Obsequios económicos y pensados

Todo regalo se puede personalizar: desde una taza a la ropa interior

Cada vez más personas recurren a estos objetos de gran valor afectivo.

Boom. las tazas son el producto estrella.
Las tazas son el producto estrella.

Abrir el envoltorio del regalo y encontrar la imagen de uno mismo en una taza, remera, vaso, jarra, almohadón, puzzle, bombachas y calzoncillos se volvió tendencia. Es síntoma, además, de que la persona no compró lo primero que vio en la vidriera, sino que pensó en un obsequio especial y a medida para el homenajeado.

La variada oferta de regalos personalizados con fotos y/o mensajes permite cranear un contenido original y emotivo sin invertir mucho dinero.

Las "tazas mágicas" valen alrededor de $ 240 y son las preferida de los usuarios por el factor sorpresa. A primera vista son simples recipientes blancos o negros, pero cuando se vierte el líquido caliente aparece la dedicatoria o la foto.

Las remeras con fotos familiares, y de personajes son distintas a las de cualquier tienda de ropa y valen menos de $ 500.

Daniel, de Sorprende.UY, y Fabián, de Regalos Personales.UY, coinciden en que la mayor comercialización se da en Navidad, pero hay otras fechas donde crecen las ventas.

El producto estrella en la previa al Día del Padre fue la jarra de cerveza. El pack con seis botellas de esta bebida fue la mayor atracción en Idea.UY.

Los nietos regalaron muchos almohadones y tazas con fotos y dedicatorias para sus abuelos el pasado 19 de junio. En San Valentín algunas parejas eligieron mandar a hacer puzzles con la foto de ambos.

Se hacen tortas con fotos del cumpleañero, su cuadro, o su ídolo. En Los Fontanes un postre de 2,5 kilos ronda los $ 1.500.

Pack de cervezas en el Día del Padre, que permitía poner el nombre del homenajeado en dos de las seis botellas.
Pack de cervezas en el Día del Padre que permitía poner el nombre del homenajeado en dos de las seis botellas.

Todos los gustos.

En SuperArte son expertos en personalizar regalos, y Leonardo, dueño del comercio, asegura que lo que más se estila es elegir fotos familiares para ornamentar.

Hay bolsos, mochilas, jarras con sorbito para bebés, portalápices, llaveros, chinelas, puzzles, platos de madera para asados, termos, mates, posa vasos, carcazas, y azulejos con fotos y dedicatorias.

Para el Día del Padre y del Amigo se vendió mucho la botella de vino con el nombre del destinatario y un mensaje alusivo. El costo es $385, pero se encarece si se personaliza la caja de madera.

Las gigantografías de personajes infantiles para cumpleaños o eventos están de moda y valen $2.500.

En el local ubicado en San José y Zelmar Michelini se hacen buzos, remeras, delantales, almohadones, y hasta ropa interior a medida. Imprimir fotos y mensajes en bombachas o calzoncillos vale $385 y muchos se lo regalan a sus parejas.

Sobran los motivos.

En M&A Diseños han tenido una cantidad de pedidos para despedidas de solteras. Suelen comprar gorros y remeras con la inscripción "Team bride" (el equipo de la novia). Los primeros valen $200 y los otros $350, aunque el precio baja si se encarga en grandes cantidades.

En Idea.UY también han hecho gorros originales. La futura esposa lleva uno que dice "sí, soy yo la que se casa" y sus amigas otro con la aclaración, "nosotras no nos casamos".

En Regalos Personales se ofrecen placas identificatorias hechas en acero a $390. No se borran, ni provocan alergia. Las grabaciones abarcan desde el nombre de una persona o mascota hasta alertas vinculadas a la salud: diabético y alérgico a la penicilina, o al paracetamol.

Los clientes de Sorprende.UY las solicitan mucho para sus mascotas. Valen $160, y algunos las adquieren por coquetería, ya que solo le colocan el nombre, y no figura el teléfono del dueño para poder ubicarlo en caso de que se pierda.

En Sietemilímetros diseñaron 30 almohadones con la cara de un hombre que los usó como souvenir para su cumpleaños. Pagó $ 600 cada uno.

Un negocio por casualidad

Daniel entregaba canastas con alimentos y sumó una taza de yapa para sus clientes. El éxito fue tal que le preguntaban si las vendía por separado. Las consultas cada vez más frecuentes motivaron que se cuestionara si no le convenía comprar la máquina, hacer las tazas y venderlas él mismo. El negocio de las canastas no le era rentable y lo dejó de lado para encarar un emprendimiento de regalos personalizados que dio en llamar Sorprende.UY.

Durante dos años se manejó a través de las redes sociales. Los clientes iban a buscar los pedidos a la puerta de su casa y querían saber qué otros productos ofrecía, pero no podía exhibirlos. Así que en marzo de este año decidió abrir un local en 18 de Julio 1026 con una propuesta que abarca más de 80 productos. Las tazas, las carcazas para celular, las camisetas, las jarras térmicas y de cerveza son lo más solicitado. La último que incorporó fueron correas con fotos o nombre de los perros.

El regalo personalizado es económico, pero el valor emocional es mucho mayor ya que implica "tomarse la molestia de mandarlo hacer", según Daniel. Se envía un whatsapp con la idea, se busca la foto, se escribe el mensaje, y se retira. No demanda mucho tiempo pero supone más pienso que un obsequio tradicional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)