OBRAS EN LA FRONTERA

Tránsito afectado por las obras en el Puente Mauá

Sigue pendiente la construcción de un pasaje alternativo.

El puente es habilitado en un sentido y luego en otro por períodos de 15 minutos. Foto: N. Araújo
El puente es habilitado en un sentido y luego en otro por períodos de 15 minutos. Foto: N. Araújo

Uruguay está dispuesto a construir un nuevo puente para preservar el Mauá, coordinando las negociaciones con Brasil puesto que se trata de una obra binacional, dijo el Ministro de Transporte y Obras Públicas, Víctor Rossi, durante su visita a Cerro Largo junto al canciller Rodolfo Nin.

La pesados camiones de carga que lo atraviesan y las lluvias que penetran por sus grietas lo estaban minando, afectando hasta los hierros de sus bases, por lo cual eran imprescindibles las obras de reparación, en tanto no se ha logrado avanzar en el entendimiento con las autoridades brasileñas para hacer un nuevo pasaje, alternativo.

El Puente Internacional Barón de Mauá fue inaugurado el 30 de diciembre de 1930, y lleva ese nombre en homenaje a quien participara en la negociación de los préstamos financieros otorgados por Brasil a Uruguay durante el siglo XIX.

Hecho de hormigón armado, durante décadas ha estado destinado al tránsito de ferrocarriles, vehículos y peatones, y hace 30 años ya estaba proyectado darle alivio con otra construcción de su tipo.

La longitud del Mauá, comprendiendo los accesos, es un poco superior a 2.100 metros pero el puente propiamente dicho tiene una longitud de 330 metros. A un lado y otro se encuentran los edificios aduaneros, con 7 metros de altura y 27 de ancho, simétricamente construidos. Las torres, agrupadas de a dos, presentan las mismas terminaciones que el resto del puente, y no han sufrido grandes alteraciones en su aspecto exterior.

Resistencia.

Las obras de hormigón armado en general forman monolitos, característica que los protege de los efectos del fuego, de las variaciones de temperatura, de las oscilaciones, y aun de las trepidaciones resultantes del viento o del tránsito. Pero el tiempo pasa, el tránsito no es el de hace 90 años y por eso debe haber un puente alternativo sobre el Río Yaguarón, aunque hasta ahora "tampoco se ha logrado que los esfuerzos de distintos organismos internacionales logren concretar esa obra binacional. El puente es imprescindible para continuar llevando y trayendo la carga de Brasil, y también imprescindible para cuidar el monumento histórico", agregó el ministro.

"Lo estamos reparando, haciendo el hormigón nuevo, preparando los accesos, las rampas, incluso se está mandando hacer los barrotes de hierro de las barandas, porque es un material único y ya no existe. Pero la mejor manera de preservar esta reliquia, que es un medio importantísimo de comunicación y un hermoso paseo turístico, es construyendo el nuevo puente", subrayó Rossi.

Treinta días de reparaciones

En el puente Mauá están en marcha las obras que se extenderán por 30 días. Antes de semana de turismo estará lista la senda hacia Brasil y cuando pase la Pascua comenzará a trabajarse en la senda desde Yaguarón a Río Branco. En la actualidad el pasaje de un país a otro lleva 30 minutos, entre banderilleros que direccionan el tránsito.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)