El boleto podría llegar a costar $ 30 si no contara con asistencia

Subsidios y evolución de tarifas

Pese a que el boleto de Montevideo es uno de los más caros de la región, está fuertemente subsidiado y podría costar cerca de 27% más si no contara con distintos aportes.

El boleto está subsidiado por tres mecanismos: un aporte municipal para estudiantes y jubilados (que no se destina a bajar la tarifa); un subsidio al combustible (del Ministerio de Transporte) y aportes —para mantener el precio— del Ministerio de Economía y Finanzas.

Desde 2009 los subsidios no han parado de crecer. Y aun así, el boleto ha mantenido un constante aumento.

En 2009, los subsidios sumados representaron más de US$ 58 millones; el año siguiente, US$ 60 millones; en 2011 casi US$ 78 millones y en 2012 más de US$ 104 millones.

La evolución de la tarifa en la última década registró períodos diferenciados: el primero abarca desde 1994 hasta 2003, donde la tendencia en el precio fue creciente y coincidente con la caída en la venta de boletos.

Posteriormente, hasta el año 2006, hubo una "meseta" en el precio, con ligeras oscilaciones.

A partir de 2006 y hasta 2009, se registra una caída real en la tarifa, principal explicación de la aceleración en el crecimiento de la venta de pasajes.

Esto se debió a la incorporación de los fideicomisos, que han permitido mantener el boleto en un precio más o menos constante.

El valor del combustible, que hace muchos años incidía fuertemente en el precio del boleto, tiene hoy un peso relativo en la paramétrica de cálculo, en la que ahora gravitan más los compromisos salariales asumidos por las empresas con sus trabajadores. El gasoil incide un 10% en el boleto.

Las últimas cifras presentadas en la Junta Departamental en referencia al sistema de transporte por concepto de subsidios directos establecían que la Intendencia otorgó hasta el año pasado $ 381:000.000, y los restantes $ 693:000.000 los pagó Economía.

Desde 2013, de los fondos comunales, unos $ 136:000.000 correspondieron al subsidio al boleto de la categoría Jubilado A, y $ 34:000.000 al de la categoría Jubilado B.

A esto se suma el subsidio a los estudiantes universitarios, y por otro lado el llamado subsidio de tarifa, que era de $ 137:000.000 y equivalía a $ 0.5 por boleto.

El funcionamiento de este depende de la relación entre la tarifa pública y la técnica; si la primera está por debajo de la segunda, hay que abonar un subsidio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)