ARQUEOLOGÍA URGENTE

Rescatan asentamiento indígena en Playa Mansa

Las poblaciones del lugar serían anteriores a los charrúas.

VEA LA FOTOGALERÍA. Foto: R. Figueredo
La investigación se extenderá entre el arroyo El Potrero y la Laguna Garzón. Foto: Ricardo Figueredo
Arqueología: las huellas de pobladores son prehispánicas. Foto: R. Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo
Foto: Ricardo Figueredo

Se está realizando el rescate de un asentamiento de indígenas anteriores a los charrúas que estaba ubicado a la altura de la Parada 2 de la Playa Mansa. La tarea comenzó este lunes y se extenderá hasta la próxima semana, en un área delimitada por el arroyo El Potrero y la Laguna Garzón.

"Punta del Este fue un gran sitio de ocupación indígena prehistórica pero lo que queda es muy poco. Es necesario realizar el trabajo científico que nos permita conocer como vivían esos pobladores hace cientos de años", dijo a El País Mariana Silvera, integrante del equipo liderado por los antropólogos Marcela Caporale y Jorge Baeza.

El proceso que permitió identificar el lugar comenzó con el estudio de los antecedentes bibliográficos y después se entrevistó a las personas que en el correr del tiempo encontraron objetos de las poblaciones que pasaron por el lugar hace cientos de años.

"Hay un vecino que tiene una colección muy grande de elementos hallados en esta zona", dijo Mariana Silveira.

"Nosotros analizamos el paleosuelo, que es la tierra negra donde se concretó la ocupación. Tiene mucha materia orgánica por la descomposición registrada a lo largo del tiempo. Luego de una tormenta, que despejó de arena el lugar, hallamos esa tierra negra. Practicamos un sondeo y encontramos muchos restos líticos, producto de la talla de piedras", explicó.

El sitio arqueológico es prehispánico y su mayor extensión se da hacia la costa. El actual trabajo es de urgencia porque se encuentra enterrado en una zona en donde se harán obras de ingeniería para combatir la erosión de las dunas.

Piedras y huesos.

El material en estudio es muy delicado y por eso se trabaja estrato por estrato, a los efectos de establecer si existieron cambios culturales en el comportamiento de esos pobladores. Luego de la excavación se restituirá la duna de la Playa Mansa a su actual estado.

Hasta ahora se sabe que hay allí piezas en piedra, como boleadoras, puntas de flecha, cuchillos y restos de los elementos que se usaban para la fabricación de esas herramientas.

El sitio ya había sido relevado anteriormente, cuando también se pudo descubir que existen muchos restos de alimentos quemados, por ejemplo de lobos marinos, ciervos de pantano, venados de campo, tortugas y peces, lo cual sirve para reconstruir los estilos y costumbres de vida de aquellos pobladores nativos.

La existencia de estos asentamientos se conoce desde el siglo pasado, pero nunca se había planteado una excavación científica. Todavía no existe una fecha precisa de la radicación en la zona de esas poblaciones arcaicas; solo se sabe que un hallazgo de cerámicas en el Parque Indígena tiene 1.300 años.

Una prueba de carbono 14 que será practicada sobre restos fósiles y otros permitirá revelar en breve lo desconocido hasta el presente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º