FOTOGALERÍA

El temporal enluta la Navidad

Una mujer fallecida y 30 heridos, y cerca de 300 viviendas afectadas en Maldonado.

El temporal pegó fuerte a horas de los festejos navideños. Foto: Ricardo Figueredo
El temporal pegó fuerte a horas de los festejos navideños. Foto: Ricardo Figueredo
El temporal pegó fuerte a horas de los festejos navideños. Foto: Ricardo Figueredo
El temporal pegó fuerte a horas de los festejos navideños. Foto: Ricardo Figueredo
El temporal pegó fuerte a horas de los festejos navideños. Foto: Ricardo Figueredo
El temporal pegó fuerte a horas de los festejos navideños. Foto: Ricardo Figueredo
El temporal pegó fuerte a horas de los festejos navideños. Foto: Ricardo Figueredo
El temporal pegó fuerte a horas de los festejos navideños. Foto: Ricardo Figueredo
El temporal pegó fuerte a horas de los festejos navideños. Foto: Ricardo Figueredo
El temporal pegó fuerte a horas de los festejos navideños. Foto: Ricardo Figueredo
Temporal en San Carlos. Foto: El País
Temporal en San Carlos. Foto: El País
Destrozos tras el temporal en San Carlos. Foto: Ricardo Figueredo.
Destrozos tras el temporal en San Carlos. Foto: Ricardo Figueredo.

Los vecinos de San Carlos se aprestan a pasar la peor Navidad de su historia reciente mientras tratan de recobrar la tranquilidad que caracteriza a la ciudad carolina.

La tempestad pegó fuerte a horas de los festejos navideños y sobre el inicio de una nueva temporada de verano ante la cual los carolinos han depositado expectativas de un buen retorno económico.

El temporal de agua, viento y granizo que afectó en la noche del jueves a la franja costera del departamento de Maldonado, dejó un saldo de una mujer fallecida y alrededor de treinta heridos, algunos de ellos de consideración.

Susana Lilián Guerra, de 63 años, perdió la vida tras derrumbarse encima una pared de su casa.

Alrededor de 300 viviendas de la ciudad de San Carlos fueron dañadas, informó anoche el presidente de la Junta Departamental de Maldonado, Rodrigo Blas. "Las familias perdieron sus techos y sus bienes", dijo.

El temporal también afectó el tendido eléctrico de UTE, dejando a miles de clientes sin energía, y causó pérdidas en los establecimientos comerciales por un monto total estimado en unos 80 millones de dólares.

Equipos de rescate trabajaron todo el día en socorrer a las personas afectadas. No había luz anoche en vastas zonas de San Carlos y Pan de Azúcar, y la Policía no daba abasto para atender los cientos de llamadas recibidas.

El intendente Enrique Antía y los alcaldes de San Carlos y Pan de Azúcar, Alba Rijo y Miguel Plada respectivamente, recorrieron distintos puntos del departamento para evaluar la situación.

El inesperado fenómeno meteorológico, que se inició sobre la medianoche, duró 10 minutos en el momento de mayor impacto, dejando un tendal de destrucción y caos de los que varios vecinos dieron cuenta en dramáticos testimonios.

Con visible angustia, algunos narraron a Subrayado las vivencias que experimentaron durante la intensa tormenta. "Pensé que nos moríamos todos", contó una de las vecinas que se quedó en la calle tras los daños que sufrió su casa.

Ella y su familia se refugiaron primero en un pequeño baño. Pensaron que era un lugar seguro, pero "el techo era como una hoja de papel que se rasgaba", narró. Finalmente lograron salvar su vida protegidos debajo de una cama. "Nunca vi algo tan espantoso en mi vida", afirmó.

En Pan de Azúcar, la otra localidad más afectada, el alcalde Miguel Plada contó que "fueron como dos trombas de agua y granizo que duraron pocos minutos, pero el salón comunal del barrio Belvedere voló por los aires".

En San Carlos, el vendaval demolió casas, tiró columnas y árboles, además de afectar la infraestructura urbana.

"Hay mucha impotencia. La pérdida de vidas es lo más lamentable", dijo la alcaldesa Alba Rijo.

Los pequeños comercios carolinos fueron de los más afectados. No solo sufrieron la voladura de sus techos o la rotura de sus puertas y ventanas. También quedaron sin energía eléctrica. La imagen de pequeños comerciantes cargando los freezers con helados y otros alimentos perecederos en camionetas fue constante en diversos puntos de la ciudad.

"Me quiero morir. Es la zafra de las fiestas tradicionales y me pasa esto", dijo uno de los propietarios de estos locales.

Uno de sus vecinos estaba parado en medio de la calle mientras miraba el comercio de su propiedad. Le faltaba el techo. "Ahora estoy pensando en jubilarme. ¿Qué otra cosa puedo hacer?", respondió con resignación.

Rescate en una boda.

La zona adyacente al Cno. de los Ceibos, que corre en paralelo a la Sierra de la Ballena y comunica las rutas 39 y 9, fue de las más afectadas. Enormes eucaliptus de más de 80 años de plantados a ambos lados de los Ceibos, fueron arrancados de cuajo. "Nos advirtieron que en el complejo Las Vertientes había una boda. Los novios y los invitados no podían salir. Los eucaliptus cortaron el camino y era imposible transitar por el lugar", contó Jesús Bentancur, director de Obras de la Intendencia de Maldonado. Una cuadrilla, apoyada con maquinaria pesada, retiró los pesados árboles. Los invitados al casamiento pudieron salir del lugar en las primeras horas del viernes.

Bentancur dijo que el granizo caído el jueves comenzó a licuarse con el correr de las horas. "Esto generó una suerte de niebla que afectó al tránsito de sobremanera. El viento tiró además las alambradas. Ganado de todo tipo fue a parar a la carretera. En la Ruta 9 una camioneta impactó con un caballo que corría espantado por el temporal", agregó.

Tras la agitada noche, los vecinos de San Carlos tenían un ojo puesto en sus pertenencias y otro en el cielo, esperando saber qué novedad traerá el domingo justo cuando se pronostica el regreso del mal tiempo con tormentas incluidas.

"Nos tenía que pasar a nosotros. Le pasó a Piriápolis, a Maldonado y a Punta del Este. Faltábamos nosotros. Esto del cambio climático no es broma", dijo Susana, residente de la ciudad de San Carlos mientras enfrentaba con una escoba la dura tarea de limpiar el desastre en la puerta de su casa.

Los heridos, algunos de consideración, fueron derivados al Hospital Alvariza y a los establecimientos privados que existen en la ciudad carolina. La mayoría fueron dados de alta con el correr de las horas.

"Nunca vi algo parecido. Los árboles volaron casi media cuadra. Y eran enormes. Cuando vi que voló uno de los postigones me di cuenta que la mano venía complicada. Al rato se me inundó la casa de agua. Hace treinta y cinco años que vivo en esta cuadra. Nunca pasé una cosa igual", dijo Felipe Guerra.

Una tensa calma fue la característica de la noche siguiente al temporal. Casi ninguno de los vecinos de San Carlos dejaron su vivienda pese a los destrozos registrados en las mismas. El temor que sintieron los vecinos sobre el accionar de los delincuentes primó, en muchos casos, por encima de la seguridad física de los afectados.

Patrullaje.

El jefe de Policía, Erode Ruiz, ordenó el desplazamiento de los efectivos del Regimiento de la Guardia Republicana para patrullar las calles de San Carlos durante la noche. En tanto, los efectivos dependientes de las unidades de la Jefatura de Policía continuaron con sus tareas de asistencia a los pobladores afectados por el temporal.

Hasta el momento no fue denunciado ningún caso de pillaje cometido por delincuentes que aprovecharan los destrozos del temporal para robar efectos personales o comercios.

UTE emitió un comunicado pidiendo a la población que "extreme los cuidados en relación con los cables que se encuentren caídos, tanto en vía pública como en fincas".

Hoy Tabaré Vázquez visitará zona afectada.

San Carlos recibirá hoy al presidente de la República, Tabaré Vázquez, quien se desplazó a la zona para interiorizarse de primera mano de los problemas que enfrentan la ciudad carolina y otras localidades afectadas de Maldonado. Vázquez será recibido por el intendente Enrique Antía y la alcaldesa Alba Rijo, entre otras autoridades nacionales y locales que se encuentran en la zona desde la víspera. El prosecretario Juan Andrés Roballo y el director del Sistema Nacional de Emergencia, Fernando Traversa, llegaron ayer para coordinar la ayuda del gobierno.

Pérdidas en la agropecuaria.

El temporal causó cuantiosas pérdidas en el sector agropecuario del entorno rural de San Carlos. Una agroindustria que elabora vino y aceite de oliva perdió toda la producción lista para cosechar. Así lo informó el intendente Enrique Antía. Dos viñedos de Altos de la Ballena también fueron afectados. En otros establecimientos ubicados sobre la ruta 104 el ganado terminó en medio de la ruta. "Esto ocurrió sobre la medianoche. Los animales se asustaron por el temporal y rompieron dos porteras y salieron para la ruta. Mi marido y mi hijo en, medio del temporal, pudieron hacerlas volver al establecimiento", dijo la propietaria del tambo "Don Chacho" (Ruta 104). En la zona de Cañada Bellaca varias viviendas sufrieron daños de entidad; en la mayoría de los casos, la voladura de los techos, pero no se reportaron lesionados.

CONSECUENCIAS DEL TEMPORAL.

UTE reportó 29.000 sin suministro.

En la mañana de ayer, reportó UTE, 29.000 servicios estaban interrumpidos en todo el país a consecuencia de los eventos climáticos "que afectaron sobre todo a la zona Este del territorio, donde a medianoche se produjo una turbonada que se inició en Pan de Azúcar, atravesó la ciudad de San Carlos y siguió hasta las proximidades de José Ignacio", indicó el ente. "Toda la red que abastece San Carlos y Pan de Azúcar permanece sin suministro debido a la gran cantidad de cables caídos", agregó el comunicado de UTE.

El ejército despeja los caminos.

El Ejército Nacional se encuentra trabajando en la ciudad de San Carlos, en apoyo al Comité Departamental de Emergencias de Maldonado. La tarea de apoyo se materializa con 60 efectivos, un jeep y un camión de 10 toneladas, realizando tareas de despeje y limpieza de rutas, calles y caminos, informó. Por su parte, varios comercios y vecinos decidieron también prestar ayuda solidaria a aquellos que sufrieron la pérdida de sus viviendas, facilitando alimentos y colaboración en los trabajos.

Destruyó el cementerio colonial.

La Iglesia informó que en la parroquia de San Carlos el temporal afectó seriamente al cementerio colonial por la caída de árboles. Se trata de un cementerio histórico cuya lápida más antigua lleva la inscripción de "Antonio Moreno. Esclavo de Juan Santos. El primero enterrado en el cementerio". La fecha es de 1795. Indios y combatientes brasileños e ingleses también recibieron sepultura en ese camposanto. El edificio de la iglesia de San Carlos fue declarado Monumento Histórico en el año 1963.

Metsul dice que fue un tornado.

La empresa brasileña Metsul aseguró que el fenómeno registrado en la noche del jueves en San Carlos fue un "tornado", a diferencia de lo manifestado por el Instituto Uruguayo de Meteorología (Inumet). La empresa meteorológica brasileña analizó fotografías tomadas por el fotógrafo uruguayo Marcelo Umpiérrez para intentar determinar cuál fue el fenómeno meteorológico. "Imágenes aéreas no dejan duda. San Carlos fue afectada por un tornado", publicó en su cuenta de Twitter.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados