NUEVAS MEDIDAS PARA EL TRANSPORTE MONTEVIDEANO

Tarjeta STM para artistas y vendedores en ómnibus

Hasta el 30 de junio tienen tiempo para “formalizarse”, y a partir de esa fecha no podrán subir sin la tarjeta.

Martínez entregó tarjetas a vendedores ambulantes y artistas. Foto: D. Borrelli
Martínez entregó tarjetas a vendedores ambulantes y artistas. Foto: D. Borrelli

Unas 30 personas, entre artistas callejeros y vendedores ambulantes, recibieron ayer la tarjeta STM que les permitirá trabajar de manera formal en los ómnibus de Montevideo.

La comuna reglamentó un decreto aprobado en 2013 y ahora estos trabajadores accederán a una jubilación y a cobertura médica.

El intendente de Montevideo, Daniel Martínez, dijo en rueda de prensa que esta medida "ayuda al transporte público que está pasando por un momento muy crítico" y también "dignifica a los trabajadores".

Los requisitos mínimos que deben cumplir para llevar adelante esta actividad es comunicar a organizaciones habilitadas por la Intendencia de Montevideo los datos personales y sacar un carné de salud. Además, quienes sean vendedores deben presentar constancia de realización de un curso especial de Manipulación de Alimentos brindado por la comuna.

La reglamentación prevé sanciones en caso de que una persona utilice la tarjeta. "Es de uso personal e instransferible", señala la normativa a la que tuvo acceso El País.

El decreto prohíbe "la práctica de faldeo". Es decir, la entrega de productos sin consentimiento del receptor. Esto podría constituir una falta que podrá ser reportada a un tribunal, creado a fines de diciembre, que está en la órbita del Departamento de Movilidad de la comuna.

Alegría: mostraron su satisfacción al ser formalizados. Foto: D. Borrelli
Alegría: mostraron su satisfacción al ser formalizados. Foto: D. Borrelli

Los vendedores y artistas que no tengan la tarjeta no podrán ascender a los ómnibus. No obstante, la Intendencia pretende disponer de un período, que se abrirá hasta el 30 de junio, para que estos trabajadores se terminen de formalizar. "Luego de ese plazo, quien no posea la tarjeta no podrá subir", comentó el jerarca. Eso será controlado por los choferes de los ómnibus y por los inspectores de la comuna, agregó Martínez.

Monotributistas.

En el proceso de reglamentación, los distintos actores que conforman la industria del transporte (empresas, Intendencia y trabajadores) llevaron adelante mesas de trabajo para llegar al mejor texto posible.

En esos encuentros se acordó que la figura de "inclusión social" sea a través del monotributo del Ministerio de Desarrollo Social. Esto implica un costo de 300 pesos mensuales; el segundo año aumenta a $ 600; el tercero a $ 900, y a partir del cuarto a $ 1.200. "Si la persona tiene otro ingreso o no puede acceder al trámite del Mides, se debe ingresar a través de una cooperativa artística y pagar más", comentó Francisco Escobar, integrante de Artistas Callejeros Asociados (ACA). En su opinión, la carga impositiva es "alta" debido a los ingresos que perciben estos trabajadores en los ómnibus capitalinos.

Por su parte, Carlos Torrens, miembro de la Unión de Vendedores Ambulantes del Transporte, valoró la formalización. "Queríamos que nos reconocieran como trabajadores y aportar lo que teníamos que aportar. Somos trabajadores que movemos muchísima plata que muchas veces no se sabe", indicó.

Mario Cereza fue otro de los que ayer recibió la tarjeta STM. Este cantante de folklore y "música romántica", que se dedica a esta actividad desde 2012, cree que esta medida tendrá consecuencias para quienes deciden abocarse a esta actividad sorpresivamente. "Ahora muchos deben pensar antes de actuar arriba del ómnibus", opinó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)