Mercado y convivencia

Vecinos de ferias reclaman mayor rotación de puestos

Hoy solo se realizan si los afectados hacen solicitudes ante la Intendencia.

Informe: el 73% de las ferias de Montevideo no tienen baño químico. Foto: F. Ponzetto
Informe: el 73% de las ferias de Montevideo no tienen baño químico. Foto: F. Ponzetto

En lo que va del año, la Intendencia de Montevideo ha rotado la ubicación de ocho ferias tras reclamos de vecinos. Están en trámite 17, informó la comuna tras un pedido de acceso a la información amparado en la ley 18.381.

Este tema está dentro de los objetivos anuales "específicos" de Daniel Martínez, según un documento de su administración que enviaron a la Junta Departamental. De todas formas, la comuna no cuenta con una orden específica para esta rotación, sino que trabaja de acuerdo a la solicitud de los vecinos.

Entre las que fueron hechas este año se destaca una de Pocitos, que se llevaba a cabo los días miércoles en la calle Pedro Berro entre Bulevar España y Jaime Zudáñez, que fue enviada tras una resolución del pasado 15 de enero a la calle Jaime Zudáñez desde Ellauri a Tomás Diago. En el Centro, la que se instalaba los viernes en la calle Wilson Ferreira Aldunate entre Soriano y Canelones fue reubicada —en marzo— a la calle Julio Herrera y Obes entre Maldonado y Durazno.

Reclamos.

Flavio Harguindeguy, presidente de la Unión de Vecinos de Ferias y Periferias de Montevideo, dijo a El País que la mayoría de estas reubicaciones son de aquellas de "menor porte", cuya extensión no supera las cuatro cuadras. "Las periferias más populosas, de 20 a 28 cuadras, no las cambian". dijo.

Antes de la existencia de esta organización se rotaba menos del 1%, comentó. Y en general eran ferias de Avenida Italia al sur, donde había gente muy cansada por los perjuicios que ocasionaban estos puestos.

¿Cómo se reubican las ferias? El solo paso del tiempo no lo desencadena. "Si vos no iniciás un expediente y le das seguimiento, la feria sigue en el mismo sitio", comentó Harguindeguy, líder de una organización que cuenta con delegados vecinales de 114 ferias y periferias de la ciudad.

La normativa municipal establece que el servicio de Inspección General de la Intendencia realiza "evaluaciones periódicas" sobre el funcionamiento de estos sitios y consulta a los habitantes de la zona. "En caso de que se constaten incumplimientos al reglamento o que la opinión de los vecinos sea contraria a la permanencia en esa localización de alguna feria se propiciará su reubicación", dice el reglamento.

El vocero vecinal recordó que esto siempre queda supeditado a la decisión de las autoridades. "En algunos casos no te dicen ni que sí ni que no, que están viendo, y algunas tienen expedientes abiertos de 20 años", indicó. La de Colón, situada en Eduardo Raíz y Casavalle, y las del Cerro atraviesan estas situaciones. Por eso, uno de los reclamos centrales de esta organización a las autoridades es que la rotación se dé de manera automática. "Queremos que al tercer año sea trasladada de oficio", comentó el referente vecinal.

Antes de fin de año se podrá pagar con tarjeta en las ferias
Tarjeta: facilita muchas cosas pero hay que tener cuidado en otros aspectos. Foto: F. Ponzetto

A fines del mes pasado, el Ministerio de Economía y Finanzas informó que la mayoría de los feriantes de frutas, hortalizas, mariscos, quesos y flores contarán con terminales que permitirán el pago con tarjeta de débito.

Este nuevo sistema, según esta cartera muy reclamado por los clientes, empezará a verse en este último trimestre.

Los feriantes acceden a varios beneficios: en primer lugar, tendrán acceso a préstamos bancarios y a una cuenta gratis en el Banco República. Además, el costo de arrendamiento del POS lo subsidiará el Estado en un 100% hasta junio de 2019. Después pasará a ser de 70% hasta julio de 2020 y 40% hasta mediados de 2021. Los clientes, en tanto, podrán beneficiarse con la rebaja de los cuatro puntos porcentuales del IVA, como ocurre en el resto de los comercios de Uruguay.

"Se trata de un sector muy importante, con gran presencia en todo el territorio, proveedores de gran parte de la canasta básica de consumo de todos los hogares del Uruguay", dijo el ministro de Economía, Danilo Astori.

Daños y demanda.

Además de la rotación, los vecinos cuestionan que en la mayoría de los casos existen "serias carencias" en las áreas de limpieza, baños, horarios de armado y desarmado, espacio público, daño a la propiedad y venta de lo prohibido.

Para dar una prueba de ello, realizaron una pesquisa en marzo pasado, ejecutada por los delegados de 114 ferias vecinales, en la que muestran que en el 56% el armado se hace antes de las cinco de la mañana, en la mitad se ha causado daños en las veredas y caños de la cuadra donde está instalada, y en seis de cada 10 los feriantes están "colgados" a la luz. Desde 2015 es obligatorio que cuenten con baños químicos, pero el 73% no los tienen, según el reporte.

El 12 de octubre de 2017, esta organización presentó 3.252 firmas de vecinos en la que suscribían una "petición calificada" al MEF y a la IMM. Pedían rotación obligatoria para todas las ferias cada tres años, prohibición de volver al mismo sitio por 12 y un "estricto" cumplimiento a las normas.

Como las dos instituciones no dieron respuesta a esta solicitud, esta organización pedirá que el Estado los reponga por los daños y perjuicios que generan.

Visión de feriantes.

Hugo Seoane, directivo de la Asociación de Feriantes del Uruguay, está de acuerdo en que se lleve a cabo la rotación, pero no en el tiempo solicitado por los vecinos. "Los plazos menores a cinco años no pueden ser. Es por un tema comercial", opinó.

Seoane criticó el tono en el que esta organización se ha manejado en este tema. "Nos están poniendo en una bolsa en la que no entramos todos", aseguró.

Para el comerciante, los eventos denunciados se encuentran en las periferias.

(Producción: Juan Pablo De Marco).

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)