Un proyecto controvertido

Química suma críticas al rotulado de los alimentos

Facultad hace advertencias sobre proyecto en manos del Poder Ejecutivo.

Góndolas: la comuna empezará a fiscalizar a partir de septiembre .Foto: F. Ponzetto
Foto: F. Ponzetto

El Departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Facultad de Química observó varios aspectos del proyecto sobre etiquetado de alimentos que se encuentra en manos del Poder Ejecutivo y que también ha sido objeto de críticas de la industria. El decreto ya está pronto y solo falta que el presidente Tabaré Vázquez le ponga su firma.

En la jornada titulada "El rotulador frontal de alimentos. Proyecciones de su aplicación en Uruguay", celebrada en la Facultad de Derecho, el representante del Departamento de Ciencia y Tecnología de Alimentos de la Facultad de Química, Ignacio Vieitez, puso sus reparos al modelo de etiquetado que propone el gobierno.

El texto del decreto ordena marcar con un octógono negro con letras blancas en su parte frontal a aquellos alimentos procesados que superen ciertos niveles de azúcares, grasas, grasas saturadas y sal, en relación a la cantidad de calorías en términos absolutos del producto. Se les colocarían hasta cuatro autoadhesivos octogonales de color negro como "advertencias" (ver imagen). El experto señaló que el proyecto "asume una relación directa entre el consumo de alimentos procesados y el desarrollo de la obesidad y otras ENT (Enfermedades No Transmisibles) y no toma en cuenta que en dicho tipo de enfermedades inciden múltiples factores como preferencias de consumo, educación nutricional, actividad física, factores ambientales, etc."

El informe sostiene que el procesamiento de alimentos, "que ha salvado de hambre a la humanidad durante cientos de años, no puede ser condenado como causante directo de obesidad ni de ENT".

El documento se pregunta: "¿Se puede condenar a un alimento ancestral como el yogur, con múltiples beneficios comprobados para la salud, por contener azúcar en cantidades tales que resulte placentero para el consumidor? ¿Qué alternativas se proponen? ¿Sustituir azúcares por edulcorantes no calóricos? ¿Es realmente un problema que un niño o un adulto consuma un yogur por día con azúcar como ingrediente? ¿Qué ocurrirá cuando se sustituyan grasas por sustancias equivalentes desde el punto de vista de la funcionalidad de los productos, pero sin un aporte nutricional definido?"

Vieitez mostró su preocupación por que se excluyen de la propuesta los alimentos no envasados y los envasados en presencia del cliente, y planteó la duda de qué pasa con una mermelada común y otra reducida en azúcares, pero que tienen la misma advertencia en etiquetado. El experto observó que el decreto no cumple con el marco normativo regional y "lo que para la reglamentación del Mercosur es considerado bajo en para el proyecto podría ser exceso de".

Fuera de la discusión.

Además de Vieitez, participaron la química farmacéutica María Hansz por la Cámara Industrial de Alimentos (Ciali), Raquel Sánchez por Consumidores y Usuarios Asociados (CUA), Gastón Ares por Núcleo interdisciplinario de alimentación y bienestar del Espacio Interdisciplinario de la UdelaR, y Ximena Moratorio, por área programática de nutrición del MSP.

María Hansz, de la Ciali, informó que a la hora de confeccionar el texto del decreto no se tuvo en cuenta la opinión, experiencia y conocimiento de la industria de alimentos. "No estuvimos en las reuniones de trabajo, y como parte de la solución pretendemos estar presentes", dijo.

Hansz, afirmó que la Cámara está a favor de un etiquetado, pero el que está a estudio del Poder Ejecutivo "no es el mejor y las advertencias negras no son las indicadas".

Disertación.

El texto del decreto ordena marcar con un octógono negro con letras blancas en su parte frontal a aquellos alimentos procesados que superen ciertos niveles de azúcares, grasas, grasas saturadas y sal, en relación a la cantidad de calorías en términos absolutos del producto.

El texto del decreto ordena marcar con un octógono negro con letras blancas en su parte frontal.

Proyecto cuestionado en varios frentes

El decreto que establece el etiquetado de los productos generó en su momento la crítica de la Cámara Industrial de Alimentos, de la Cámara de Industrias del Uruguay (CIU), de Cambadu y de los supermercadistas.

En diciembre del año pasado, la Asociación de Supermercados del Uruguay (ASU) advirtió que de aprobarse los proyectos de ley sobre gestión de residuos y etiquetado de alimentos, muchísimos productos subirán de precio. Con respecto a la primera de las iniciativas, que la Dinama puso a consideración de la opinión pública, la ASU opinó que era “un mamarracho”.

“No puede ser que una bolsa de plástico tenga Imesi; que una bandeja y hasta el papel film tengan impuestos. No tiene sentido, el impuesto encarece el producto. Acá hay un afán recaudador, no se educa poniendo impuestos”, declaró entonces a El País el gerente general de la gremial, Daniel Menéndez.

Sobre el proyecto de rotulado, por el cual se pretende colocar autoadhesivos negros a los alimentos que en su proceso de elaboración (o en el de alguno de sus ingredientes) tengan un agregado de sodio, azúcares o grasas, Menéndez dijo que es “verdaderamente preocupante”.

“El empresario va a calcular lo que le salen 3 o 4 personas etiquetando y lo va a pasar al precio. Y aumento de precio, es aumento de inflación, aparte de que estamos hablando de alimentos”, sentenció. Según Menéndez, esta exigencia comprendería al 70% de los productos de un supermercado.

Por último, los supermercadistas pretenden que la ley con la que se pretende disminuir el uso de bolsas de nailon abarque a todos los comercios por igual y sea fiscalizada.

También a fines del año pasado, el diputado nacionalista Javier García le propuso al ministro de Salud, Jorge Basso, analizar la posibilidad de implementar un sistema integral de etiquetado tanto para alimentos como para bebidas. García sugirió integrar la publicidad dirigida a los niños, así como establecer el control en centros educativos sobre la venta de comida chatarra. El diputado indicó que existe contradicción en el gobierno, ya que propone un decreto para el etiquetado de alimentos, pero un proyecto de ley para que las cajillas de cigarrillos tengan un único tipo de empaque.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)