DANIEL SCIOLI

"Con Tabaré tenemos que fortalecer la región"

El candidato a Presidente por el oficialista Frente para la Victoria (FpV) dijo que se reunirá con Tabaré Vázquez “en las próximas dos semanas”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Scioli habló de todos los temas con El País. Foto: Archivo El País

El intercambio con El País se da en el entretiempo del campeonato profesional de Futsal argentino en el que compite con el equipo que creó a tal fin, Villa La Ñata Sporting Club, ubicado a metros de su casa en la localidad bonaerense de Tigre.

Consultado sobre si el lugar del encuentro sería la Argentina, lo que implicaría una visita protocolar del presidente uruguayo al vecino país, o algo más “informal” en Uruguay, agregó: “Lo coordinaré con él (Vázquez)”.

—¿Cuáles son sus ideas con respecto a la relación que debe haber con los países de la región y del Mercosur? ¿Qué opina respecto del acuerdo con la Unión Europea? ¿Argentina va a apoyar o no?

—Muy buenas, prioritarias porque de hecho yo me vengo reuniendo con todos los presidentes de la zona. Hay que hacerlo desde el bloque y encontrando los puntos de interés común.

—¿Cómo serían las futuras relaciones con Uruguay en una eventual presidencia suya?

—Tengo muy buena afinidad personal y política con el presidente Tabaré (Vázquez) y también con el expresidente (José) Mujica.

—Estuvo el día que Vázquez ganó la Presidencia. ¿Ustedes son amigos?

—Tenemos una gran armonía para ir encontrando todos los caminos que nos lleven a completar una agenda muy diversa en lo económico, en lo social, en lo productivo, en lo cultural, en lo turístico.

—Cuando fue vicepresidente se generó uno de los momentos más álgidos de la relación binacional por la instalación de las pasteras en Uruguay, y Vázquez en ese momento era presidente. ¿Sería una nueva etapa?

—Más que una nueva etapa tenemos que buscar en este contexto internacional de incertidumbre global fortalecer lo local y lo local tiene que ver con la mayor integración.

—¿Qué ocurrirá con el dólar en la Argentina? ¿Usted ha dicho que va a quitar el llamado "cepo cambiario? ¿Ve factible levantar esas restricciones?

—Ese (quien propone quitar "el cepo") es Macri. Propone soluciones mágicas para todos porque está en campaña, pero yo no dije eso sino que dije que hay una administración responsable de las reservas y, como todos los países hoy, hay que estar muy atentos a cuidar eso. De hecho hay una venta récord de dólares a los ahorristas, para los viajes, para priorizar el comercio exterior… Lo del cepo es una palabra que no está en el diccionario, en el mundo económico lo que se ha dado es una administración responsable de reservas y en la medida que haya más inversiones para la matriz energética se van a dinamizar cada vez más los dólares para el aparato productivo.

—¿Qué rol cree que va a jugar la actual mandataria Cristina Fernández en una eventual presidencia suya?

—Sin duda va aportar la experiencia de ella, toda su visión estratégica, lo que el mundo le ha reconocido, ahora, con la tenacidad que negoció los fondos buitres… Es una gran referente nacional e internacional y ella evaluará de qué manera piensa que puede (estar, pero) es un tema de decisiones personales de ella sobre las que no me corresponde a mí opinar.

—Usted expuso en una entrevista que saldar esa deuda no sería su prioridad si es presidente. ¿Eso no dificulta las inversiones externas?

—No, no. Es un problema que ha tenido un rechazo mundial, (es decir) el comportamiento de estos fondos y en especial con la Argentina reestructurando a un 23%. La Argentina siempre ha mostrado voluntad y capacidad de pago, pero de acuerdo con lo que había definido el Congreso en su momento.

—¿Qué opina de la actual situación en Venezuela?

—No voy a opinar de esas cuestiones, porque ya bastante tengo como gobernador de la provincia y como candidato a presidente.

Cuando el deportista le gana al candidato

Daniel Scioli habló con El País en Villa La Ñata, un barrio de la localidad bonaerense de Tigre que es su refugio y un verdadero reducto sciolista. Allí no sólo está la casa en la que el actual gobernador de la Provincia de Buenos Aires y candidato a Presidente vive junto a su mujer, Karina Rabolini, justo enfrente está la sede del Villa La Ñata Sporting Club, que creó para jugar el campeonato profesional de Fútbol Sala (Futsal) de Argentina.

En el estadio techado del club hay carteles de su actual candidatura junto a su vice Carlos Zannini por el FpV y varios de sus trofeos y fotografías con personalidades del deporte, la política y la cultura. Las plateas del lugar llevan los nombres de Juan Domingo Perón, Diego Maradona, Carlos Tévez y Lionel Messi; hay una popular llamada Kun Agüero y una enorme imagen de la Virgen del Luján, patrona de Argentina.

Con 58 años, Scioli es el jugador profesional más longevo en fútbol sala, una actividad a la que se anima a pesar de su dedicación full time a la política y que en el marco de su actual candidatura podría denominarse como "de riesgo". La actitud es consecuente con su pasado: reconocido deportista náutico, perdió su brazo derecho hace 25 años durante un grave accidente mientras corría, pero eso no le impidió ganar luego el título en esa especialidad.

El equipo ya juega en la primera categoría del Futsal profesional argentino. "El deporte de riesgo y la política se parecen en que son voluntad, entrenamiento, planificación, equipo, esfuerzo. Me encantan los deportes de riesgo y en la motonáutica yo corría a doscientos kilómetros por hora, así que…", resumió el candidato del FpV.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados