IMPACTO DEL COVID-19

El transporte negocia una salida a la crisis del sector a causa de la pandemia del coronavirus

Por la pandemia el transporte enfrenta una fuerte caída en la venta de boletos. En el sector urbano estiman que la venta de boletos se ubica en un 45%, mientras que el nivel de servicios ronda el 65%.

La Intendencia de Montevideo solicitó al gobierno que destine recursos del Fondo Coronavirus al transporte de la ciudad. Foto: Fernando Ponzetto
La Intendencia de Montevideo solicitó al gobierno que destine recursos del Fondo Coronavirus al transporte de la ciudad. Foto: Fernando Ponzetto

El coronavirus desató una aguda crisis en el transporte, que tiene a cientos de trabajadores en el seguro de paro y puede desembocar en una pérdida salarial en el sector urbano de Montevideo. Pese al aumento de los servicios en la “nueva normalidad”, la venta de boletos sigue aplanada, lo que deja pérdidas en las empresas.

El viernes, los trabajadores agremiados en Ascot, el sindicato que nuclea a las cooperativas UCOT y Coetc, realizaron una asamblea con paro parcial para informar sobre las negociaciones con las empresas y la Intendencia de Montevideo (IMM) en busca de una salida.

Los trabajadores acordaron seguir negociando, pero bajo la consigna de “defender las fuentes de trabajo” y “no perder salario”, indicó Julio Spinetti, dirigente de Ascot-Coetc.

La intención es “llevar a buen puerto” las tratativas, pero aclaró que será la asamblea la que defina los pasos a seguir. En ese marco, los trabajadores se reunirán con las autoridades de la Intendencia mañana.

La comuna planteó ajustar la paramétrica a la nueva realidad del transporte, lo que implicaría una rebaja salarial de 8,5%, según los cooperativistas. También está en duda la aplicación de un correctivo por inflación previsto para setiembre, dijo Martín Burguez, secretario de Ascot-UCOT.

Los resultados de la reunión con la IMM se llevarán a una nueva asamblea -con paro- esta semana, adelantó Burguez.

Por la pandemia, el transporte enfrenta una fuerte caída de la venta de boletos. “En Coetc, de 150.000 boletos diarios que se vendían, hoy se venden 45.000. Es una baja importante”, graficó Spinetti.

En el sector urbano estiman que la venta de boletos se ubica en un 45%, mientras que el nivel de servicios ronda el 65%. La leve recuperación respecto al inicio de la pandemia permitió la reincorporación de trabajadores que estaban en el seguro de paro, aunque todavía hay algo menos de 7.000 empleados de todo el transporte en esa situación, aseguran los gremios.

Recursos.

El disparador de la crisis “es la baja venta de boletos, el tema de los subsidios... falta una inyección grande de plata que tiene que venir del Poder Ejecutivo para salvar al transporte”, apuntó Burguez.

Ese punto tiene eco en el intendente de Montevideo, Christian Di Candia, quien le solicitó el jueves en una reunión al secretario de la Presidencia, Álvaro Delgado, y al ministro de Transporte, Luis Alberto Heber, que el Fondo Coronavirus realice un aporte de $ 900 millones para subsidiar al sector.

En esa línea, el director de Movilidad de la comuna, Pablo Inthamoussu, explicó en el programa En Perspectiva que la comuna no puede volcar más recursos al transporte porque el período de gobierno está por finalizar, por lo que el presupuesto está “prácticamente definido y ejecutado”. Sin embargo, indicó que no se descarta recurrir a una votación con mayorías especial en la Junta Departamental que permita “tomar deuda”.

El sistema de transporte de Montevideo maneja $ 10.000 millones anuales, pero el impacto del COVID-19 reduciría la cifra este año en $ 3.300 millones. Según el jerarca, la respuesta de las autoridades al planteo de la IMM fue “positiva”.

El factor económico influye incluso en el tipo de servicio que se podría brindar en la nueva normalidad.

Ómnibus: pasajeros con tapabocas. Foto: Francisco Flores.
Ómnibus: pasajeros con tapabocas. Foto: Francisco Flores.

Rafael Radi, científico que integra el comité de asesores del gobierno ante la pandemia, dijo a La Diaria que habría que poner un “límite de personas” en los ómnibus como ocurre en otras ciudades, pero admitió que “eso seguramente está apoyado por una cantidad de medidas económicas de gobiernos centrales que apoyan a los gobiernos municipales”.

Radi agregó que le han dicho que “para el transporte es imposible bancar, desde el punto de vista económico, lo que el distanciamiento físico sostenido implica”.

Mientras, la petición de la Intendencia capitalina ya recibió críticas. El director de Transporte de la Intendencia de Maldonado, Juan Pígola, señaló que no se le puede pedir al gobierno recursos para empresas privadas y pidió abordar desde el punto de vista político estos planteos. “No podemos exigirle al gobierno central responsabilidades que son inherentes a cada departamento”, remató.

Salgado: “Tenemos servicios al 75%, pero trasladamos al 32% del pasaje”
Juan Salgado, presidente de Cutcsa. Foto: Leonardo Mainé.

El principal actor del sistema de transporte urbano de Montevideo, la empresa Cutcsa, también ha acusado el impacto de la pandemia, señaló el presidente de la firma, Juan Salgado.

“Le dimos la licencia anual reglamentaria a 1.300 personas, hasta el 23 de abril. Correr todo el calendario de licencias le costó a la empresa varias decenas de millones de pesos que tuvimos que, en una buena parte, financiar con préstamos y créditos bancarios. Luego hicimos un acuerdo con los trabajadores y empezamos a utilizar el seguro de paro de forma rotativa. Hoy hay 1.300 personas en el seguro, pero no quiere decir que vayan a perder el trabajo. Solo se está aportando un granito de arena para salir de esta situación y podernos posicionar en la nueva normalidad. Estos trabajadores empezarían a volver en junio”, detalló Salgado en una entrevista con El País hace algunos días.

Si bien en la “nueva normalidad” se ha dado cierta reactivación del transporte, Salgado explicó que muchos trabajadores siguen en el seguro de paro por la brecha entre oferta y demanda. “Estamos con servicios al 75%, pero trasladando al 32% de las personas en Montevideo. Podemos estar dando este servicio del 75% teniendo ese número de personas en el seguro de paro”, indicó. Para ilustrar la caída de la venta, comentó que antes de la pandemia Cutcsa colocaba 520.000 boletos en un día de la semana, mientras que hoy llega a menos del 50%. Salgado, que además preside la Cámara del Transporte, dijo que los taxis y servicios para escolares también se han visto afectados. “En la globalidad, el transporte se usa más que nada por trabajo y estudio”, cerró.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados