Manos a la obra

Vecinos de Verdisol asumen obras que la IMM no hace

Trabajan en saneamiento, calles e iluminación de cara a mejorar el barrio.

Los vecinos buscan soluciones a sus problemas. Foto: Walter Abraham
Los vecinos buscan soluciones a sus problemas. Foto: Walter Abraham

La orina y la materia están en los jardines de las casas porque Verdisol carece de saneamiento. Hay cañerías tapadas en la escuela, calles sin focos, y personas enfermas porque las mordieron las ratas que se multiplican en el basural ubicado al final de la Calle 3.

Los vecinos que habitan cerca del Complejo Verdisol (Nuevo París) querían mejorar la zona a través del Presupuesto Participativo. Pedían cosas básicas como iluminación, calles y saneamiento, pero el equipo de Planificación Zonal y la Intendencia rechazaron la propuesta en octubre de este año.

"Fue evaluada como no viable. La ausencia de titularidad del predio no corresponde a dar andamiento a dicha propuesta", decía la carta firmada por Ana Saravia, directora del Centro Comunal 13. Luego de que el Banco Hipotecario abandonara la obra, la gente ocupó las viviendas. Walter Abraham empezó con un ranchito 20 años atrás, y luego se hizo una casa de material.

"La empresa Cobluma —propietaria de los terrenos— tiene deudas con el Municipio y el BHU. Si los dueños nos dicen que tenemos que pagar una cuota por el predio lo haremos, pero como representantes del barrio seguimos peleando", dice Walter Abraham. Él fue una de las 63 personas que no se quedó de brazos cruzados ante la negativa de la comuna. Todos quienes integran el grupo "Vecinos Unidos de Verdisol" están dispuestos a trabajar codo a codo y brindar mano de obra para sacar el barrio adelante.

Luces: uno de los reclamos de los vecinos. Foto: Walter Abraham
Luces: uno de los reclamos de los vecinos. Foto: Walter Abraham

"El acuerdo con los vecinos es no permitir que en la campaña electoral vengan las autoridades a hacer política a costillas de nosotros", dice Abraham.

Se queja de que el intendente Daniel Martínez les "sobó el lomo" antes de ser electo, y una vez en el poder, "rechazó todo lo que pedimos". En 2017 escribió una carta de puño y letra pidiéndole al alcalde Gastón Silva caños e iluminación para una cancha de fútbol 5 y no tuvo respuesta.

A pulmón.

La fuerza de voluntad hace al grupo. Realizaron jornadas de limpieza, colocaron focos, y limpiaron cloacas y cañerías en la escuela N° 270.

Prevén que en un mes lleguen materiales y maquinaria para arrancar las obras en calles y desagües.

Usan un grupo de WhatsApp para comunicarse, y se financian con rifas, eventos, y ventas económicas. Su plan es armar un cine en el Centro Comunal para hacer matinés, y de paso entretener a los más de 300 niños del barrio.

"Nos revolvemos para buscar soluciones. Todo lo que se recauda va a parar a una cuenta en Abitab. Queremos que sea transparente", dice Abraham.

Plan: dentro de un mes comenzarán las obras de calles y desagües. Foto: Walter Abraham
Plan: dentro de un mes comenzarán las obras de calles y desagües. Foto: Walter Abraham

No trabajan solos. Alejandro Larzabal los ayuda a sacar el proyecto adelante.

Hace cuatro años dirige una ONG que los vecinos beneficiados por sus obras bautizaron "Larzabal por los barrios".

"El primer pilar para lograr algo es la unión y la mano de obra de los vecinos. Todos tienen que agarrar la pala y trabajar. No puede haber nadie sentado mirando. Pretendemos que se contagien unos y otros", explica.

No hay fines de lucro ni partidos políticos. Se basan en dar una mano a quien lo necesita.

"El puntapié para empezar a trabajar fue la votación de los concejales y los presupuestos participativos. A raíz de esa difusión comenzamos a movilizarnos para intentar unir".

La escuela N° 262 tenía una sala de odontología en decadencia y entre los vecinos de Punta de Rieles y Bella Vista lograron dejarla como nueva. Esa vez, la empresa Cifer les donó las pinturas.

Vendieron tortas fritas y chorizos para juntar fondos y consiguieron arreglar las calles de El Viñedo (Punta de Rieles).

Larzabal espera que otro vecino de Punta de Rieles lo pase a buscar para arreglar la biblioteca de una escuela. "Es cuestión de voluntad más que de plata. Si nos unimos un poco más podemos mejorar la calidad de vida de las personas".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)