Un hombre colocó una bolsa en la puerta y la hizo explotar, relataron

Testigos confirman atentado contra edificio del Codicen

Un edificio del Consejo Directivo Central (Codicen) de la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) sufrió un atentado ayer por la madrugada.Un hombre que caminaba con una bolsa aparentemente de basura, llegó hasta la puerta de la sede ubicada en la calle Soriano 1045, esquina Río Negro, se agachó, la dejó y miró a hacia ambos lados. Creyendo que nadie lo observaba, prendió fuego la bolsa y automáticamente se produjo una explosión, relataron a El País varios testigos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
La puerta del edificio quedó destruida por las llamas, estará tapiada algunos días. Foto: D. Borrellu

El hombre llegó a la sede del Codicen caminando por la calle Soriano, en sentido hacia Plaza Independencia, hasta desembocar en Río Negro.

El atentado se produjo a las 3:30 de la madrugada, aunque se dio cuenta a la policía sobre las 5:30. El destacamento de bomberos tuvo conocimiento sobre las 5:40, pero para ese momento el fuego estaba casi extinguido.

El guardia de seguridad del edificio, que cumple tareas durante toda la noche, se percató de lo que estaba sucediendo sobre las 5:00.

Según informaron a El País fuentes judiciales que trabajan en el caso, se investiga si en vez de haber sido un solo atentado que comenzó pasadas las 3:00, puedan haber sido dos. Es decir, el primero con la bolsa que hizo explotar el hombre, y el segundo con un intento de incendio (en el mismo lugar) cerca de las primeras horas de la mañana de ayer viernes.

Por su parte, el guardia de seguridad en sus declaraciones a la policía dijo que sintió ruido próximo a las 5:00, fue hasta el lugar y al ver que se estaba incendiando la puerta, subió unas pocas escaleras de mármol blanco en busca de un extintor e intentó controlar el fuego. Luego llamo a la policía y se dio cuenta a bomberos.

Cámaras.

Las cámaras de video vigilancia que el Ministerio del Interior tiene instaladas en el Centro de Montevideo no llegan hasta la sede del Codicen, por lo que Policía Científica tuvo que recabar datos de los vecinos y de las cámaras de seguridad de los locales que rodean al edificio.

En la fachada del Codicen hay una cámara de vigilancia instalada que apunta directamente a la puerta que fue siniestrada, pero no funciona.

Funcionarios del Codicen dijeron a El País que esa cámara "está ahí pero debe ser de otra época, es muy vieja, nunca funciona. Incluso nunca vimos imágenes emitidas por esa cámara, habrá que ver".

En tanto, fuentes que trabajan en el caso aseguraron que "no se descarta que esto tenga que ver con lo que pasó el jueves a la noche en la marcha de algunos sindicatos (de la educación pública) que fueron hasta el Palacio Legislativo y rompieron todo lo que tenían a su pasó". Sobre esos incidentes, fuentes del Ministerio del Interior aseguraron ayer a El País que están identificadas las personas que provocaron los destrozos y que serán conducidas ante la Justicia "en cualquier momento".

También indicaron que "generalmente son los mismos de siempre, que para las movilizaciones se tapan las caras con pañuelos, se ponen capuchas, y que al terminar se las sacan. De casi todos tenemos imágenes y fotografías".

Adentro.

En el interior del edificio del Codicen se respiraba ayer un olor muy fuerte debido a la cantidad de tiempo que estuvo incendiada la puerta y del humo que entró a "todas las oficinas", dijo Alicia Pintos, una de las funcionarias del lugar.

La puerta quemada fue ayer tapiada desde el lado de adentro por una madera de compensado que es sostenida por tres palos recostados en punta.

Luego del incendio, el personal que trabaja en el edificio llamó a un equipo de arquitectos para que observaran y tomaran datos de los daños que se podían haber causado a la estructura. Un informe técnico determinó que "el fuego afectó únicamente a la puerta y no al edificio en su interior".

"Es todo lo mismo".

Para las autoridades del Codicen, "se cae de maduro que esto tiene todo que ver con lo que estuvo pasando en la última semana, desde la ocupación para acá es todo lo mismo". El martes 22 de septiembre fue desocupado por la Policía el edificio del Codicen de Avenida Libertador, que había sido tomado el viernes 18 por estudiantes con el apoyo de la organización radical Plenaria Memoria y Justicia. La desocupación terminó en violentos enfrentamientos con la policía, por los cuales la Justicia ha procesado sin prisión a nueve activistas.

"Es mucha coincidencia todo esto; unas horas antes unos pocos rompieron vidrieras en Avenida del Libertador, graffitearon por todos lados, con todo lo que ello consta para los trabajadores, porque después no es que se deja todo así, hay que limpiarlo, en fin...", dijo una fuente del Codicen.

Investigación del INDDHH seguirá con más pruebas.


La Institución Nacional de Derechos Humanos (INDDHH) abrió nuevamente la investigación sobre la desocupación de estudiantes del edificio del Consejo Directivo Central (Codicen) el martes 22 de septiembre.

El motivo principal es que aún siguen llegando pruebas, en su gran mayoría fílmicas, que demuestran actuaciones policiales en los procedimientos y las agresiones que estos recibieron por parte de los manifestantes.

En ese marco, también se recibieron "nuevas denuncias sobre otros hechos producidos en dependencias policiales y en días posteriores a los mismos que se están investigando", señala un comunicado de la Institución.

Por último, el texto dice que además de investigaciones de oficio que se llevarán adelante, "la INDDHH continuará informando regularmente sobre el avance de estas investigaciones, las conclusiones de ese análisis y las eventuales recomendaciones que puedan dirigirse a los organismos del Estado".

SABER MÁS

Tratan de vincular el incendio con ocupación.


Ayer a última hora de la noche, desde Policía Científica dijeron a El País que los videos estaban siendo cotejados con los de las anteriores movilizaciones de estudiantes para determinar si se trató de una persona ya conocida o que en realidad nunca estuvo registrada por el Ministerio del Interior.

Por su parte, quienes ya fueron procesados por los incidentes con la policía el día del desalojo del Codicen, y que para las autoridades tienen cierta vinculación con los hechos de este viernes a la madrugada, tendrán que asistir a la Oficina se Supervisión de Libertad Asistida (OSLA) a partir de este lunes.

Entre ellos se encuentra Marcelo Hospitale, un activista que decía pertenecer a la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU), pero que en las últimas horas fue desmentido desde esta organización. Si bien "lo apoyamos porque es estudiante universitario, él no representa a la FEUU", admitieron a El País. Hospitale, que había afirmado a El País que no cumpliría con el fallo que lo procesó, cambió de parecer el jueves cuando asistió a la OSLA a notificarse de las 200 horas de trabajo comunitario que deberá cumplir.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)