Rezó el Rosario de bendiciones en la Aduana de Oribe

Sturla pidió respeto por "otros tipos" de familia

Muchos jóvenes rezan el Rosario, ya no es una cuestión de viejas", afirmó a El País el cardenal Daniel Sturla, minutos antes de comenzar a rezar el llamado "Rosario de bendiciones para la familia".

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Miles de católicos se dieron cita ayer en la Aduana de Oribe. Foto: Marcelo Bonjour.

Se trata de una de sus últimas apariciones en público antes de viajar a Roma para ser "creado" cardenal por el papa Francisco, según la jerga utilizada por la grey católica.

Sturla aseveró que tradicionalmente el Rosario era una oración que se rezaba en familia y que ahora "los jóvenes lo han redescubierto" y que muchos de ellos se juntan a rezarlo. "Hace 10 años eso no se daba", afirmó.

Anoche miles de personas se concentraron por cuarto año consecutivo en la Aduana de Oribe para participar del rezo de un Rosario para la familia. Dentro de las actividades previstas, en horas de la tarde, partió una caravana desde el Santuario de la Medalla Milagrosa, ubicado frente al Hospital Pasteur, encabezada por el sacerdote Fabián Barrera.

Además, participaron fieles que llegaron desde distintas parroquias del interior y desde Argentina. Una de las características de las propuestas es que muchos de los participantes llevaron antorchas. Con esas luminarias quedó iluminada la plaza que está ubicada entre el Museo Oceanográfico y el Liceo Francés.

"Es el cuarto año que se celebra. El primer año esperábamos 200 o 300 personas y fueron 1500, en el segundo fueron 3000 y en el tercero 4000. Esto es algo impresionante. Es un suceso", consideró Ester Meikle, una de las organizadoras de la celebración religiosa.

Mensaje.

Teniendo en cuenta que el centro de los rezos era la familia . Al respecto el cardenal señaló en la noche de ayer a El País que buscaba enviar "un mensaje a los fieles para motivar el modelo de familia cristiana y tener una actitud de paciencia y respeto hacia otro tipo de uniones".

Al respecto, monseñor Sturla aseguró que su intención es la de "tratar de proponer con claridad nuestro modelo cristiano y de dar un testimonio de familia como Dios quiere: papá, mamá, hijos".

El cardenal y arzobispo de Montevideo advirtió la existencia de una "crisis" en la familia.

"Más allá de estas cosas que últimamente se han dado con los temas de diversidad y género, hay una crisis de familia por la cantidad de separaciones o situaciones de hecho que hay. Por eso se hace necesario un anuncio gozoso de la familia según el plan de Dios", agregó.

Vaticano.

La convocatoria de anoche fue una de los últimas actividades en que participará el cardenal Sturla antes de viajar en la primera quincena de febrero al Vaticano. Los días 12 y 13 participará de la reunión del Consistorio, en el que se presentará por primera vez como cardenal.

Para el día 14 de febrero está prevista la "creación" de los nuevos cardenales, acto por el cual quedan investidos los nuevos purpurados, entre ellos el propio Sturla. En tanto, durante el día 15 Sturla participará de una misa concelebrada con el papa Francisco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)