DEMANDAS POR INCENDIO

Toledo: reclamarán US$ 500.000 a dueños de fábrica incendiada

Por lo menos dos familiares de las víctimas presentaron denuncias penales.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Bomberos informó que incendio se provocó tras explosión en una fábrica. Foto: G. Pérez

Dos denuncias penales y una demanda civil por más de US$ 500.000 contra los dueños de la fábrica de pirotecnia de Toledo, incendiada el 25 de octubre pasado, serán analizadas por la Justicia Letrada de esa localidad de Canelones. Las acusaciones fueron presentadas por familiares de dos de los cuatro muertos en el siniestro.

En la tarde de ayer, parientes de uno de los jóvenes fallecidos concretaron los últimos detalles de una denuncia penal por eventual homicidio culpable en el estudio del abogado penalista, Víctor della Valle.

El artículo 314 del Código Penal refiere a dicha figura: "El homicidio culpable será castigado con seis meses de prisión a ocho años de penitenciaría. La aplicación del máximo se considerará especialmente justificada —salvo circunstancias excepcionales— cuando de la culpa resulte la muerte de varias personas o la muerte de una y la lesión de varias".

El estudio Della Valle, en representación de los padres y la abuela de una de las víctimas, también iniciará una demanda civil por más de US$ 500.000 contra los propietarios de la fábrica de pirotecnia incendiada en reclamo de daño patrimonial y moral y lucro cesante. "Es obvio que hubo negligencia por parte de los propietarios de la fábrica de pirotecnia. La pólvora estaba esparcida por el suelo y se barría con escobas", señaló a El País un allegado a una de las familias demandantes.

El incendio comenzó a las 15:00 horas del 26 de octubre pasado en el depósito de fuegos artificiales ubicado en el kilómetro 1 de Camino del Andaluz, a poca distancia de Toledo, Canelones.

En el lugar donde se originó el fuego había cinco personas. Tres jóvenes de 21, 22 y 27 años fallecieron carbonizados. Una cuarta víctima, de 26 años, murió tres días más tarde en el Centro Nacional de Quemados (Cenaque). Un quinto hombre se salvó de quedar atrapado dentro del lugar porque justo en el momento del incidente decidió ir al baño.

Al día siguiente del incendio, el director de Bomberos, Leandro Palomeque dijo a El País: "Acá lo que está claro es que existió una fuente de calor dentro del depósito, que es la que generó una deflagración; esto significa que no es simplemente un fuego, sino que es algo parecido a una explosión que toma el lugar por completo".

Sin habilitación.

El lunes 14, el estudio del abogado penalista Oscar Goldaracena presentó una denuncia penal en el Juzgado Letrado de Toledo por "posible homicidio culpable". El profesional actuó en representación de la pareja de la persona que falleció en el Cenaque.

El parte policial del incidente, que fue adjuntado a la denuncia penal elaborada por Goldaracena, expresa que la Policía no pudo ingresar al galpón porque éste estaba totalmente envuelto en llamas.

El escrito, al que tuvo acceso El País, señala que testigos relataron que la puerta de la fábrica de pirotecnia era corrediza, de metal y estaba como "abollada hacia afuera". Agrega que varias personas trataron de abrirla pero no pudieron, por lo que "optaron por tomar una columna de hormigón y hacer palanca. Sacaron a uno de los trabajadores (nuestro familiar) y vieron los cuerpos quemados de los otros tres trabajadores".

El parte policial señala que el Instituto Técnico Forense (ITF) debió realizar estudios de ADN para identificar a dichas víctimas. "Si bien ignoramos la causa de la explosión y el resultado de las actuaciones dispuestas por la sede penal, las autoridades de la Dirección Nacional de Bomberos han manifestado públicamente que el depósito de fuegos artificiales no tenía habilitación de Bomberos y si no contaba con tal habilitación no debería haber estado funcionando", señala Goldaracena.

Agrega: "Es obvio que, si la empresa ocupaba trabajadores en un lugar con explosivos que no tenía habilitación de bomberos, habría incurrido en una conducta ilícita".

El abogado aludió a un comunicado del Ministerio de Trabajo que calificó el incendio como el "más grave" accidente de trabajo sucedido este año. También recuerda un comunicado de la Intendencia de Canelones donde informa que la comuna "no ha otorgado la habilitación comercial" al depósito de fuegos artificiales, ya que es un requisito previo que esté finalizado el trámite de habilitación por parte de Bomberos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados