LA COLUMNA DE PEPEPREGUNTÓN

Sin reacción

Iba a ser un "ajuste de cuentas". Un diferendo entre bandas de narcotraficantes. Otro más de esos que el ministro Bonomi ya nos enseñó a na-turalizar. Y que ya ni nos conmueven.

Total, los que matan y los que mueren son delincuentes. Se están matando entre ellos. ¿Por qué debería importarnos tanto?

Pero en este caso el disparo lo recibió un niño de 12 años. Jugaba frente a una escuela. A plena luz del día. La bala, que no era para él, le dejó en estado crítico. Y tuvo que suceder eso, que tarde o temprano habría de suceder por una simple cuestión de probabilidad, para que la sociedad se sacudiera. Para que muchos entendieran, de una vez, que hay una guerra entre narcos y que quienes no integramos ninguna banda no estamos a salvo. Para que se visualizara el miedo con el que conviven a diario los uruguayos que viven en algunas zonas a las que el delito tiene bajo control.

El Ministerio del Interior reaccionó, como siempre, tarde. Con el niño baleado en el CTI y la ciudadanía pidiendo respuestas, llenó de efectivos armados a guerra la zona de Casavalle. A la hora de los noticieros de la televisión, claro, para mostrar que se estaban ocupando. Luego mostraron como un éxito el haber detenido al autor del disparo del pequeño, que había sido identificado por la mujer a la que iba destinado el disparo. Bueno fuera que no lo hubieran encontrado.

¿Y el problema de fondo? ¿Y las bandas de narcos que se disputan una zona en la que la gente de bien es echada de sus casas a punta de pistola?

¿Acaso el Frente Amplio no llegó al gobierno prometiendo ocuparse de los más humildes, y utilizando recurrentemente a Artigas para prometer que con la llegada de la coalición de izquierda al poder los más infelices habrían de ser los más privilegiados?

¿Qué está haciendo el gobierno del Frente Amplio para proteger a los más humildes y trabajadores de la zona de Casavalle, que viven azotados por narcos, que temen por su vida, que no consiguen trabajo si dicen que viven en esa parte de la ciudad y que deben rogar, como todos vimos por televisión, que los delincuentes respeten al menos los horarios de entrada y salida de los niños de la escuela?

¿Qué clase de gobierno para los que menos tienen deja desamparados a los honestos que son rehenes de los delincuentes? ¿Qué clase de izquierda es esa? ¿Qué tipo de progresismo vendría a ser?

¿Qué va a hacer Bonomi? Renunciar ya sabemos que no. El hombre está atornillado al sillón. ¿Con qué saldrá hora? ¿Le va a dar cursos a los niños de cómo esquivar balas al salir de la escuela? ¿Va a recomendar a los honestos de Casavalle a no mirar a los ojos a los narcos y no llevarles la contra para salvar su pellejo?

¿O será que alguien en el gobierno, que por cierto debería ser el presidente, se va a animar a dar la orden de librar una ofensiva contra esas dos bandas de narcos, para que la gente de bien pueda vivir tranquila?

¿O será que habrá que esperar otra tragedia para que el gobierno se acuerde de gobernar y de hacer cumplir la ley?

[email protected]

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º