tienen o no una relación laboral con laboratorios.

En un comunicado emitido la semana pasada, el Colegio recomendó "a sus colegiados que consideren la realización de una declaración de conflicto de intereses toda vez que el profesional médico se encuentre incidiendo en la situación objetiva". Minarrieta dijo que esto no corre solo para los medicamentos, sino también con el uso de las nuevas tecnologías para tratamientos médicos.

En alerta.

Cuando fue reglamentada la ley, el director del FNR, Alarico Rodríguez, declaró a El País que "hay muchas sospechas e incluso certezas de que hay solicitudes de tratamientos o medicamentos que tienen un conflicto de intereses por parte de quien solicita".

El jerarca, además, puso un ejemplo: "Si un médico va a pedir que a un paciente se le haga un cateterismo en determinado IMAE, se tiene que declarar un conflicto de intereses si él es quien hace el cateterismo en ese centro. Lo mismos con la medicación. A nosotros suelen pedirnos una marca concreta y si hay un vínculo con ese laboratorio se tiene que saber".

El País intentó comunicarse nuevamente ayer con el FNR, pero sostuvo que el tema ya estaba en manos de Basso, quien por ser el ministro es también el presidente del Fondo.

Eligen a nuevos directores.


El ministro de Salud Pública, Jorge Basso, empezó a recibir la semana pasada por parte de los partidos políticos de cada departamento los nombres de los posibles nuevos directores departamentales de Salud.

"Este es un cargo político, por eso es que pedimos a los representantes de cada departamento que nos envían por lo menos dos nombres, para luego nosotros elegir; ya estamos trabajando en eso", contó el ministro a El País.

Desde algunos departamentos llegaron más nombres y la cartera ahora se dispone a estudiar las propuestas para luego tomar una decisión.

Los directores departamentales se crearon en el marco de un plan de descentralización y son, además, la línea directa que tienen los usuarios para hacer llegar cualquier tipo de queja sobre un prestador a la cartera de Salud Pública. Sus nombres, sus correos electrónicos y sus teléfonos se difunden a través del sitio web de la secretaría de Estado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados