NO HABÍA EXPLOSIVOS

Tensión en vuelo de Alas U por un religioso, amenazas y un desconfiado

Luego de vivir momentos de tensión, los pasajeros y tripulantes del vuelo de Alas Uruguay llegaron a Carrasco sin problemas. El avión aterrizó y tanto policías como bomberos lo inspeccionaron sin encontrar explosivos.

Esta mañana los pasajeros y tripulantes de un vuelo de Alas Uruguay que había salido de Buenos Aires y tenía como destino el Aeropuerto Internacional de Carrasco, vivieron momentos de tensión a raíz de una amenaza de bomba.

Según informaron desde la empresa a Montevideo Portal los pilotos recibieron una alerta desde el servicio de control aéreo de Buenos Aires advirtiendo que había una bomba. Y luego hubo una segunda llamada en la que incluso se proporcionó el número del asiento de un pasajero que supuestamente llevaba puesto un chaleco con explosivos.

La Fuerza Aérea informó en un comunicado que el avión finalmente aterrizó en Carrasco sin que se registraran incidentes, más allá del susto. Todos los pasajeros lograron desembarcar sin problema.

Personal policial y de Bomberos trabajaron en la aeronave para confirmar que esté todo en condiciones y fuera de peligro. No encontraron explosivos.

El vuelo había salido de Aeroparque, Buenos Aires, y llegó pasadas las 10 horas a Carrasco.

El gerente de aeropuertos de Alas Uruguay, Sergio Riolfo, brindó una conferencia de prensa luego del mediodía y confirmó lo sucedido: antes de embarcar uno de los pasajeros denunció ante la policía aeronáutica argentina que "detectó en otro pasajero una actitud sospechosa simplemente porque tenía un atuendo religioso y estaba rezando". 

El pasajero insistió y se quejó con las azafatas del avión. Uno de los pasajeros contó a Subrayado lo sucedido: "La primera situación se daba en Aeroparque, dentro del avión de Alas Uruguay cuando estaba por partir rumbo a Montevideo", dijo. Y agregó que "se da una discusión entre un pasajero y una azafata. El pasajero le empieza a reclamar a la azafata por uno o dos pasajeros que estaban conectados con alguna especie de cintas o cables en sus cabezas".

"Aparentemente dos personas judías que estaban realizando un rezo y esos cables tenían relación con esa tradición", contó. De todas maneras el avión despegó normalmente.

"La segunda parte, que fue la más complicada. Se da cuando el avión toca la pista al momento de aterrizar, carretea y es cuando el piloto hace el anuncio que había una amenaza de bomba dentro del vuelo y que el avión iba a ser rápidamente evacuado", contó el hombre.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)