LA FAMILIA MÁS CONOCIDA

El sospechoso del crimen de Prati enfrenta hoy a testigos

Capturaron al Chalo; se encontraba prófugo desde hace más de un mes.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Acosta y Lara: el asentamiento donde se esconden los delincuentes de Carrasco Norte. Foto: F. Ponzetto

El sospechoso de haber matado de un disparo a Heriberto Prati el pasado 1° de octubre en Carrasco Norte, confesó ante la Policía la autoría de rapiñas y hurtos, pero negó haber participado en el homicidio por el cual venía siendo buscado hace más de un mes.

El joven de 29 años, apodado "Chalo", cuenta con antecedentes penales, y se encontraba prófugo desde el pasado 2 de octubre, un día después de que a Prati lo mataran de un tiro en la cabeza en la esquina de Horacio Acosta y Lara y Celedonio Nin y Silva.

El Chalo había desaparecido del barrio donde vivía junto a su familia. La Policía realizó diferentes allanamientos durante la segunda semana de octubre en procura de su paradero, pero no tuvo suerte hasta la mañana de ayer, cuando investigadores de la Zona II ingresaron a la casa de sus padres y lo encontraron durmiendo.

El delincuente, que es reconocido en el barrio por haber llevado a cabo diferentes atracos a comercios de la zona, así como rapiñas y hurtos, se hizo cargo ante la Policía de estas acusaciones. Pero cuando fue interrogado en relación coneal homicidio de Prati, aseguró no tener nada que ver. Incluso dijo que no estaba en conocimiento del hecho.

Prati había intercedido para que no le robaran el bolso a una amiga y en ese momento el ladrón le disparó en la cabeza, hiriéndolo mortalmente.

Hoy, desde primeras horas de la mañana, el delincuente será conducido ante la Justicia y deberá declarar por el homicidio de Prati.

La jueza del caso, María Noel Odriozola, hará una ronda de reconocimiento del sospechoso ante los testigos del asesinato.

La Policía aportará información y evidencias que vincularían al joven con el asesinato.

Otros delitos.

El País realizó una recorrida por el barrio Carrasco Norte y se entrevistó con varios vecinos de la zona que fueron robados en diferentes oportunidades.

Todos coincidieron al señalar que "los delincuentes son del Acosta y Lara", el asentamiento que se encuentra en el perímetro de las calles Horacio Acosta y Lara, General Nariño, Avenir Rosell y Ricardo Areco.

Hace una semana, una señora que vive por la calle Horacio Acosta y Lara, abrió el portón de su casa para ingresar el vehículo al patio de la vivienda. En ese momento, un delincuente armado le exigió las pertenencias. Luego de que le robó la cartera, se fue caminando rumbo al asentamiento.

"Era el Chalo, lo vimos todos porque fue a primera hora de la tarde y como se dio cuenta que lo mirábamos, empezó a gritar con el arma en la mano que si hacíamos algo nos mataba", dijo una vecina que pidió mantenerse en el anonimato por miedo a represalias.

Un día después, según el coincidente relato de los vecinos, el "Chalo" junto a otro delincuente, ingresó a una casa de familia.

Eran las 13:00 horas aproximadamente, cuando dos delincuentes saltaron el portón de ingreso a la casa que se encuentra en la calle Raúl Baethgen esquina Antonio Bachini.

Una mujer de avanzada edad que se encontraba en el patio trasero de la vivienda notó el movimiento de los ladrones y se encerró en la casa. En ese momento, los asaltantes comenzaron a romper vidrios de ventanas para poder ingresar a la propiedad.

La mujer logró escapar y pedir ayuda, mientras los ladrones robaban unas pocas pertenencias de la casa y se retiraban con destino al asentamiento Acosta y Lara. En ese momento un patrullero que pasaba por la zona vio a los delincuentes en situación sospechosa y comenzó una persecución que terminó en el interior del asentamiento.

Los ladrones no pudieron ser atrapados porque entraron a una vivienda precaria y las personas que vivían allí apedrearon a los policías. Fuentes vinculadas al caso también confirmaron que en esa persecución se encontraba involucrado el joven apodado Chalo.

Más implicados.

Por lo menos hay dos delincuentes más implicados en diferentes hurtos y rapiñas al barrio Carrasco Norte. La Policía asegura saber quiénes son, pero aún no los ha logrado detener.

Ambos son familiares entre sí y también mantienen una estrecha relación con el Chalo.

"Era muy común verlos juntos en alguna esquina o en moto por la zona de Carrasco Norte; creemos que las cosas se tranquilizarán después de mañana (por hoy sábado) si procesan al detenido.

En una reunión que mantuvo la plana mayor de la Policía de Montevideo con vecinos del barrio, se aseguró que "muy pronto habrá novedades respecto a los delincuentes que están azotando Carrasco Norte", según informó la propia jefatura departamental.

Uno de los elementos que tenía la Justicia para intentar colocar a alguno de los indagados en el crimen eras las cámaras de seguridad ubicadas en la zona, la mayoría propiedad de particulares. Sin embargo, ninguna de las cámaras mostraba una imagen nítida.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)