AVANCE LENTO DE LA DIGITALIZACIÓN

Solo el 34% de trámites está en línea

Vázquez pidió que, para 2020, toda gestión ante la Administración Central esté online

Dicen que en Uruguay el tiempo corre más lento. Más aún cuando media hora antes de que abra una oficina pública hay una treintena de personas agolpadas en sus puertas, a la espera del mejor turno. O cuando el empleado público anuncia desde su mostrador: "Espere un momentito, ya lo vamos a atender". Dicen también que al presidente Tabaré Vázquez le enerva esa ineficacia y que decretó que la totalidad de los trámites de la Administración Central se puedan hacer en línea antes de que termine su mandato. Pero hoy, cuando su gobierno está más cerca del fin que del arranque, solo un tercio de los trámites puede hacerse por completo en internet.

Basta un simple prorrateo para darse cuenta que, a este ritmo, será imposible cumplir el objetivo. Sin embargo, Karime Ruibal, directora de Servicios Digitales y quien tiene el liderazgo del proyecto, no tiene dudas: "Se llegará".

Sucede en los partidos de fútbol: una vez que se abre el marcador, es más sencillo alcanzar una goleada. Y como la Agencia de Gobierno Electrónico (Agesic) ya capacitó al personal, implementó la tecnología y consiguió las modificaciones jurídicas necesarias, Ruibal y su equipo confían en que los 1.630 trámites de la Administración Central se podrán hacer 100% en línea en 2020.

Quien la tiene más complicada es el Ministerio de Ganadería. A esta altura, solo uno de cada diez de sus trámites está disponible en línea. A la inversa, el Ministerio de Turismo ya llegó a la meta y solo le resta seguir mejorando la eficacia del sistema informático.

"Hay organismos que trabajan con muchos programas, no necesariamente trámites directo al público, y, por tanto, su mejora en la informatización no se ve reflejada en un alto porcentaje de trámites en línea", explicó Ruibal.

Eso, y el tipo de público con el que trabaja, explican que el Mides sea el segundo ministerio peor ubicado: solo se pueden gestionar por internet el 19% de sus trámites. La justificación no convence a los más críticos, quienes sostienen que se trata del ministerio más joven y que tendría que "tener menos vicios del sistema".

Estonia es el país "más digital del mundo". Casi todos los servicios estatales —no solo de la Administración Central— se pueden gestionar online. Su éxito, según los académicos, se debió a la combinación de dos elementos: la visión política y la juventud de un país que logró la independencia definitiva recién en los años 90.

Si bien Uruguay no es un país joven, corre con la ventaja de que la digitalización está alcanzando a toda su sociedad. Entre la expansión de los teléfonos inteligentes, las tabletas del Ibirapitá y las computadoras del Plan Ceibal, se estima que el 88% de la población es usuaria de internet, según el Perfil del Internauta Uruguayo.

"El gobierno está convencido de que los trámites en línea son un ahorro para la Administración y para el ciudadano; al menos de dos boletos por vez", señaló Ruibal. Es por eso que "se apuesta a este cambio" que tiene un costo de US$ 2,5 millones al año.

Si el Estado fuera una empresa, la mudanza hacia los trámites online permitiría el ahorro de salarios o bien la posibilidad de destinar esos recursos humanos a tareas más productivas. Conrado Ramos lo resume con un término técnico: "reingeniería de procesos".

Cuando era el subdirector de la OPP por el Frente Amplio, Ramos promovió la modernización del Estado. Sus críticas a la burocracia, el exceso de funcionarios públicos en algunas áreas y la falta en otras (como la fiscalización), lo alejaron de la fuerza de gobierno y lo llevaron al Partido Independiente.

La digitalización, según Ramos, tiene dos propósitos: por un lado, "mejora la relación del ciudadano con el Estado, le ahorra tiempo y dinero". Por otro, "permite simplificar procesos, ver dónde sobra gente y dónde falta".

Ruibal aclaró que "la intención del gobierno no está puesta en la eliminación de puestos de trabajo, sino en mejorar el funcionamiento". Pero, para Ramos, "una cosa no va en contra de la otra: es tema de voluntad".

En este sentido, el exintegrante de la fórmula presidencial del Partido Independiente dijo que "no es lógico que haya trámites que tengan fecha de vencimiento". Y puso como ejemplo que las partidas de nacimiento tienen validez por unos meses, cuando uno nace solo una vez.

el fin de los duplicados

Ciudadanos, no cadetes del Estado

Cuando Tabaré Vázquez asumió su segundo mandato, había 188 trámites duplicados en distintos ministerios. O, pero aún, había oficinas que le pedían al ciudadano que presentara un documento del Estado para obtener otro documento del Estado. El caso más típico era la necesidad de sacar por cuenta del usuario el certificado de buena conducta para tramitar el pasaporte.

Lo primero que se hizo fue acabar con eso, contó Karime Ruibal, directora de Servicios Digitales de la Agesic. "Hoy un organismo del Estado no le puede exigir que presente un documento que ya lo tiene internamente el propio Estado". Y esto vale también para las partidas y los Permisos del Menor.

Solo en el último trimestre, se iniciaron más de 21.500 trámites de Permisos del Menor de Edad. El Ministerio del Interior, que es la cartera de la cual depende la expedición de este documento, también es el responsable del segundo trámite con más demanda: el Certificado de Antecedentes Judiciales (17.138 entre octubre y diciembre). El Ministerio de Educación, por las partidas y la adopción, está entre los más demandados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)