PROTESTA FRENTE A TORRE EJECUTIVA

Salones de fiesta exigen exoneración de impuestos y retornar a la actividad

La emergencia sanitaria decretada "impuso cerrar nuestras puertas dejándonos sin ningún tipo de ingreso, con la promesa proveniente del gobierno de exonerar nuestros impuestos", indicaron.

Marcha de representantes de salones de fiesta, este jueves frente a Torre Ejecutiva. Foto: Gerardo Pérez
Marcha de representantes de salones de fiesta, este jueves frente a Torre Ejecutiva. Foto: Gerardo Pérez

Un centenar de personas se movilizaron frente a la Torre Ejecutiva este jueves en la tarde reclamando que se reinicien las actividades en los salones de fiestas y afines, que se vieron interrumpidas por la emergencia sanitaria que decretó el gobierno el 13 de marzo ante la irrupción del coronavirus.

En el lugar se leyó un proclama que "exige" al gobierno la "exoneración de impuestos en cuanto a todos estos meses que se nos prohibió trabajar y a la vez que nos habiliten a volver a nuestra labor al igual que todos los demás sectores que ya lo están haciendo mediante un protocolo adecuado".

Plantearon que el gobierno con la emergencia sanitaria decretada "impuso cerrar nuestras puertas dejándonos sin ningún tipo de ingreso, con la promesa proveniente del gobierno de exonerar nuestros impuestos...hoy a 105 días de este suceso seguimos sin respuestas, viéndonos obligados a pagar mes a mes todos y cada uno de estos impuestos como si funcionáramos con total normalidad, sumándole a esto un dato no menor como es los alquileres de los locales".

También señalaron que "muchas" de las personas que marcharon "se encuentran hoy sin recursos económicos incluso para sobrevivir. No hay manera de sostener ni un día más esta situación y exigimos respuestas inmediatas".

Marcha de representantes de salones de fiesta, este jueves frente a Torre Ejecutiva. Foto: Gerardo Pérez
Marcha de representantes de salones de fiesta, este jueves frente a Torre Ejecutiva. Foto: Gerardo Pérez

Por otro lado, sostienen que "la gente festeja de todas maneras pero sin ningún tipo de cuidados los cuales sí podrían tener en los salones", y se estaría "beneficiando así la propagación del COVID-19"

Agregan que "las fiestas clandestinas" no sólo "son peligrosas por dicho virus. No tienen permisos de Bomberos, bromatología, emergencia y cobertura médica, no tienen empresas de seguridad, no conocen la normativa de Intendencia de Montevideo para ruidos molestos, etc etc".

En tanto, puntualizaron que no quieren realizar eventos de "100, 200 ni mucho menos 500 personas, una gran parte de los salones aquí presentes cuentan con un espacio limitado de entre 20 y 60 invitados por lo que iniciar la primera etapa acordada es sumamente viable".

La semana pasada el gobierno aprobó la primera fase de un protocolo para los shows en vivo, que incluye solamente a locales y salas con mesas y sillas. Sin embargo, no está referido a los salones de fiesta.

El martes 16 de junio, la Asociación de Salones de Fiesta de Uruguay (ASFU) emitió un comunicado aclarando que sigue vigente el decreto que prohíbe los espectáculos públicos, aunque “diferentes intendencias están otorgando un permiso verbal autorizando a realizar reuniones privadas, utilizando el protocolo de los bares”.

“No existe protocolo alguno aprobado más allá que el de los bares. Hemos presentado un protocolo desde la asociación y el mismo está siendo estudiado”, puntualizó ASFU.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error