En Secundaria son de una hora por turno; maestros definen este fin de semana

Temporada de paros en educación

En los sindicatos de docentes se terminó la aparente calma que dieron las vacaciones de invierno. El hermetismo del gobierno sobre el presupuesto, que está en plena elaboración, siembra desconfianza y aseguran que sin movilizaciones no conseguirán más recursos para la educación.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
El sábado habrá asambleas de profesores y maestros para definir medidas. Foto: F.Flores.

Así, mientras la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES) comenzó a realizar paros de una hora por turno en los liceos de Montevideo y la próxima semana habrá paros zonales, la Federación Nacional de Profesores de Educación Secundaria (Fenapes) se reunirá en asamblea el próximo sábado para definir medidas. También la Asociación de Maestros del Uruguay (Ademu) tiene una mesa central con delegados de todo el país el sábado por la mañana.

"Esta semana iniciamos recorridas por las escuelas para informar el panorama y el sábado lo analizaremos juntos y resolveremos qué hacer", dijo a El País la presidenta del gremio de maestros, Raque Bruschera.

Los docentes de Secundaria reclaman que se instrumente un salario base de $ 30.000 al inicio de la función, jubilaciones no menores a la media de una canasta básica, la creación de cargos para docencia indirecta, equipos multidisciplinarios, porterías, auxiliares de servicio y administrativos. También la construcción de 60 nuevos edificios liceales y la implementación de políticas educativas integrales.

Una de las claves del presupuesto que genera nerviosismo en los gremios es que el gobierno otorgue el deseado 6% del PBI para la educación, promesa que hizo el presidente Tabaré Vázquez en campaña, pero que solo sea para la Administración Nacional de Educación Pública (ANEP) y la Universidad de la República (UdelaR).

Los gremios rechazan que se incluya la formación policial, talleres de informática para funcionarios de otras dependencias y están en pie de guerra con la aspiración del Poder Ejecutivo de que salgan recursos de la educación para el Sistema Nacional de Cuidados y la reforma del Hospital de Clínicas.

Tal como publicó ayer lunes El País, la presidenta de la Administración de Servicios de Salud del Estado (ASSE), Susana Muñiz, cree que el presupuesto de la reforma del Hospital de Clínicas debería salir del presupuesto educativo.

Marcelo Cerminara, integrante del Ejecutivo de la Asociación de Docentes de la Universidad de la República (Adur) dijo que tiene poco sentido que surjan del presupuesto educativo los US$ 100 millones que necesita la reforma del Clínicas. "Es una entidad que hace dos cosas: educación y asistencia a la salud. Entonces hay un porcentaje pequeño que provendrá de la educación, pero el resto tiene que estar computada al presupuesto de salud del país", indicó.

Cerminara opinó que cualquier medida que se tome en el Hospital de Clínicas debe estar coordinada con el Pasteur, el Pereira Rossell y el Maciel que atienden "a la misma población" con personal que proviene de la Udelar.

"La Universidad incluye en su presupuesto la parte que corresponde a educación, la asistencia medica debería ser independiente. No tiene ningún sentido, es irracional", remarcó.

La presidenta de Fenapes, Ana Pescetto opina que mientras los fondos surjan de la parte destinada a la Universidad "no está mal" la propuesta. "Pedimos 6% para ANEP y Udelar. Lo que haga con la parte que le corresponde no tenemos problemas. Pero habría que ver qué opinan ellos", dijo Pescetto.

Las cifras de los sindicatos.

Los sindicatos pasan raya y ponen cifras sobre la mesa para justificar sus reclamos. "Tenemos 700.000 estudiantes, 61.000 funcionarios y 4.000 locales. La enseñanza es el organismo más grande del país y el que recibe menos en proporción", asegura la Asociación de Docentes de Educación Secundaria (ADES) e insiste en que "están postergados".

PARO EL MIÉRCOLES.

Marcha de sindicatos de la salud.

Por primera vez el Sindicato Médico del Uruguay (SMU) se suma a la movilización que realizarán mañana miércoles la Federación Uruguaya de la Salud (FUS) y la Federación de Funcionarios de Salud Pública (FFSP). Las marcha será hasta el Ministerio de Economía, donde leerán una proclama que incluirá reclamos por mejoras salariales, mayor presupuesto para la salud, y mejores condiciones laborales.

En una conferencia de prensa brindada ayer en el SMU, y que estuvo a cargo de los líderes de cada uno de los sindicatos —Julio Trostchansky por el SMU, Pablo Cabrera por la FFSP y Jorge Bermúdez por la FUS—, informaron que solo la FUS hará paro desde las 8 horas hasta las 15 en las mutualistas de Montevideo y de 24 horas en los centros privados del interior. Bermúdez aseguró que la medida es una antesala del paro general el Pit-Cnt del 6 de agosto. "Si el gobierno entiende que el camino a seguir es el de doblarle la mano al movimiento sindical, los próximos cinco años serán de conflictividad", afirmó Bermúdez. Trostchansky, por su parte, indicó que los gremios están "alertas" por las pautas salariales.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados