josé mujica

No se traen más refugiados por "inconsistencia de política" de EEUU

El expresidente se refirió a las afirmaciones del canciller uruguayo en las que dijo hoy que "es definitivo" que Uruguay no acogerá a más presos de Guantánamo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Mujica y Topolansky en la marcha en apoyo a Venezuela. Foto: Leonardo Carreño

El expresidente de Uruguay, José Mujica opinó hoy que "la inconsistencia de la política norteamericana" puede ser un motivo por el que el nuevo gobierno uruguayo de Tabaré Vázquez haya rechazado acoger en el país a más exreos del penal de Guantánamo en calidad de refugiados.

En declaraciones a EFE, Mujica se refirió a las afirmaciones del canciller uruguayo, Rodolfo Nin Novoa, en las que dijo hoy que "es definitivo" que Uruguay no acogerá a más presos del penal estadounidense de Guantánamo, como hizo Mujica, que recibió en diciembre de 2014 como refugiados a seis reos de ese penal.

Tras añadir que "no había acuerdo de traer más", Mujica consideró que si el Ejecutivo de Tabaré Vázquez rechaza recibir a más exreclusos "puede tener sus motivos", como es, a su juicio, "la inconsistencia de la política norteamericana".

"No van a venir más presos de Guantánamo. Eso es definitivo", dijo Nin Novoa.

El expresidente hizo estas afirmaciones durante su participación en una multitudinaria marcha en el centro de Montevideo por "la paz en América Latina" y "en solidaridad con el pueblo de Venezuela", en la que se impulsó además una recogida de firmas para pedir al presidente de EEUU, Barack Obama, la derogación del decreto por el que se considera a Venezuela una "amenaza inusual y extraordinaria" para la seguridad estadounidense.

"No se puede entender por qué le piden cuentas a Venezuela cuando en las Naciones Unidas hay un montón de naciones que tienen mucho más pedidos por derechos humanos, empezando por EE.UU, que es el que tiene récord".

El actual senador añadió que el país norteamericano "tiene prisioneros políticos de hace 34 años, sin hechos de sangre y nadie le pide cuentas. En Guantánamo no hay jueces, no hay fiscal no hay nada. Entonces es medio rostro de piedra todo esto".

La llegada de seis hombres -cuatro sirios, un tunecino y un palestino-, contra los que nunca se presentaron cargos y considerados de bajo riesgo, se produjo el pasado 7 de diciembre y respondió al compromiso de Mujica de colaborar con su homólogo estadounidense Barack Obama en el programa de cierre de Guantánamo, un penal para acusados de terrorismo situada en la base que EE.UU. tienen en territorio cubano.

"Hemos ofrecido nuestra hospitalidad para seres humanos que sufrían un atroz secuestro en Guantánamo. La razón ineludible, es humanitaria", argumentó Mujica dos días antes de la llegada de los refugiados -cuatro sirios, un tunecino y un palestino-, que fue desde el inicio de su trámite duramente criticada por la oposición.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados