IMPACTOS DEL COVID-19

Uruguayos permanecen varados en su propio país

Un grupo de 177 personas intenta volver a España desde hace más de 2 meses. Hay varios uruguayos.

Ayer: volvieron a manifestarse frente a la embajada y consulado de España, en Av. Brasil y Libertad. Foto: Francisco Flores
Ayer: volvieron a manifestarse frente a la embajada y consulado de España, en Av. Brasil y Libertad. Foto: Francisco Flores

Una persona que vino a sepultar a su padre; otra que llegó a cuidar a su madre en los últimos días de vida; un matrimonio casi octogenario (él en silla de ruedas y ella paciente oncológica); españoles que vinieron a tomar cursos; uruguayos que viven en la Madre Patria y visitaban a sus familias o llegaron para hacer trámites. Todas estas historias son parte de un grupo de aproximadamente 177 varados que desde hace más de dos meses intentan regresar a España.

El vuelo de 250 esquiladores compatriotas que se trasladaron a trabajar al país europeo fue el detonante para que estas personas se comenzaran a movilizar frente al Consulado y la Embajada de España, ubicados en Avenida Brasil y Libertad.

Yelly Barrios es una periodista uruguaya, nacida en Tacuarembó hace 40 años y casada con un español, con quien vive en Bilbao. “Mi vuelo lo cancelaron varias veces. El primero era el 7 de abril, el segundo el 4 de mayo y el siguiente el 6 de junio”, comentó a El País.

Barrios explicó que “el detonante” para convocar a manifestarse frente a la sede diplomática fue cuando se enteraron que un grupo de esquiladores uruguayos volaría en un charter a trabajar en España.

Los 250 esquiladores uruguayos que viajaron, luego de algunas dilatorias, eran muy esperados por el sector ovino de España, que permanecía sin funcionar debido a la falta de mano de obra.

De acuerdo a un informe realizado por la televisión española, en el país falta personal calificado para realizar estas tareas ganaderas y se necesitaba la presencia del grupo de uruguayos para poder iniciar la zafra. Según el informe, el objetivo de los uruguayos es esquilar una oveja “en menos de dos minutos”, para finalizar con un promedio de 200 animales al día cada uno.

“Este desastroso horizonte se ha evitado con un vuelo que pasará a la historia del sector: diez empresas han pagado 533.375 euros para fletar un Boeing 787 para 251 esquiladores uruguayos”, indicó la televisión española, que aludió a los trabajadores compatriotas como quienes “salvaron la zafra” en medio de la pandemia.

El embajador de España en Uruguay, José Javier Gómez-Llera, dijo ayer a El País que a fin de mes (probablemente el 31 de mayo), los varados podrán regresar a su país de residencia en un vuelo de Iberia. A su vez, el diplomático indicó que los esquiladores uruguayos regresarán a Montevideo el 20 de julio.

En España

Barrios, quien además de periodista es gestora cultural, dijo que tiene noticias de al menos 90 uruguayos que están varados en España, los cuales fueron contactados por el Consulado de Galicia para informales que existe la posibilidad de que regresen en un avión que estaría volando hacia Montevideo aproximadamente el 28 de mayo.

La periodista destacó la actitud del canciller uruguayo, Ernesto Talvi, “quien cuando habla de traer a los que están en el exterior no discrimina entre los que son uruguayos y los que son residentes; los pone en el mismo paquete, lo cual no está pasando del lado español, donde hacen primero una selección de los que son ciudadanos”.

La ministra de Asuntos Exteriores de España, Arancha González Laya, explicó el domingo al medio español La Sexta que “no es fácil la vuelta de todos los españoles que están en el extranjero, porque vivimos circunstancias excepcionales”.

“No basta con fletar un avión, sino que hay que asegurarse de que los ciudadanos que están desperdigados en los países, puedan acudir al aeropuerto del que va a salir el avión a España”, sostuvo.

La periodista española Ana Pastor la interrogó sobre la situación de los españoles en varios países de Latinoamérica y le preguntó “por qué no es posible fletar un avión a Uruguay, donde hay unos 700 españoles esperando a ser repatriados, como se ha hecho otras veces”, a lo que la ministra respondió:

“Existen enormes limitaciones para la movilidad dentro de esos países. Es una tarea titánica”.

En Uruguay

Ayer, un grupo de varados logró entrevistarse con el cónsul español en Uruguay, José Rodríguez Moyano. “En este grupo tan heterogéneo de 177 personas hay ciudadanos españoles, residentes legales en España con pasaporte uruguayo, italiano, francés y suizo. Yo participé de la reunión como vocera de los residentes legales con pasaporte uruguayo, somos personas que vivimos allá y que sin ser ciudadanos tenemos los mismos derechos que un español”, explicó Barrios.

La pianista uruguaya Polly Ferman y su pareja, el bandoneonista argentino Daniel Binelli, están varados en Montevideo, desde el 10 de marzo. Ferman vino a estrenar un espectáculo en el Teatro Solís y no pudo volver a España, donde vive hace años.

“Estamos varados musicalmente sin estar infectados”, comentó Ferman a El País. “Se ha amparado a mucha gente, ayudaron con un montón de cosas, pero en esa categoría de músicos sin trabajo ni hogar, no hay nada”, comentó la artista, que tiene como nueva fecha de vuelta a Valencia el 5 de julio. Su viaje ya fue pospuesto dos veces por la pandemia.

Voces

Yely Barrios
Yelly Barrios
Periodista y gestora cultural

“Cuando nos enteramos que la ministra de Relaciones Exteriores de España, Arancha González Laya, estaría en un programa periodístico, comenzamos una campaña a todo nivel. Queríamos conocer la respuesta a una pregunta que ya le habíamos hecho llegar a través de una carta que entregamos al embajador y al cónsul general de España en Montevideo: si se pudo fletar un avión para llevar a 250 esquiladores uruguayos a trabajar a España, ¿por qué todavía hay casi 200 españoles y residentes legales en España varados en Uruguay? ¿Por qué? Somos de los que la ministra misma definió como ‘varados’”.

José Javier Gómez-Llera
José Javier Gómez-Llera
Embajador de España en Uruguay

“Hay uruguayos residentes y también españoles que estaban temporalmente aquí, haciendo algún curso por ejemplo. El Ministerio de Asuntos Exteriores de España va a fletar un vuelo de Iberia para finales de mayo. Queremos organizarlo bien, con tiempo, para que puedan salir todos. Lo que ha hecho el Consulado General, hace unos días, es enviar un formulario a la gente que tenemos localizada para que pongan sus datos y se comprometan a viajar. Por eso, el número exacto está pendiente de calcular, porque de repente aparece alguien que hasta ahora no había dado señales de vida.”

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error