Astori debió transar

En tensa reunión, Astori planteó la caída del presidente de Ancap

El ministro de Economía enfrentó al vicepresidente Raúl Sendic delante de Vázquez.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El sindicato de Ancap dará conferencia de prensa la próxima semana junto al Pit-Cnt. Foto: D. Borrelli.

Las horas previas al anuncio de que Ancap será capitalizada para mitigar el impacto de su enorme déficit estuvieron signadas por la tensión en la interna del gobierno, ya que el ministro de Economía, Danilo Astori, defendía con firmeza que se debía remover al directorio de la empresa, según supo El País. La reunión del martes en la que se analizó el punto entre el presidente Tabaré Vázquez, su vicepresidente Raúl Sendic (ex titular de Ancap) y Astori fue dura. Finalmente el mandatario laudó a favor de la permanencia de José Coya (integrante del sector de Sendic) al frente de Ancap.

Fuentes al tanto de las negociaciones dijeron que en una anterior reunión en la que se comenzó a analizar qué hacer con Ancap, Astori y Sendic levantaron la voz. En el astorismo además existe molestia porque, pese a los muy malos resultados de Ancap, Coya manejó el martes que en enero se podrían bajar los combustibles, algo que Astori y su colega de Industria, Carolina Cosse, debieron desmentir ese mismo día.

En el oficialismo ya se levantó una voz pidiendo remover a los directores de Ancap. El diputado Darío Pérez, de Maldonado, dijo a El País que "la gente está recaliente" con la gestión de las autoridades de Ancap y que "si un equipo va perdiendo 80 a cero hay que cambiarlo" (ver nota aparte).

Astori señaló el martes que el gobierno quiere mirar hacia adelante y que no tiene "el objetivo de buscar responsables". Esto lo dijo a pesar de que Vázquez había señalado que no le temblaría el pulso para remover a las autoridades de Ancap si lo entendía necesario para revertir los malos resultados.

Mientras se conocen más cifras sobre el elevado endeudamiento de Ancap, la empresa definió que encarará primero su capitalización mediante la condonación de su deuda con el Ministerio de Economía; en segundo lugar recibirá US$ 250 millones provenientes de un préstamo de la Corporación Andina de Fomento (CAF) y por último se procederá a desdolarizar su deuda y estirar vencimientos, según supo El País de fuentes de la empresa. Las deudas de Ancap con la banca privada rondan los US$ 500 millones.

Al mismo tiempo se están entrevistando candidatos a ocupar la gerencia financiera de la empresa pública.

El directorio se reunió ayer por primera vez en tres semanas y el director nacionalista, Diego Labat, planteó su disconformidad por el hecho de que el presidente Coya haya resuelto en solitario capitalizar a la división Cemento en US$ 24,5 millones. "Dije que hubiese sido bueno que lo votáramos todos", señaló Labat a El País aunque no quiso hacer comentarios adicionales.

Esteban Valenti, asesor político de Astori, escribió por su parte en Twitter: " Y que viva la Pepa y todos callados, US$ 24 millones para capitalizar Cementos del Plata. !Coya decidió sin directorio!". Fue más allá y agregó: "Alcanzaba ver la cara de Astori ayer (por el martes) en la conferencia de prensa sobre ANCAP para entender la diversidad de opiniones". "Dicen que el MEF no les autorizó a subir tarifas y ahora piden rebaja. Deliran o peor, mienten", insistió Valenti.

Labat, el director blanco de Ancap, consideró que es "una buena señal hacia afuera" que el gobierno haya anunciado la capitalización porque supondrá el ingreso de fondos frescos al ente autónomo, pero advirtió que Ancap está en situación "muy complicada" y que las medidas que se adopten deberán tomarse "lo antes posible", en pocas semanas, para evitar que se resienta la calificación crediticia de la empresa. Labat agregó que todavía no se han planteado medidas para ajustar los costos vinculados a la plantilla laboral de Ancap, que durante la gestión de Sendic se incrementó.

Pit-Cnt no opina.

Hasta ayer no se conocía quiénes serán los representantes de los ministerios de Industria y de Economía y de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto que actuarán como virtuales interventores de Ancap. Los nombres no son conocidos ni por los directores ni por el sindicato de Ancap, según dijo a El País su vicepresidente, Gerardo Rodríguez.

El sindicato de Ancap dará una conferencia de prensa la semana próxima junto al Pit-Cnt en la que brindará su parecer sobre la situación de la empresa. Pero ya el presidente de la central sindical, Fernando Pereira, aclaró que el Pit-Cnt no entiende que estén dadas las condiciones para pedir la remoción de los directores de Ancap, pese a los resultados muy deficitarios de la empresa.

"Mi tarea no es ni poner ni quitar directores. Sería al santo botón tener una opinión sobre eso. Ni la tengo ni la voy a tener", dijo Pereira a El País.

Pereira señaló que el Secretariado Ejecutivo del Pit-Cnt analizará el punto el año próximo. El presidente de la central sindical consideró que las empresas públicas "se deben potenciar como palancas de desarrollo y sustento de las políticas públicas", y enfatizó que sin ellas las escuelas rurales no tendrían electricidad y la fibra óptica no habría llegado a todos los hogares en los que está presente.

"Vemos con preocupación que Ancap esté todos los días en la opinión pública. Eso debilita a cualquier empresa. Esperaremos a los informes finales de la comisión investigadora para dar una opinión si es necesaria. Esta presión son golpes letales para Ancap que no vimos con empresas privadas como Fripur", señaló. Para Pereira, como consecuencia de esta presión, se puede configurar una situación similar a la que debió enfrentar Pluna que terminó cerrando.

De todas formas, el sindicato de Ancap, emitió un comunicado en el que recuerda que ya en junio había pedido la destitución de las autoridades políticas de la empresa. El sindicato señala que "toma distancia" de los enfrentamientos políticos en el seno del gobierno y advierte que rechazará cualquier tipo de capitalización que implique la privatización, la asociación o la división de unidades productivas de la empresa pública. El sindicato pedirá una reunión al presidente Vázquez a través del Pit-Cnt. En la cuenta de Twitter de la Federación Ancap se invitaba ayer a una fiesta de Reyes del gremio que se realizará el 9 de enero en el Velódromo Municipal entre las 17 y las 20 horas.

El déficit de Ancap.

El gerente de Servicios Compartidos de Ancap, Huber Arbildi, dijo en la comisión investigadora sobre la empresa que el pasivo de la empresa era al 31 de diciembre de 2014 de US$ 2.169 millones y que la cifra había bajado algo a fines de setiembre de este año, a US$ 2.015 millones. La deuda en dólares de Ancap, representa alrededor de un 55 % del total y la nominada en Unidades Indexadas, un 45 %. US$ 550 millones de esas obligaciones deben ser pagados en menos de un año.

Las empresas vinculadas a Ancap —ALUR, Ancsol, ATS, CABA, Carboclor, Cementos del Plata, Conecta, Ducsa, Gas Sayago, Gasur, Cruz del Sur, Pacmacor y Petrouruguay—, deben afrontar en el corto plazo US$ 155 millones; en el mediano plazo —tres años— US$ 62 millones y en el largo plazo, US$ 79 millones. En total las deudas llegan a US$ 296 millones.

El gobierno anunció el martes que condonará deudas de Ancap con el Ministerio de Economía por alrededor de US$ 620 millones. Si se suman los US$ 250 millones que Ancap recibirá provenientes de la Corporación Andina de Fomento se puede concluir que su situación patrimonial mejorará en unos US$ 870 millones.

En el último ejercicio la división Cemento perdió US$ 30 millones y será objeto de especial atención por parte del equipo interventor de Ancap. Se calcula que las pérdidas de Ancap este año rondarán los US$ 200 millones. En el primer semestre de 2015 ya tuvo un rojo de US$ 165 millones. La nueva planta desulfurizadora de la refinería de La Teja que se inauguró con una fiesta iba a costar US$ 118 millones y se terminó pagando por ella US$ 421 millones. El pago de honorarios y contrataciones subió durante 2014 en Ancap un 33%.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados