El basural eterno

Un vertedero de basura en el medio de Tres Ombúes

La IMM dijo que limpiaría el basural en una semana, pero ya van dos años.

Vertedero de basura Tres Ombúes
Foto: Francisco Flores

Dos niños salen por la puerta trasera de un asentamiento y escalan una pequeña montaña de basura. Del otro lado de esa cantidad voluminosa de bolsas, hay toneladas de kilos más. La escenografía en la culminación de la calle Carlos Tellier de Tres Ombúes se completa con una jauría de perros, en su mayoría escuálidos, que deambulan entre las bolsas buscando comida. Los vecinos están cansados de las ratas, el olor y los insectos que invaden sus hogares. Y denuncian que la Intendencia de Montevideo no va a retirar los desechos desde hace dos años.

En ese asentamiento viven clasificadores de residuos cuyo patio trasero lo destinan para el reciclaje de éstos. Según contaron cinco vecinos de la cuadra, al caer la tarde camiones y camionetas particulares llegan a ese punto todos los días a tirar cientos de bolsas. Como si fuera el vertedero Felipe Cardoso, pero en un barrio residencial.

Los vecinos de esa zona reclaman a la Intendencia de Montevideo y a la alcaldía que retiren todos esos residuos de ese lugar, ya que ocasionan problemas de salud y alteran la calidad de vida de los vecinos. También solicitan que se coloquen contenedores para ayudar a atacar la cultura de tirar todo en un terreno público.

Vertedero de basura Tres Ombúes
Foto: Francisco Flores

Cecilia Franco (33), que vive en esa cuadra, dijo que cuando llueve de manera intensa ese punto tiende a inundarse, "las ratas salen para todas partes" e ingresan en su casa. "No sabés si protegerte contra el agua o estar a los palazos con estos reptiles", comentó.

A Yisela Ubilla (42) le sucede lo mismo. "Cada vez que llueve, se me inundan las zanjas. No puedo tener la puerta abierta porque las ratas andan en la vuelta", dijo.

En esa zona viven cerca de 20 familias en las que hay 50 niños quienes, en algunos casos, sufrieron enfermedades debido a este problema ambiental. "Mi sobrina tiene parásitos y a mi hijo, que es asmático crónico, también le afecta", dijo Cecilia Franco.

El vertedero no solo es un lugar donde tiran residuos. También arrojan cadáveres de animales. "Perro que muere en el barrio, perro que depositan en ese basural. Genera un horrible olor a podrido", dijo Franco. La falta de control sobre la población canina se hace evidente debido a una manada de perros que van de un lado a otro.

A este panorama se suma que la zona presenta problemas viales. Este camino de pedregullo posee pequeños cráteres que dificultan la movilización de los vehículos. "Una ambulancia una vez se dio vuelta ingresando acá", comentó Franco. "A veces llamo a una para venir y ponen peros", agregó Ubilla.

Vertedero de basura Tres Ombúes
Foto: Fernando Ponzetto

Cooperativa.

En el predio lindero a este basural hay una cooperativa de viviendas del Banco de Previsión Social en la que residen, en general, adultos mayores. Este lugar, que rompe con el entorno dado su cuidado del jardín, tiene un guardia de seguridad que controla el ingreso de personas. El hombre aseguró a El País que muchos vecinos están preocupados por la molestia que genera ese basural.

Cristina (60) vive en esta cooperativa hace cuatro años y medio. "El basurero está hace mucho tiempo más", comentó indignada.

Un pequeño galpón de su casa más de una vez se llenó de ratas. "Hay bichos de todo tipo. Arañas y cucarachas. Impresionante", comentó.

"El humo negro, el hollín, el olor a goma y a cosa sucia se siente siempre. Todas las ratas vienen para acá. Hay que cerrar todas las ventanas", agregó Nelly Mariquintana, de 64 años.

Dos años.

En julio de 2016, El País divulgó una nota en el que daba cuenta de esta situación. Días más tarde de esa información, personal de la División Limpieza de la Intendencia de Montevideo fue hasta el lugar para iniciar la recolección. El director de Limpieza de entonces, Óscar Caputi, dijo en ese momento que las tareas se estaban desarrollando frente a la "resistencia" de un grupo de recolectores que clasifica los residuos en ese sitio.

Caputi sostuvo que ese es un terreno público y es un drama que sucede como en tantos asentamientos en Montevideo.

El exjerarca había dicho que en una semana terminarían de recolectar todos los residuos. Sin embargo, desde entonces "no han aparecido más", según contó Yisel Ubilla, una de las principales denunciantes de este problema. Esta vecina dijo que ha presentado firmas de vecinos advirtiendo de este problema en el Centro Comunal.

Hace un año, volvieron a hacer el reclamo en la Intendencia. En el Centro Cívico de Tres Ombúes hubo una reunión entre el intendente Daniel Martínez y los vecinos. El jerarca "dijo que tenía la retroexcavadora rota. Nosotros seguimos esperando y sufriendo la basura", dijo Ubilla.

Más problemas.

Los vecinos reclamaron que en los últimos años fueron asfaltadas todas las calles del barrio, pero desde la Calle 5 hacia el final de Carlos Tellier, nunca lo hicieron. "Y está toda rota debido a la lluvia", comentó Yisel Ubilla. Algo similar sucedió con la iluminación. "De noche es una cueva de lobos: no podés salir porque aparecen todos los perros", comentó.

En este sentido, instó a la Intendencia de Montevideo y al Municipio A que atiendan algunos de estos reclamos "para mejorar la calidad de vida de los vecinos", dijo Ubiña.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados