Durazno

Quedó lista la balsa para Sarandí del Yí y Capilla del Sauce

Los vecinos reclaman nuevo trazado de la Ruta 6 y el gobierno nacional promete un puente provisorio.

La balsa que empezó a brindar el servicio cuando bajaron las aguas del Yí. Foto. MTOP
La balsa que empezó a brindar el servicio cuando bajaron las aguas del Yí. Foto. MTOP

En la mañana de ayer quedó operativa y realizó los primeros traslados de personas y de vehículos la balsa que el Ministerio de Transporte y Obras Públicas habilitó de forma provisoria en el puente que fuera clausurado luego de que un camión lo chocara y derrumbase sobre el arroyo Agua Sucia, entre Capilla del Sauce (jurisdicción del departamento de Florida) y Sarandí del Yi (novena sección, Durazno).

"Trasladó mucha gente desde Capilla y desde acá, además de un micro de unas veinte personas que acercó gente al ómnibus interdepartamental", dijo a El País el alcalde interino de Sarandí del Yi, Jorge Colina.

El servicio estará disponible de forma gratuita todos los días entre las 6:00 y las 20:00 horas.

La capacidad de la balsa es para vehículos de hasta 10 toneladas y 10 metros de largo, como máximo. Podrán circular hasta dos vehículos particulares y hasta 15 personas por viaje.

La balsa cuenta con espacio para trasladar vehículos y personas a la vez, pero, por seguridad, los peatones deberán permanecer entre las barandas y las líneas blancas, oportunamente señalizadas.

En el portal de Presidencia de la República se informa que "la medida fue tomada para reactivar la circulación de los pobladores de Sarandí del Yí y Capilla del Sauce, luego del impacto del camión que, según declaraciones del ministro de Transporte Víctor Rossi, no respetó las señales y provocó la caída del puente que estaba "en perfectas condiciones de uso".

En forma paralela, se trabaja en el terraplenado de ambos márgenes a la altura del kilómetro 198 para habilitar una segunda vía de acceso, un puente militar tipo "tijera", de unos 80 metros de largo, que habrá de funcionar hasta que la estructura dañada sea reparada.

La balsa estuvo inactiva durante unos diez días, debido a que no se pudo adelantar las tareas de obra por la creciente del Río Yí y del arroyo Agua Sucia, que retoman ahora su cauce normal.

La situación generada por la rotura del puente del lado de Florida (hay dos de similar estructura, a 400 metros de distancia entre sí) afectó la actividad social y comercial de la zona, que ahora poco a poco se normaliza.

El alcalde titular Mario Pereyra retomó funciones y se abocó a las tareas que se vienen llevando a cabo en el lugar por las intendencias de Durazno y de Florida, el Municipio de Sarandí del Yí y el Ministerio de Transporte y Obras Publicas.

De igual forma, pese al paliativo, un sector de la comunidad de la zona mantiene su descontento y pretende que se acelere la solución definitiva a la problemática del puente, que en cada inundación corta el acceso por ruta 6, en la zona baja.

Los vecinos claman por un nuevo trazado de la ruta o un nuevo puente que evite la anegación de las aguas en ese tramo.

Lo prometido por ahora es el mencionado puente desplegable conocido como Bailey, propiedad del Ejército, que funcionará mientras se construya un nuevo puente sobre la antigua estructura del que fue dañado por el impacto del camión.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)