INSEGURIDAD

Tiroteo y heridos tras robo en Géant: se llevaron al menos $ 18 millones

Acribillaron a tiros el frente del comercio que se encontraba lleno de gente. Los delincuentes lograron llevarse al menos $ 18 millones.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lugar: la escena parecía salida de una película. Foto: Fernando Ponzetto

Al menos cinco hombres fuertemente armados ingresaron ayer en el centro comercial Géant de Parque Roosevelt. Los delincuentes hirieron a tres guardias de seguridad.

El hecho ocurrió sobre las 20:30 horas de ayer lunes, cuando el local estaba "lleno de gente", según narraron quienes vieron el intenso intercambio de disparos entre los guardias de una remesa de Prosegur y los ladrones.

Esta mañana, el departamento de Prensa de Jefatura de Canelones confirmó a El País que los delincuentes lograron llevarse $ 18 millones.

Por su parte, el jefe de Policía de Canelones, Gustavo Fernández, agregó a El Observador que los hombres también se llevaron, aparte de los pesos, unos y US‎$ 70 mil.

Los hombres armados, de los cuales aún la Policía no sabe con exactitud si eran cinco o seis, bajaron de una camioneta blanca, marca Hyundai, con escopetas y armas automáticas en sus manos. Algunos de ellos, tenían chalecos antibalas.

"Se bajaron y lo primero que hicieron fue empezar a tirarle a los de Prosegur, no dijeron nada y ya estaban disparando", contó Germán a El País, que miraba azorado la escena. Había casquillos de balas esparcidos por todas partes en el estacionamiento.

Más de 30 impactos de bala fueron contabilizados en los enormes ventanales de los comercios que dan a la parte del estacionamiento.

También había huellas de los proyectiles en el camión de la remesa y en una camioneta que había sido estacionada hacía pocos segundos.

"Yo estacioné ahí y me fui, ya había entrado a hacer compras y para no estar con las bolsas en las manos las puse en la camioneta, ni bien entré con mi esposa porque queríamos recorrer un poco, empezamos a sentir los tiros", relató Johny, el dueño del vehículo que quedó con varios impactos de bala en uno de sus costados.

La gente comenzó a correr y a gritar. Las detonaciones de las armas largas sonaban tan fuerte que los clientes pensaron que estaban queriendo robar del lado de adentro. "Muchos lloraban y se tiraban al piso; yo atiné a agarrar a una señora que estaba con una bebé y la resguardé abajo de la mesa", explicó Daniel, que trabaja en uno de los locales que se encuentra adentro .

En un comunicado emitido este martes, Prosegur, la empresa de seguridad a cargo del operativo, señaló que el incidente comenzó cuando "un guardia de la empresa trasladaba una remesa de unos 30 kgs en un carro de transporte desde el interior del centro comercial hacia el camión blindado", y confirmó que los disparos ocurrieron desde fuera del lugar.

Se realizó una "contención limitada", respondiendo el fuego un solo guardia.

El camión blindado de Prosegur recibió al menos 15 impactos de bala que "no experimentó alteraciones que pudieran comprometer la vida de sus ocupantes".

Enfrentamiento.

Los clientes que estaban en la parte del estacionamiento se cubrieron como pudieron. Atrás de los autos, de las columnas o incluso en las garitas de seguridad que se encuentran dispuestas allí.

Uno de los custodios de la remesa, que se encontraba en la puerta de la camioneta de Prosegur, optó por enfrentar a los delincuentes. El hombre agarró su escopeta y emprendió a tiros contra los ladrones que pretendieron llevarse las bolsas con dinero que se encontraban dentro del vehículo.

Disparó tantas veces como pudo, pero en ningún momento divisó si realmente hirió a alguno de los bandidos. Algunos guardias de seguridad que se encontraban cerca del tiroteo optaron por refugiarse en el lugar más cercano, otros dispararon desde la distancia.

Del intercambio de disparos, resultaron tres personas heridas. Dos guardias de la remesa y otro perteneciente a la seguridad del centro comercial. Todos sin gravedad.

El guardia que disparó en reiteradas ocasiones contra los delincuentes, quedó con heridas leves en su cara, producto de "alguna bala que impactó primero en otro lugar y después se pudo haber abierto", comentó uno de los Policías que se encontraba delimitando el perímetro para que trabajara Policía Científica.

Los ladrones, al ver que uno de los guardias de seguridad estaba oponiéndose al robo, y que el revuelo dentro del Géant era grande, optaron por irse rápidamente en dos camionetas.

El escape.

Los delincuentes emprendieron la fuga en una camioneta color gris, marca Kia, con matrícula SBW 6917, y en otra de color blanca, marca Chevrolet, con el número de matrícula SCF 5307. Cruzaron el estacionamiento y salieron por Avenida Giannattasio rumbo al Oeste.

El recorrido fue corto. A las tres cuadras que hicieron a toda velocidad por Giannattasio, doblaron a la derecha, por la calle Manuel Oribe y estacionaron a la media cuadra, frente a una casa con número de puerta 6335.

Bajaron rápidamente de ambos vehículos, dejaron las puertas abiertas y se subieron a otra camioneta que estaba estacionada en ese lugar, escondida entre dos árboles. "Vi que había una camioneta con las luces prendidas frente a casa, me pareció raro y llamé a la Policía", contó Elbio, el dueño de la propiedad.

Investigadores policiales estiman que los ladrones huyeron por Avenida de las Américas, rumbo a Montevideo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º