acuerdo

TPP tomó como ejemplo a Uruguay para regular "ataques" de tabacaleras

Los casos de Australia y Uruguay, que actualmente enfrentan demandas de tabacaleras, "han sido fundamentales" para que se tome la decisión por parte del TPP de"proteger las medidas de control del tabaco contra los ataques de la industria tabacalera" y que éstas no puedan "llevar a los países ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI)".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Educar en prevención tiene resultados

El Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP por sus siglas en inglés) que se aprobó recientemente entre Estados Unidos y otros 11 países, entre los que no se encuentra Uruguay, "protegerá las medidas de control del tabaco contra los ataques de la industria tabacalera y éstas no podrán llevar a los países ante el Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones (CIADI). Así lo expresa un comunicado emitido hoy por el Centro de Investigación para la epidemia del Tabaquismo (CIET Uruguay).

Y señalan el caso de Philip Morris contra Uruguay ante el CIADI fue clave para esta resolución: "Los casos de Australia y Uruguay, que actualmente están enfrentando demandas de multinacionales tabacaleras en relación a tratados de inversión o ante tribunales internacionales, han sido fundamentales para que se tome esta decisión por parte del TPP".

El TPP define “la inclusión de una disposición que protege el derecho de las naciones participantes a adoptar medidas de salud pública para reducir el consumo de tabaco y evitar que las empresas tabacaleras puedan utilizar el TPP para lanzar ataques legales contra estas medidas”, sostiene parte de un comunicado emitido ayer por las organizaciones estadounidenses Campaña para Niños Libres de Tabaco(CTFK), la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), la Asociación Americana del Corazón (AHA) y la Asociación Americana del Pulmón,(ALA).

“Si Australia y Uruguay no tuviesen razón en las medidas aplicadas o estas fuesen desproporcionadas, injustificadas o discriminativas, esta resolución del TPP seguramente no hubiese existido”, manifestó Eduardo Bianco, presidente del CIET Uruguay.

En el año 2011, Philip Morris cerró su planta en Uruguay alegando que "las medidas regulatorias e impositivas extremas implementadas" causaron "un cambio en la dinámica del mercado, ya que parte del volumen de los fabricantes legales se ha trasladado a operadores ilegales", según un comunicado emitido entonces.

La tabacalera considera que Uruguay violó un tratado de inversiones con Suiza, donde tiene su sede, al prohibir la venta de los productos de tabaco en diferentes presentaciones.

Además, en la demanda se rechazan las normas que pasaron a obligar que los paquetes de cigarros contengan imágenes que ocupen el 80 por ciento de su espacio visual para advertir del riesgo de fumar.

El juicio abierto por la multinacional contra Uruguay es considerado a nivel internacional como un caso emblemático ya que por primera vez se llevó a cabo una acción judicial por la supuesta vulneración de los derechos de propiedad intelectual de una empresa, basados en un acuerdo de protección recíproca de inversiones.

La Organización Mundial de la Salud ratificó en noviembre de 2014 su apoyo al país en el litigio.

A continuación el comunicado completo del CIET Uruguay:


El acuerdo comercial del Trans-Pacífico (TPP) protegerá las medidas de control del tabaco contra los ataques de la Industria Tabacalera y estas no podrán llevar a los países ante el CIADI.

El caso de Philip Morris contra Uruguay ante el CIADI (Centro Internacional de Arreglo de Diferencias relativas a Inversiones) fue clave para esta resolución.

En un comunicado lanzado ayer por las organizaciones estadounidenses Campaña para Niños Libres de Tabaco(CTFK), la Sociedad Americana del Cáncer (ACS), la Asociación Americana del Corazón (AHA) y la Asociación Americana del Pulmón,(ALA) se señala como acontecimiento histórico para la Salud Pública el hecho que el Acuerdo Comercial Trans-Pacífico (TPP, por sus siglas en inglés, que agrupa a Estados Unidos y otros 11 países del área del Pacífico, haya definido la inclusión de una disposición que protege el derecho de las naciones participantes a adoptar medidas de salud pública para reducir el consumo de tabaco y evitar que lasempresas tabacaleras puedan utilizar el TPP para lanzar ataques legales contra estas medidas.

Esta disposición es un paso fundamental para poner fin al creciente uso abusivo de acuerdos comerciales por parte de la industria del tabaco para desafiar las medidas de control del tabaco en todo el mundo, al tiempo que establece un fuerte precedente para otros acuerdos comerciales y respalda los esfuerzos para combatir la epidemia mundial de tabaquismo que mata más de 6 millones de personas cada año.

La exclusión de la Industria Tabacalera del capítulo de inversiones del TPP, es vista como unamedida de seguridad necesaria y apropiada, dada la conducta de la industriatabacalera y la naturaleza particularmente nociva de los productos del tabaco. Los productos del tabaco son los únicos productos de consumo humano que matan al consumidor, aunque se utilicen tal está previsto.

Se estima que mil millones de personas morirán en este siglo a causa del tabaco, a menos que los gobiernos implementen políticas eficaces para su control. Existe consenso mundial de que las naciones deben actuar aplicando el primer tratado internacional de salud pública, el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco (CMCT), el que ha sido ratificado por 179 países y la Unión Europea.

La industria del tabaco está luchando contra el CMCT iniciando - o amenazando con iniciar - costosos litigios comerciales internacionales con el objetivo de doblegar a los países en su intento de aplicar medidas efectivas de control del tabaco. Elobjetivo es claro: intimidar a los gobiernos y llevarlos a la inacción.

Los casos de Australia y Uruguay, que actualmente están enfrentando demandas de multinacionales tabacaleras en relación a tratados de inversión o ante tribunales internacionales, han sido fundamentales para que se tome esta decisión por parte del TPP.

Esto, a su vez, constituye un claro reconocimiento del uso abusivo de los acuerdos comerciales entre países que están realizando las multinacionales tabacaleras para oponerse a las medidas de control del tabaco aplicadas por los países.

“Si Australia y Uruguay no tuviesen razón en las medidas aplicadas. O estas fuesen desproporcionadas, injustificadas o discriminativas, esta resolución del TPP seguramente no hubiese existido”, manifestó el Dr. Eduardo Bianco, Presidente del Centro de Investigación para la Epidemia de Tabaquismo del Uruguay (CIET).

“Esta disposición no afectará el comercio de la hoja de tabaco. Se centra en la prevención del abuso del sistema de comercio internacional por parte de las multinacionales tabacaleras y enfrenta las acciones de estos fabricantes, no la de los productores. Es una vergüenza que las compañías tabacaleras se escondan detrás de los cultivadores de tabaco para disimular su propio comportamiento ilícito y abusivo”, manifiesta el comunicado de CTFK, ACS, AHA y ALA.

Pero hasta que el acuerdo del TPP no sea finalizado, la industria tabacalera y sus aliados van a hacer todo lo posible para vencer o debilitar esta disposición que protege las medidas de control del tabaco.

Centro de Investigación para la epidemia del Tabaquismo.
.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)