ASALTOS

Tres asaltos y un intento de robo

Veinticinco personas reducidas en rapiñas por seis delincuentes.

Los delincuentes fueron captados en el momento del asalto al local de pagos de Progreso. Foto: El País
Delincuentes captados en el momento del asalto al local de pagos de Progreso. Foto: El País

Cuatro delincuentes llegaron ayer en dos motos a un local de cobranzas ubicado en las calles Artigas y Florida, en Progreso, Canelones. Dos de los asaltantes ingresaron al comercio armados y redujeron a las diez personas que había en el lugar, entre empleados y clientes. Mientras uno exigía el dinero de las cajas, el otro hacía lo mismo en el hall de atención al público.

Uno de los clientes debió ser trasladado a la Médica Uruguaya ya que recibió un culatazo en la cabeza; el guardia de seguridad, que no portaba arma de fuego, sufrió golpes en las costillas y también debió ser llevado a un centro asistencial.

Si bien falta confirmar el monto exacto, fuentes consultadas señalaron que se llevaron entre $ 1.500.000 y $ 2.000.000.

Horas antes la Policía había sido notificada de un intento de robo en otro local de cobranzas ubicado en San Martín y Antonio Machado, en el barrio Reducto, por una banda integrada con cinco delincuentes.

Llegaron vestidos con mamelucos, según relató a El País un testigo, y con un marrón con el que intentaron romper el blindex.

Al retirarse, por no poder concretar el asalto, efectuaron un disparo en la calle. Los delincuentes se fugaron en un auto Chevrolet gris que había sido parado contra mano en la calle Antonio Machado.

Otra rapiña ocurrió en un almacén ubicado en Lindoro Forteza y Avenida Ocho de Octubre (Unión). Cuando el dueño del lugar se disponía a preparar el dinero para pagarle a un proveedor, ingresó un desconocido el cual lo agredió físicamente y le sustrajo la recaudación. Luego de cumplido su cometido, el individuo huyó hacia la calle Cabrera donde lo aguardaba otra persona en un furgón para huir.

Estación de servicio.

Dos asaltos en tres días sufrió una estación de Servicio ubicada en Malvín Norte.

Pasaron siete meses sin que la estación de Servicio de Camino Carrasco y Cambay fuera asaltada debido a la presencia policial en la cuadra, perteneciente al equipo del Programa de Alta Dedicación Operativa.

Según testigos, días atrás la vigilancia se corrió unas cuadras y esto provocó que volvieran a rapiñar el local. El martes 26, un solitario delincuente apareció corriendo y fue derecho al pistero amenazándolo y llevándose el dinero. Fugó por la calle Cambay y subió a una moto donde lo esperaba un cómplice. El jueves 28, dos delincuentes en moto sorprendieron a otro pistero mientras despachaba combustible. Uno de ellos encañonó al pistero. Luego huyeron con el dinero.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)