MEDIDAS EN EL CORREO PUEDEN AUMENTAR

10 toneladas de paquetes sin repartir por conflicto

Sindicato del Correo evalúa afectar toda la correspondencia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El gremio pide que pasen a ser consideradas como salario las partidas variables. Foto. M. Bonjour

El sindicato del Correo, embarcado en un prolongado conflicto con la dirección de la empresa postal que ya llevó a que se hayan acumulado diez toneladas de paquetes y encomiendas sin distribuir, realizará la semana próxima una asamblea en la que se podría decidir la extensión del conflicto y la afectación de la distribución de correspondencia simple y de la moderna planta logística que opera con clientes empresariales.

También está afectado el registro de consumidores de cannabis que la ley establece que debe realizarse en las oficinas de la Administración Nacional de Correos. que no pudo comenzar.

Tampoco se atiende en ventanillas.

Juan González, presidente del sindicato, dijo a El País que el gremio plantea la "salarización" de diferentes partidas (que los trabajadores cobran a veces sí y a veces no) y la mejora salarial del personal que trabaja en los locales comerciales para equipararlo con el resto de empleados del servicio. El sindicato está dispuesto a que el proceso sea gradual, pero quiere comenzarlo cuanto antes.

El conflicto comenzó el 27 de septiembre pasado como consecuencia del fracaso hasta ese momento de las conversaciones para renovar el convenio colectivo que venció el pasado 31 de diciembre. No se realizan horas extras, no se envían encomiendas al exterior y no se aceptan cartas certificadas.

González señaló que "es como si fuéramos destajistas y el cobro de partidas variables está sujeto a decisiones comerciales por lo que se ven perjudicados nuestros ingresos" y eso es lo que el sindicato pretende modificar mediante la salarización. Si bien el sindicato está negociando con el directorio, el ritmo es lento y se planea un "agravamiento considerable" que puede ser un paso previo a la detención total de actividades, advirtió González.

El sindicato quiere, además, que se terminen las tercerizaciones y las contrataciones "a dedo" que suponen una erogación mensual de un millón de pesos al mes y terminar con las restricciones al ingreso de personal ya que hoy de cada tres vacantes solamente se cubren dos. El correo estatal tiene hoy 1.920 funcionarios y, por ahora, son suficientes para cubrir los servicios, pero la plantilla está envejecida y necesita incrementarse, señaló González.

La cantidad de funcionarios se reduce en cinco o seis personas al mes. El sindicato también reclama inversiones para no perder participación de mercado y una jornada de trabajo de 40 horas semanales.

"Nosotros somos un sindicato muy especial que cuando larga, larga, porque estamos muy cascoteados. Históricamente ha habido una mala gestión porque acá vienen los políticos frustrados y eso ha sido así en todos los gobiernos. A nadie le interesa el correo, nadie sabe nada del correo. Solo somos noticia cuando hay conflicto. El Correo tenía una red de cobros y pagos. Era una red como Abitab y Redpagos, pero el Correo nunca invirtió y lo abandonó", sostuvo González. La presidente del correo, Solange Moreira, "está lejos de los trabajadores", dijo.

Empresa subsidiada que debe competir.

La empresa postal del Estado es deficitaria y recibe un subsidio que en los últimos años se ha estabilizado. El presidente del sindicato del Correo, Juan González, explicó que "somos por demolición la empresa del Estado sometida a una mayor competencia, pero tenemos la mitad del negocio postal, la otra mitad la tienen todos los privados sumados. Somos los mejores en lo que hacemos", aseguró el dirigente.

El correo estatal distribuye alrededor del 30% de las facturas de UTE, OSE y Antel. "La empresa no tiene un rumbo definido. Nosotros somos los más interesados en que se levante el conflicto", señaló González. A su juicio, no es atribuible al sindicato la demora en implementar el registro de los consumidores de cannabis en farmacias aunque especuló que quizás "al gobierno le vino bien" la medida gremial para disimular las demoras en la implementación de la ley que legalizó el consumo de la marihuana.

El directorio argumenta que hay "restricciones económicas" para atender los reclamos del sindicato, dijo González. Agregó que el directorio de la empresa no negocia directamente y lo hace a través de asesores.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)