TIEMPO DE TURBONADAS

La tromba que hizo temblar a yates y barquitos del Buceo

La alta temperatura del agua en el Río de la Plata fue un factor influyente.

Foto: Alejandro Aguiar
Foto: Alejandro Aguiar

El intendente Daniel Martínez regresaba en una embarcación desde la isla de Flores, ayer de mañana, cuando un inusual embudo comenzó a formarse sobre el Río de la Plata. Martínez había ido a visitar el faro isleño, a 12 kilómetros de la costa.

"La Isla de Flores es de los lugares más lindos de Montevideo. Fuimos a visitarla para estudiar la posibilidad de convertirla en otro atractivo turístico para el disfrute de nuestra gente y de los miles de visitantes que recibimos", escribió el intendente en su cuenta de Twit-ter. En una de las fotos que subió, se lo ve tomando imágenes del cielo encapotado con su celular, desde el faro.

Cuando volvió al puerto del Buceo, le preguntaron qué había sentido al ver la tromba, pero el intendente capitalino no la había visto.

Fue algo curioso, porque decenas de montevideanos fotografiaron y filmaron el fenómeno frente a la rambla. En una de las imágenes subidas a Twitter se veía una solitaria lancha huyendo como bólido a refugiarse en el puerto, con la tromba que parecía seguirla a gran velocidad, aunque en realidad apenas se desplazaba.

Una tromba marina sorprendió a todos en la ciudad. Foto: Fernando Ponzetto
VEA EL VIDEO

Desde una oficina en lo alto de la Torre 4 del WTC, los empleados se acercaban impresionados a los ventanas. Alguien comentó: "¡Es un tornado!". Otro: "¡Ojo, se viene un tsunami!", y un tercero ya anticipaba una catástrofe: "¡Se va a llevar a todos los barquitos del puerto!".

En realidad, la tromba por sí misma es difícil que se genere bien sobre la costa o llegue a esta, pero sí es posible que el agua que levanta, las olas, afecten embarcaciones amarradas.

Platea especial.

Emilio Cameto, patrón de la lancha Delta Charlie, comentó a El País que a las 9:05 de la mañana había salido a buscar prácticos a la boya del canal artificial de Punta Indio, dragado en el lecho del Río de la Plata, a once millas, unos 18 o 19 kilómetros del puerto del Buceo.

"Ya habíamos salido cuando la vimos en el horizonte, venía del suroeste, desde el Cerro, al sureste, hacia el Buceo. Hasta las 11:45, cuando volvimos, estaba visible, no sé si la misma tromba o si se formó otra. Pero estaba lejos por nuestra banda de estribor, los que la vieron más cerca fueron los de la embarcación La Carrasco. Pero no estuvimos en peligro. Esto es más normal de lo que la gente piensa aunque en nuestras aguas no, porque no hay agua suficiente o profundidad para alimentar a la tromba", dijo Cameto.

En referencia a los posibles riesgos, sostuvo que para ellos es difícil determinarlos, porque todo depende de muchas cosas, como ser el tamaño de la lancha en que viajan.

Torbellino imprevisto.

La tromba de ayer, como todas, se dio mar adentro, quizás a unos mil metros de la rambla, aunque no hubo una medición precisa. Si hubiese ocurrido sobre la superficie de la tierra habría sido un tornado, más intenso.

Al igual que pasa con este fenómeno meteorológico, la predictibilidad de una tromba "acá y en cualquier parte del mundo es muy baja; se pueden encontrar ciertas variables que dan una probabilidad en cierta región", declaró Madeleine Renom, directora del Instituto Uruguayo de Meteorología.

"Como que están los ingredientes pero de ahí a que se forme, no se sabe, y menos la trayectoria", agregó.

Al darse el episodio, el Inumet informó que el fenómeno ocurrido "no implica ningún riesgo para la población en la costa".

La tromba se formó por una celda convectiva desprendida del frente frío que estaba entrando al territorio nacional; el tubo de viento tuvo unos cien metros de diámetro, por lo cual ingresa dentro de la categoría de los fenómenos de mesoescala, es decir aquellos que ocupan un espacio chico en relación a la escala atmosférica y duran poco tiempo.

Según Renom, la velocidad puede haber sido de 150 kilómetros por hora.

El asesor del Inumet Mario Bidegain dijo que ante una tromba marina como la que pudo verse desde la rambla de Montevideo nunca hay que interponerse en su trayectoria, porque el viento puede llegar a 200 kilómetros por hora e impactar de modo fortísimo sobre embarcaciones chicas o medianas. Desde el Inumet se informó a El País que las trombas marinas son frecuentes en Uruguay y se registran de dos a tres cada año, entre una estación y otra, asociadas a cambios de presión atmosférica, así como a los choques de un frente frío con un frente cálido.

Tres preguntas a Mario Bidegain
Docente en Ciencias de la Atmósfera
Mario Bidegain. Foto: archivo El País

"Sin un radar no se pueden detectar"

La tromba marina puede verse porque levanta agua de mar. El fenómeno es similar al del tornado, que se ve cuando comienza a absorber polvo.

1 - ¿Estamos en una época complicada por la mayor presencia de las nubes cumulonimbus o de tormentas?

Es una condición necesaria pero no suficiente que exista una nube cumulonimbus para que se den trombas marinas o tornados. En Uruguay es una nube que está presente todo el año, pero cuando se asocia a una inestabilidad general en la atmósfera es posible que se dé un tornado o una tromba.

2 - Se dice que los tornados o trombas se dan más en primavera y verano. ¿Pero pueden ocurrir todo el año?

No podemos descartar ninguna época, pero es más factible durante el verano, cuando hay mayor calentamiento en superficie, y también en esta época de transición, en otoño. Muchas veces se dan en lugares deshabitados y no se observan; y de hecho en las estaciones meteorológicas no hay registros.

3 - ¿Pudo haber ocurrido ayer más de una tromba? ¿Por qué es tan difícil predecir este tipo de fenómenos?

A veces dentro de la misma nube puede gestarse más de una tromba, no me extraña que haya pasado. Si no se tiene un radar doppler y no se está cerca es casi imposible emitir un alerta. La curvatura de la Tierra impide detectar el tornado o la tromba, que se desarrollan en los primeros 200 metros de altura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º