UN DEPORTE DE LA VIDA RURAL.

Una tradición viva que convoca a miles en el Prado con jinetes guapos y bellacos indomables

La fiesta criolla espera para hoy la mayor concurrencia de la semana.

VEA LA FOTOGALERÍA. Foto: Fernando Ponzetto
Continúa en Montevideo la fiesta que une las costumbres camperas y la capital. Foto: A. Colmegna
Foto: A. Colmegna
Foto: F. Ponzetto
Foto: F. Ponzetto
Foto: F. Ponzetto
Foto: F. Ponzetto
Foto: F. Ponzetto

Un barrio completo fue en la tarde de ayer casi colapsado por el transitar de autos y ómnibus. Eso aconteció en el Prado, porque hasta allí concurrió no sólo el público de la Criolla sino también el del fútbol.

Como hasta hace un tiempo no ocurría, hubo un cambio en el protocolo de seguridad y se autorizó a que Nacional visitara la cancha de Wanderers, pegada a la Rural, y que River recibiera a Progreso en su estadio de la Avenida 19 de Abril, a pocas cuadras de distancia.

Esas tres actividades promovieron largas filas de espera en boleterías de cada escenario y, por ende, ampliaron la gama de colores habituales.

Los que faltaron a la cita fueron los animalistas, que habían adelantado que estarían presentes en cada día de la semana, frente a algunas de las tres puertas de acceso al espectáculo de las jineteadas para difundir las razones de su oposición a este deporte nacional, que consideran auspicia la tortura de los animales.

Al galope.

En una jornada que por momentos mostró un cielo cubierto de nubes, pero con una temperatura que superó a la de los últimos días, más de 20.000 personas ingresaron al predio de la Rural para participar de la edición 93 de la Criolla del Prado.

Si bien las plateas del ruedo no se llenaron, como tampoco ha pasado desde la inauguración de la fiesta, ayer hubo por primera vez una gran concurrencia en las gradas populares, algo que funciona siempre como anuncio de un ruedo mucho más concurrido durante esta tarde y en las competencias de sábado y domingo, cuando la gente llega con ánimo de pasar el día.

Por la entrada de Lucas Obes se encuentra el espacio propicio para sentirse en el campo, junto a un gran fogón, en donde se calienta gratis el agua para el mate, y entre bancos y mesadas que alientan a prosear lejos de los parlantes, o admirar los carros y carruajes del Uruguay rural de antaño, recuperados y conservados por el Museo y Parque Fernando García.

Aunque en la fiesta del campo y la ciudad todo gira en torno a taleros, espuelas, cojinillos y estribos, en verdad es mucha la gente que le da la espalda al ruedo y opta por pasear adentro del galpón en donde está la feria artesanal, o a lo largo de las callejuelas a las que dan los stands que ofrecen desde facones y botas hasta plantas.

Con platería criolla, por ejemplo, llega desde Tacuarembó otra vez el local de puñales Gardeliano, en donde puede apreciarse los cuchillos de diferentes cabos, de hueso, de guampa o símil tatu, y las rastras de plata y oro o enchapadas.

Otro local que reenvía al interior del país es el de las artesanías artiguenses realizadas con amatistas y ágatas, que a la vez invita a un safari minero por las canteras ubicadas en la región El Catalán, en donde se extraen precisamente las geodas de amatistas y ágatas de interés internacional tanto por su tamaño como por su intenso color. El safari dura aproximadamente cinco horas y supone recorrer unos150 kilómetros por la ruta nacional número 30 y caminos panorámicos.

En ese paseo turístico poco difundido se incluye el acceso a un túnel minero especialmente acondicionado, la asistencia permanente de un guía y el reconocimiento de talleres y tiendas de artesanos.

Balance.

Al igual que los cientos de montas cumplidas desde el sábado en los tres palenques, la etapa de jineteadas de ayer transcurrió sin paisanos lesionados ni bellacos lastimados, mientras relatores y payadores intentaban que sus voces no fuesen tapadas por los gritos de los hinchas futboleros apostados en los estadios linderos.

Una etapa con bravos potros

Las montas en basto argentino permitieron, al promediar la etapa de ayer, el lucimiento y la correspondiente Vuelta de Honor de jinetes que superaron los 5 puntos y trepan así en la tabla general de la competencia. Desde que comenzaron las jineteadas, el pasado sábado, fue la jornada de mayor asistencia de público al ruedo, que casi colmó las populares. Para hoy jueves se espera una concurrencia mayor aún, en un día que habrá buen tiempo, según el pronóstico del Instituto Uruguayo de Meteorología, con una temperatura máxima de 27 °C, escaso viento y cielo solo por momentos nublado.

Viernes sin jineteadas por superstición

Manteniendo la decisión del año pasado, este Viernes Santo no habrá competencia en la Rural del Prado. Los jinetes prefieren no montar mañana y en eso han sido apoyados por tropilleros, apadrinadores, palenqueros. A eso se llegó después de que en los últimos años, durante cada Viernes Santo, ocurrieran múltiples accidentes que afectaron aun a los más baqueanos. La cantidad de etapas sin embargo se mantuvo, puesto que se comenzó a competir un día antes. A pesar de la suspensión, mañana, al igual que hoy jueves, los visitantes podrán disfrutar de danzas, shows y ferias. Para ambos días, el departamento de Desarrollo Económico de la Intendencia capitalina propone, por ejemplo, una presentación y taller denominado "Montevideo es ciudad, costa y campo"; se cumplirá desde las 15:00 horas. Una novedad en esta Criolla es la participación del Centro de Fotografía, con una selección de imágenes en gran formato que incluye desde la construcción de la Rambla Sur hasta el Mundial de Fútbol de 1930.

Chupín de pescado en la cocina

El programa Cocina Uruguay, presente en la Criolla, propone para hoy jueves 29 un Taller de niños desde las 13:00 horas. Para mañana viernes, la preparación de chupín con el comunicador Diego González, y a la hora 18:00, en el galpón de Políticas Sociales estará Tania Tabárez conduciendo un debate sobre el Parlamento Paritario de los Niños y Adolescentes.

Entradas al predio y a los palcos

La entrada general en la Criolla tendrá un costo de $ 180 y habilita el acceso a ferias, stands, galpones y todos los espectáculos artísticos. Los precios para ingresar al ruedo son: Palco oficial $ 380, Plateas Buschental, Wanderers y Palquito $ 320, Platea Lucas Obes $ 260, y Platea Criollos $ 230. Las entradas pueden adquirirse en las boleterías de la Rural que están en las tres puertas de acceso al predio.

Entre típicos braseros y churros

Un brasero con papas rústicas cuesta $ 500 para dos personas y $ 900 para cuatro, una hamburguesa casera $100, el mismo precio al que se venden los jugos frutales en un coqueto local que dispone de una gran variedad de gustos tropicales. Para quienes prefieren comer en los carritos, el baurú vale $ 150, los panchos $ 60, media docena de churros $ 70 y uno relleno $ 50.

Tropicales y del campo profundo

Debido a la suspensión de las jineteadas para mañana viernes, la organización de la Criolla estableció que en el Ruedo del Prado se monte un gran escenario. Allí cantarán a las 16:30 horas Pepe Guerra y Dúo Copla Alta. A las 18:10 Alejandro Balbis y Edú Pitufo Lombardo, a las 19:40 Anita Valiente y a las 21:00 horas Chacho Ramos y Los Amos del Swing, a toda música tropical.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º