PANDEMIA

Vuelta al consumo y al trabajo: reabrieron los shoppings con un 60% del personal

Quien entre a un centro comercial debe someterse a un control de temperatura, desinfectarse las manos con alcohol en gel y pisar una alfombra sanitizante.

Punta Carretas Shopping. Foto: Andrés López Reilly.
Así fue la reapertura en el Punta Carretas

Luego de casi tres meses de permanecer cerrados y mientras Uruguay sigue achatando la curva de contagios de coronavirus (a la fecha hay 69 personas infectadas), los shoppings de todo el país reabrieron ayer sus puertas a las 12:00 del mediodía, salvo en Rivera, donde preocupa la situación de la frontera con Brasil.

La reapertura de las grandes superficies comerciales se hizo luego de que se aprobara la semana pasada un estricto protocolo, el más trabajado y consensuado de todas las áreas de actividad, según consideró el secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado. Llevó más de un mes su elaboración y se alcanzó un texto definitivo -aunque revisable de acuerdo a la evolución de la pandemia- tras descartar 45 versiones previas.

Punta Carretas Shopping. Foto: Leonardo Mainé.
Punta Carretas Shopping. Foto: Leonardo Mainé.

Pocos minutos antes las 12:00, los shoppings más importantes tenían una cola de unas 100 personas aguardando para ingresar. En el caso del Punta Carretas, por ejemplo, debían mantener distancias haciendo una fila en zigzag que era ordenada por puntos marcados en el piso y por personal del centro comercial. La prioridad era para los empleados, pero pocos minutos después pudieron atravesar la puerta los primeros clientes (y curiosos).

Tiendas: hay que pasarse alcohol en gel en las manos antes de tocar las prendas. Foto: Leonardo Mainé
Tiendas: hay que pasarse alcohol en gel en las manos antes de tocar las prendas. Foto: Leonardo Mainé

Básicamente, quien entre a un shopping center deberá someterse a un control de temperatura, desinfectarse las manos con alcohol en gel y pisar una alfombra sanitizante. Todo esto demanda unos pocos segundos, por lo que en la tarde los ingresos de público ya eran totalmente fluidos. El uso del tapaboca en el interior es obligatorio en todo momento.

En el caso del Punta Carretas, el control de temperatura incluso se hace de forma automática, con una cámara fija. La misma refleja la temperatura corporal de cada visitante en una pantalla y es supervisada por dos personas sentadas a la entrada. Quien tenga fiebre, no podrá ingresar.

“Aquí estamos implementando cámaras termográficas que permiten controlar a la gente de una manera no invasiva, tenemos alcohol en gel en todos los sectores y hay mensajes por los altoparlantes que invitan a mantener el distanciamiento físico. Hemos hecho una serie de cosas que nos han demandado recursos y tiempo, pero la verdad es que estamos muy conformes con lo que se ha hecho. Y vemos que efectivamente está funcionando bien”, declaró a El País el gerente general del Punta Carretas Shopping, Ignacio Morales.

Montevideo Shopping. Foto: Leonardo Mainé.
Montevideo Shopping. Foto: Leonardo Mainé.

Control del aforo

Según el protocolo general, el aforo de los shoppings se determinará en función de 1 persona cada 5 metros cuadrados. De todos modos, el texto aclara que se instará a “mantener el distanciamiento físico de por lo menos 1,5 metros entre individuos y 2 metros en las filas”. El personal se encargará de evitar las aglomeraciones.

En el Punta Carretas, hay también un equipo electrónico que cuenta las personas. Este shopping permitirá el ingreso de hasta unos 5.000 clientes.

“Implementamos en todos los accesos que tenemos operativos unos sensores 3D que nos permiten contar el in and out, la gente que está ingresando y que está saliendo, cosa de saber exactamente cuánta gente hay en el interior del centro comercial. El aforo es de 1 persona cada 5 metros cuadrados. Nosotros en esta primera etapa incluso bajamos el porcentaje. Las pantallas funcionan como un semáforo: en verde indican que se puede pasar, en naranja que estamos próximos a llegar al aforo máximo, y en rojo cuando ya no se puede pasar. Obviamente nosotros tenemos un margen de reacción. Cuando empieza a llegar al naranja, activamos una brigada para implementar otros procedimientos”, explicó Morales.

Montevideo Shopping. Foto: Leonardo Mainé.
Montevideo Shopping. Foto: Leonardo Mainé.

Pistola láser.

En la mayoría de los shoppings se dispuso de personal a la entrada con un termómetro láser que se enfoca a la frente y determina en un segundo la temperatura corporal. Este es el caso de Montevideo Shopping, donde no hay conteo de personas para controlar el aforo, aunque los empleados cuidarán que se mantengan las distancias de seguridad que establece el protocolo. Este centro comercial admitirá unas 4.000 personas al mismo tiempo.

“Se tomaron muchos recaudos para que el protocolo fuera muy exigente, porque era lo que nosotros queríamos. Las autoridades también así lo exigían. Queríamos tener una reapertura segura. No rápida, pero sí segura, eso era lo más importante. Y se logró”, declaró a El País Rodrigo Ferreiro, gerente comercial de Montevideo Shopping.

Montevideo Shopping. Foto: Leonardo Mainé.
Montevideo Shopping. Foto: Leonardo Mainé.

“El protocolo se fue adaptando y mientras eso ocurría nosotros teníamos que ir entrenando a nuestro personal. Hubo cosas que quedaron hasta último momento, porque el protocolo fue aprobado el jueves de la semana pasada. En ese período tuvimos que rápidamente terminar los detalles que quedaban, como comunicar a los arrendatarios para que ellos tuviesen tiempo para ajustar sus locales. Recordemos que cerraron el 17 de marzo, cuando quizás tenían todavía cosas de verano, y que ahora nos encontramos prácticamente en invierno. Requirió tiempo de adaptación y mucho esfuerzo por parte de las personas involucradas. Estimamos que se retomó el 60 o el 70% del personal”, indicó.

Montevideo Shopping. Foto: Leonardo Mainé.
Montevideo Shopping. Foto: Leonardo Mainé.

“Recorriendo el shopping te encontrás con la gente contenta, con los trabajadores que se reencuentran con sus compañeros”, agregó Ferreiro.

Alberto Gossweiler, center manager del Costa Urbana Shopping, dijo a El País que “tomamos la temperatura con pistola y admitiremos 3.000 personas en el sector del shopping”.

En tanto, Martín Foderé, vocero de Las Piedras Shopping, informó que en este centro comercial la reactivación de los empleos directos alcanza al 70% (entre 600 y 700 personas, que se suman a otras 400 con vinculación indirecta). Allí también se toma la temperatura con termómetros infrarrojos.

Punta Shopping. Foto: Ricardo Figueredo.
Punta Shopping. Foto: Ricardo Figueredo.

Sin mesas, ni cines, ni juegos para los niños.

En una primera etapa no funcionarán los cines, los casinos, las áreas de juegos para niños y adolescentes y las plazas de comidas. Solo se podrá comprar alimentos para llevar.

En los locales gastronómicos que se encuentran fuera de las plazas de comidas se procederá de la misma forma, solo con atención al mostrador, sin uso de las mesas. A las dos semanas de esta reapertura se podrá pasar a la venta con público en mesas, aunque manteniendo dos metros de distancia.

En el caso de los locales gastronómicos que tienen apertura al exterior del centro comercial, se podrá hacer uso de las mesas manteniendo la distancia de 2 metros entre las personas, con una menor dotación de mesas y cerrando el acceso a los locales desde el interior del centro comercial.

La reapertura de los shoppings se logró ayer tras un acuerdo entre el gobierno, los dueños de las grandes superficies y la Federación de Empleados del Comercio y Servicios (Fuecys).

Lo que hay que saber antes de ir al shopping
Punta Shopping. Foto: Ricardo Figueredo.

Básicamente, quien ingrese a un shopping center deberá someterse a un control de temperatura, desinfectarse las manos con alcohol en gel y pisar una alfombra sanitizante. Todo esto demanda unos pocos segundos. En el caso del Punta Carretas, el control de temperatura se hace de forma automática, con una cámara fija. El uso del tapaboca es obligatorio en todo momento.

En una primera etapa, el horario general de atención al público será de lunes a viernes de 12:00 a 20:00, y los días sábado y domingo desde las 11:00 hasta las 20:00. En las primeras 2 horas, los mayores de 65 años tendrán prioridad en las cajas de los comercios.

Los locales de las plazas de comidas operarán desde las 12:00 a las 20:00, pudiendo extender sus horarios hasta las 21:00 de manera opcional. No se podrán utilizar las mesas.

Se colocaron puntos de detención en las cajas para establecer una separación de 2 metros entre personas en la fila. El cliente deberá desinfectarse sus manos con alcohol en gel antes de seleccionar prendas y probárselas (esto último se intentará desestimular, así como el canjes de las mismas). Los secadores de manos eléctricos de los baños fueron retirados o desactivados.

Así lo vieron.

Ignacio Morales
Ignacio Morales
Gerente de Punta Carretas Shopping

Además del protocolo general, cuya realización demandó más de un mes, cada centro comercial tuvo que hacer su propio trabajo para lograr la reapertura. “Implementamos una serie de medidas para transmitir seguridad. Lo que pretendemos es que toda la gente que entre sienta confianza, que estamos haciendo las cosas de una manera ordenada y responsable. Y cumpliendo con todo lo que está plasmado en el protocolo”, dijo Ignacio Morales, gerente general del Punta Carretas Shopping. “Hoy día está trabajando entre un 55 y un 60% del personal. No olvidemos que estamos próximos al Día de la Madre y que los locales tienen que estar preparados para eso”, agregó Morales.

Rodrigo Ferreiro
Rodrigo Ferreiro
Gerente de Montevideo Shopping

“Queríamos tener una reapertura segura. No rápida, pero sí segura. Y se logró”, dijo el gerente comercial de Montevideo Shopping, Rodrigo Ferreiro. “El protocolo se fue adaptando y mientras eso ocurrían teníamos que ir entrenando a nuestro personal. Hubo cosas que quedaron hasta último momento, porque el protocolo fue aprobado el jueves de la semana pasada. Tuvimos que rápidamente terminar detalles que quedaban, como comunicar a los arrendatarios para que tuviesen tiempo para ajustar sus locales. Cerraron el 17 de marzo, cuando tenían todavía cosas de verano, y ahora nos encontramos prácticamente en invierno”, agregó.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados