Lo anunció este martes 

La razón por la que UTE expropiará 10.000 hectáreas en Durazno y Tacuarembó

Se calcula que todo el proceso insumirá alrededor de tres años.

Represa Gabriel Terra, ex Rincón del Bonete. Foto: Archivo de El País
Represa Gabriel Terra. Foto: archivo El País

UTE comenzó un proceso de expropiación de alrededor de 10.000 hectáreas de los departamentos de Durazno y Tacuarembó porque quiere reservarse la posibilidad de elevar la cota del lago del Rincón del Bonete hasta 81 metros en caso de que sea necesario. Allí funciona la central hidroeléctrica Gabriel Terra.

Los técnicos del ente entienden que con la posibilidad de almacenar más agua durante el invierno y la primavera aumentaría la capacidad de respaldo para cubrir una eventual caída brusca de la generación eólica (fuente clave hoy en la matriz energética uruguaya) y se podría evitar tener que recurrir a la generación térmica que utiliza combustibles fósiles, contaminantes y caros.

A las compensaciones y a la medición de los predios UTE asignará entre US$40 millones y US$45 millones y se verán afectados unos 750 padrones, de acuerdo a lo que explicaron autoridades del ente en conferencia de prensa este martes.

La empresa eléctrica sostiene que en una hipótesis conservadora esto le permitirá abatir costos por un total de US$205 millones a lo largo de 20 años.

Los gerentes de Jurídica, José Alem, de Planificación, Jorge Cabrera y de Generación, Daniel Larrosa, explicaron que en promedio se afectará el 6% de cada explotación involucrada. El máximo de afectación es de 19% y el mínimo de 0,4%. Se calcula que todo el proceso insumirá alrededor de tres años. Por otra parte, aseguraron que las playas de San Gregorio de Polanco no se verán afectadas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)