NEGOCIACIÓN SALARIAL

Sunca avisa que en la construcción la situación es "tirante, compleja"

No aceptará rebaja salarial; las tratativas están suspendidas.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Asamblea: Sunca dice que no está subordinado al gobierno. Foto: F. Flores

Con las negociaciones para renovar el convenio de la construcción suspendidas, el poderoso sindicato del sector (el Sunca) le advirtió al gobierno y a los empresarios que no aceptará rebajas salariales ni un acuerdo que no incluya correctivos por inflación, e insistió en que la situación es "tirante" y "extremadamente compleja", por lo que podría desembocar en un conflicto en toda la rama.

El Sunca realizó ayer un paro y un muy concurrido acto en el Palacio Peñarol en el que abundaron las banderas uruguayas y las rojas del sindicato, además de los mamelucos naranjas. El secretario general del Sunca, el ex diputado comunista Óscar Andrade, principal referente del gremio, hizo un largo y encendido discurso en el que sostuvo que "yo no he encontrado nunca una rama de actividad que tenga buenos salarios y buenas condiciones de trabajo producto de la generosidad empresarial, no conozco. Nos han querido meter el verso durante mucho tiempo de que los trabajadores lo que tenemos que hacer es esperar que la economía crezca para que cuando la economía crece, se desparrama pa arriba de nosotros", gritó. "Si fuera cierto el discurso neoliberal que hay que esperar que la economía crezca para que después se desparrame, los peones del campo tendrían que ir en cuatro por cuatro a trabajar", ironizó. También avisó que el sindicato no aceptará ningún recorte de los salarios vacacionales, en los aguinaldos, ni modificaciones en la forma en que los trabajadores aportan a la seguridad social.

También cargó contra el gobierno de manera indirecta. "Muchos que están generando esta situación tan tirante, tan extremadamente compleja, están donde están gracias a la lucha de los trabajadores. Ojo, ojo, mucho cuidado cuando procesos que nacen hijos de la lucha de los trabajadores se olvidan de donde vienen. Si perdés la gente no hay proceso popular posible. Este es un movimiento sindical insobornable, insubordinable, no se subordina ni a partidos, ni a cámaras y se debe a los trabajadores", enfatizó Andrade.

El sindicalista dijo que desde hace un mes las negociaciones están suspendidas. "La respuesta del sindicato no fue retirarse, fue llámenos cuando haya negociación porque esto no es negociación, esto es imponer y en la negociación colectiva se discute y se negocia, no se impone". El 16 de noviembre el sindicato volverá a reunirse en asamblea y hasta entonces las distintas departamentales están libres de adoptar medidas de paralización. En la construcción trabajan 48.000 personas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)