JERARCA MUNICIPAL

Rocha: prometió erradicar “el turismo hippie” y ahora ordena a los artesanos

Martín Rodríguez, director de Producción y Desarrollo de la intendencia, sacó del centro de Punta del Diablo a foráneos sin permiso.

Artesanos: la intendencia separó a locales de extranjeros. Foto: Archivo
Artesanos: la intendencia separó a locales de extranjeros. Foto: Archivo

Martín Rodríguez planteó hace cuatro meses erradicar el “turismo hippie de las costas rochenses. En ese momento era candidato a intendente por Cabildo Abierto (bajo el lema Partido Nacional) y hoy, como director de Producción y Desarrollo de la Intendencia de Rocha, trabaja para evitar que se instalen en las calles de los balnearios artesanos que llegan desde otros países a hacer la temporada.

Rodríguez considera que la venta de artesanos en las calles de los balnearios sin autorización municipal ha sido una marca registrada de Rocha que debe borrarse. “Si en otro departamento pisa alguien de otro departamento, lo sacan de patitas para la calle. Nosotros tenemos que aprovechar la costa para que trabajen los rochenses”, dijo el jueves el jerarca en la radio Difusora Rochense.

En El Bajo o microcentro de Punta del Diablo se dio el principal foco de conflicto en los últimos días del año pasado. Hay siete ferias registradas en el departamento, y en ese balneario la intendencia licitó 55 puestos en tres puntos diferentes. A pesar de que Rodríguez dice que quedaron puestos vacantes, después de Navidad más de una decena de artesanos desplegó sus paños en El Bajo. El 28 de diciembre los inspectores de la intendencia llegaron acompañados por la Policía y varios vendedores fueron detenidos por desacato. Al día siguiente, Rodríguez se reunió con ellos.

Separar los artesanos.

La reunión entre el jerarca y los artesanos fue en la Junta Local de Punta del Diablo y se extendió por cuatro horas. “Había colombianos, venezolanos, brasileros, argentinos y gente de Punta del Diablo. Allí les planteé que tenemos una situación especial en el país”, dijo Rodríguez, quien les informó que quienes no estaban registrados no podrían instalarse en el microcentro o El Bajo porque se generan aglomeraciones.

Para justificarlo, el director planteó que se viola la ley que limita el derecho de reunión y reglamenta el artículo 38 de la Constitución, que está vigente desde el 21 de diciembre del 2020 y que habilita a las intendencias a definir cuándo existe una aglomeración. Además, se respaldó en una ordenanza departamental del año 1977 que establece que quien no tiene permiso municipal no puede vender en la vía pública, aseras, calles ni plazas. Los artesanos le respondieron que es una norma de la dictadura y Rodríguez respondió con un informe del director de Jurídica de la intendencia, Humberto Alfaro, que asegura que la norma está vigente.

Rodríguez, que fue presidente del Centro Comercial e Industrial de Rocha hasta que asumió el cargo de director de Producción y Desarrollo el 27 de noviembre, explicó a los artesanos la política que iba a aplicar allí. “Vamos a priorizar a la gente de Rocha, porque Rocha tiene problemas de trabajo”, les dijo.

Entonces, otorgó 22 permisos especiales para artesanos que viven en el balneario o en la zona, y les advirtió que deben instalarse tres por acera para evitar aglomeraciones. El jerarca aseguró a El País que los artesanos “lo están respetando y cumpliendo”.

A la decena de extranjeros que también estaban vendiendo sus artesanías los autorizó a instalarse pero alejados de El Bajo, donde se produce la mayor concentración de gente. Rodríguez informó que están vendiendo en la zona donde tiene su base local Canal 8 Señal Regional.

Luego de que termine la temporada, en marzo, el director prevé sentarse con las asociaciones de artesanos organizados y con los trabajadores independientes para realojar y ordenar a todos fuera de la calle. “Hay una ordenanza de 2003 que prohíbe dar permiso a artesanos a menos de 1.000 metros de una feria artesanal”, advirtió Rodríguez.

En campaña, en agosto, había dicho a Búsqueda que “hay una norma de convivencia según la cual se le puede exigir a quien visita el departamento que tenga alojamiento y dinero” y agregó que “si no tienen dónde estar, que se vuelvan a su casa”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error