En el FA dicen que tiene los días contados como ministro

Sube la presión en FA para sacar a Huidobro

Con su bastón en mano y sus 73 años, Eleuterio Fernández Huidobro no se intimida por las críticas que recibe desde el Frente Amplio, aunque en la coalición de izquierda dicen que tiene los días contados como ministro de Defensa.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Es el ministro más criticado en la interna del Frente Amplio. Foto: F. Flores

Fernández Huidobro dice estar acostumbrado a que le peguen y no le molesta haber perdido el respaldo de su propia fuerza política, luego de tildar de "enfermitos" y "mentirosos" a las organizaciones de familiares de desaparecidos.

Después de casi dos semanas de estas polémicas declaraciones, el ministro reapareció ayer en un acto con el presidente del Comité Olímpico Uruguayo, Julio César Maglione, y el director de Deporte, Fernando Cáceres. En rueda de prensa, aseguró que está "muy cómodo" en el Ministerio de Defensa, aunque prefirió no hacer comentarios sobre la movilización de las redes frenteamplistas del lunes en la Torre Ejecutiva.

"Sin comentarios", repitió, una y otra vez, restando trascendencia a los pedidos de renuncia que llegan desde las redes frenteamplistas y sectores como Casa Grande, Partido por la Victoria del Pueblo (PVP) y Vertiente Artiguista .

"Quiero salir del conventillo. Estábamos en la novena sinfonía, no podemos bajar al cha- chachá", dijo sobre la polémica que lo tiene como principal protagonista. "Toda mi vida fui insultado... No se preocupen", agregó.

El ministro aprovechó para aclarar que los archivos sobre detenidos desaparecidos —que las organizaciones de familiares reclaman desarchivar— "han estado siempre a disposición".

Mientras Fernández Huidobro trata de bajarle el tono a la controversia, en el Frente Amplio continúan presionando con su renuncia. "¿Renunció quién? ¿Blatter? y ¿Huidobro?", decía un tweet publicado en la cuenta de las redes frenteamplistas. "¿Será que también podremos tener una sorpresa en Uruguay y renuncia Huidobro?", insistieron.

Sin apoyo.

Dentro del Frente Amplio, el ministro se quedó sin apoyos. Es el líder de la Corriente de Acción y Pensamiento-Libertad (CAP-L), un sector prácticamente sin peso dentro del gobierno en función del magro resultado que tuvo en las elecciones de octubre de 2014, reconocieron fuentes de ese grupo a El País.

En las elecciones de octubre, la CAP-L consiguió menos de 9.000 votos en Montevideo y perdió su banca en el Senado y en Diputados. Hoy sin representación parlamentaria y con un total de cinco ediles en todo el país, el grupo vive una fuerte crisis.

Fuentes de la CAP-L reconocieron que no se reúnen desde antes de las elecciones municipales del 10 de mayo y por eso no aprobaron una resolución en respaldo de su ministro.

Al momento, el único sector que no cuestionó a Huidobro fue Compromiso Frenteamplista, grupo que lidera el diputado Víctor Semproni, que preside la Comisión de Defensa.

"Reafirmamos el concepto de que los ministros son secretarios del presidente de la República y que solo a este le compete decidir si continúa o no en el cargo", señalan el grupo de Semproni.

A la solicitud del Nuevo Espacio y Banderas de Líber para anular el decreto del expresidente José Mujica de crear un monumento con armas de militares y tupamaros, se sumó también el diputado José Carlos Mahía de Asamblea Uruguay.

Mahía sostiene en una columna que publicó en Facebook que "el decreto es un error histórico". Agrega también que ese monumento "es funcional a la teoría de los dos demonios".

Fuentes de la coalición indicaron que con tantas presiones, el ministro tiene los días contados en el cargo. "La salida del Ñato es cosa de un mes o mes y medio", dijo a El País una fuente de la coalición de izquierda.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)