ANIVERSARIO

Teletón: 10 años en movimiento

El centro amplía sus programas de atención a niños y jóvenes y cambia sus autoridades.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ya está la fecha para la recolección de fondos este año. Foto: F. Flores

El centro Teletón que atiende a bebés, niños y jóvenes que tengan problemas neuro-músculo-esqueléticos, cumple 10 años y sigue apostando fuerte al crecimiento técnico del lugar, donde aseguran, "siempre se pude seguir avanzando un poco más".

No en vano, es el lugar por excelencia de Uruguay para el tratamiento de discapacidades complejas en cuanto al sistema locomotor. La problemática, es que solo atiende este tipo de patologías hasta los 18 años. Luego, los jóvenes deben seguir los tratamientos en centros de salud privados, con todo lo que ello significa.

Hasta el momento, se han atendido en Teletón unas 3.650 personas. Un promedio de ingreso de un niño o joven por día desde el 6 de mayo del año 2006 hasta la actualidad. El número sorprende, y más aún los logros, que en muchos de los casos, según algunos profesionales, "eran irrecuperables".

No hay magia, no es un truco y mucho menos casualidad lo que sucede en el centro Teletón. Todo es en base a esfuerzo, integración, colaboración de los uruguayos y por sobre todas las cosas: el trabajo en equipo de 120 profesionales que más allá del profesionalismo, demuestran cada día la vocación por querer recuperar hasta la última gota de movimiento de sus pacientes.

"El modelo de atención en el centro Teletón es innovador y está reconocido en el ámbito de la salud en general, era una necesidad desarrollar un centro de rehabilitación como este, estamos siempre en movimiento tratando de avanzar", explicó a El País Laura De Castellet, quien fue directora técnica de Teletón desde 2006 hasta la actualidad.

Y es así: todo está en constante movimiento. Tanto que Castellet dejará su lugar para dar paso a las nuevas generaciones. La doctora Andrea González será quien tomará la posta de aquí en más.

Durante la recorrida que llevó a cabo El País, el clima de trabajo reinaba en las instalaciones coloridas que se encuentran en el Prado. Niños esperaban el turno de ser atendidos mientras pintaban junto a los voluntarios que se encontraban en el hall del moderno edificio.

Actualmente, Teletón tiene más voluntarios que técnicos profesionales; son 140, aunque claramente no cumplen las mismas funciones.

"Ellos se encargan de todo lo que es la bienvenida de los padres y niños que ingresan por primera vez, les muestran las instalaciones, hacen un primer recibimiento por el centro", contó Andrea González.

Todo se ha ido perfeccionando desde el primer momento en Teletón, tanto en el centro que se encuentra funcionando desde el año 2012 en Fray Bentos como el que está en la capital. El Departamento de Ingeniería para el desarrollo de tecnología aplicada a la rehabilitación, el taller de ortesis y prótesis, los trabajos en piscina —el más requerido por los niños— y el sector de realidad virtual, son algunos de los ejemplos que los profesionales muestran como insignia del progreso que se ha llevado a cabo.

Específicamente en el taller de ortesis y prótesis es donde queda plasmado el riguroso trabajo de Mariana y Paola que prácticamente crean obras de arte para los tratamientos que llevan adelante los médicos con los pacientes.

"Acá hacemos todo lo que ayuda al sistema locomotor, sobre todo piezas de miembros inferiores, creamos aparatos que sirven para asistir y corregir algún tipo de posición indebida de los pies en los pacientes", comentó Mariana a El País.

Moldes de pies y piernas, yesos, un horno a mucha temperatura, el tallado de las piezas, y el uso de materiales que son importados de Francia y Alemania: este es el puzzle de ingredientes necesarios para que los niños que son atendidos puedan caminar mejor.

Economía.

Pero no todas son buenas. Mientras que los proyectos se mueven a todo vapor, la necesidad económica siembra la incertidumbre de los médicos que trabajan con los niños que llegan desde todas partes del país.

Si bien todos los años se han superado las metas económicas con las que necesitaban contar en Teletón para determinados proyectos, también es verdad, que no siempre fue suficiente para abarcar a todas las ideas que muchas veces quedan durmiendo en un cajón.

"Desde el punto de vista económico, una de las debilidades es que este centro y el de Fray Bentos solo se mantienen con la colecta anual, dependemos únicamente de eso", aseguró Castellet.

La doctora prosiguió indicando que "algunos años han sido más difíciles que otros y en los últimos el objetivo ha sido mantener lo que hay hasta ahora, ni nos podíamos plantear muchas inversiones más".

En 2003, el centro recaudó con la primera jornada de difusión masiva de colaboración, $ 14.720.592. De allí en más las cifras siempre se fueron superando, llegando en 2015 a $ 133.497.544.

Proyectos.

El laboratorio de marcha es el reciente proyecto que está a punto de volverse realidad después de mucho tiempo. Primero hubo una primera etapa de planificación, luego de experimentación con tecnología poco sofisticada y ahora, finalmente, se invirtió en los equipos necesarios para poder llevar adelante lo que ya es catalogado como un nuevo logro.

El laboratorio de marcha es una habitación rectangular que en el techo tiene una estructura metálica de donde se sostienen cámaras costosas que filman y captan pequeños botones que son puestos en el cuerpo de los pacientes.

Esa información tomada por las cámaras pasa a ser informatizada a través de un sistema 3D. Allí se puede ver como caminan los niños, el esfuerzo que hacen determinados músculos, cómo se mueven los huesos y cuáles movimientos están mal. La información gráfica que surge es una pieza más en el centro Teletón, que es minuciosamente estudiada por los especialistas.

Ya hay fecha.

El centro Teletón ya tiene fecha de recolección de fondos para este año. El 2 y el 3 de diciembre son los días en que un país entero se movilizará a favor de mejorar la calidad de vida de los niños y jóvenes con discapacidades motrices. Uno de los proyectos que se pretende llevar a cabo luego de que se obtenga el dinero, es el de la conformación de unidades para hacer mayor énfasis en todo lo que tiene que ver con “la investigación, la docencia y la inclusión”, informó a El País la doctora Andrea González.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)