IMM LICITA EXPLOTACIÓN

Publicidad a cambio de mantener las paradas de ómnibus en Montevideo

En Montevideo hay unas 4.500 paradas de ómnibus, de las cuales algo más de 2.000 cuentan con refugios para los usuarios. De estas, hay 510 que ya tienen publicidad.

Gente esperando el ómnibus en una parada en Montevideo. Foto: Leonardo Mainé
El llamado a licitación obliga a quien explote la publicidad a mantener tanto la parada como su entorno. Foto: Leonardo Mainé

La Junta Departamental de Montevideo tiene a estudio el pliego del llamado a licitación para otorgar la explotación publicitaria de los refugios peatonales de la capital y los soportes ubicados en el intercambiador Belloni y la terminal de Colón, a cambio del mantenimiento de todas las paradas y el suministro de nuevo mobiliario urbano. El plazo de la concesión es de 15 años.

En marzo de este año, la IMM hizo un data room para la explotación de estos valiosos soportes publicitarios, en los que en el pasado han manifestado interés conocidas empresas como CBS Outdoor Advertising Uruguay S.A., JC Decaux y Giralor S.A. (Movimagen).

En Montevideo hay unas 4.500 paradas de ómnibus, de las cuales algo más de 2.000 cuentan con refugios para los usuarios. De estas, hay 510 que ya tienen publicidad.

El llamado comprende el suministro e instalación de 349 refugios peatonales de metal nuevos y el reacondicionamiento de 279 de madera. Según el pliego del llamado, la recuperación y el mantenimiento incluyen todo lo comprendido dentro un área circundante inmediata.

En esta área deberá ser mantenida “en óptimas condiciones” la vereda en torno al refugio (en una distancia de un metro) y la existente debajo del mismo. “En la reposición, el pavimento deberá ser idéntico al existente circundante, permitiéndose cierta variedad en la tonalidad, pero no pudiendo cambiar ni su diseño ni su color y menos aún su materialidad o resistencia”, anota el pliego.

La Intendencia también pretende que el concesionario se haga cargo de cambiar el suministro eléctrico de los paneles publicitarios, que proviene de columnas de luz y se conecta por vía aérea. “La situación actual es muy precaria y con pocas medidas preventivas de seguridad. (…) Se solicitará que las nuevas instalaciones sean subterráneas siempre que sea posible y la UTE así lo defina”, agrega el documento.

El consumo energético quedará a cuenta de la empresa concesionaria.

Sin papeleras.

El pliego aclara que los nuevos refugios deberán cumplir “condiciones antivandálicas para su uso en la vía pública” y que no contarán con papeleras como en la actualidad. Esto último corre tanto para los de metal como para los de madera.

Se indica que los oferentes deberán incluir en sus propuestas un plan detallado relativo al mantenimiento y limpieza, especificando claramente la frecuencia del servicio, número de personal afectado al mismo y equipo disponible.

A su vez, se exige el suministro de 50 paneles led para información de líneas (la ubicación de los mismos la definirá la IMM), un banco que tenga un mínimo de un metro de largo y barra isquiática en todos los refugios, un implemento pensado para personas con problemas físicos que les impiden utilizar un banco normal.

Mantenimiento

El adjudicatario deberá encargarse del mantenimiento correctivo, reposición o reparación en aquellos casos en que el equipamiento ha sido afectado en forma no prevista, “como ser inclemencias atmosféricas, accidentes, vandalismo y otros, en un plazo máximo de 24 horas de producido o detectado el deterioro”, puntualiza el pliego.

Sin perjuicio del monitoreo continuo y reportes de información que la Intendencia exige le sean elevados “de forma periódica”, la empresa concesionaria tendrá la obligación de presentar un relevamiento de todos los refugios existentes cada 12 meses, para lo cual deberá realizar un trabajo fotográfico actualizado y describir en detalle el estado de los materiales constructivos.

Antecedente.

El último año de la gestión de la exintendenta Ana Olivera, la Intendencia dejó sin efecto un llamado a licitación para explotar comercialmente los refugios peatonales, desestimando las ofertas presentadas por las empresas CBS Outdoor Advertising Uruguay S.A., JC Decaux y Giralor S.A. (Movimagen).

La primera de las empresas era la que se encargaba de la explotación del negocio desde el año 1995 y Movimagen se había presentado consorciada a otra firma argentina en un anterior llamado, que también había quedado desierto en el año 2010.

Reparación de casi 280 refugios de madera
Parada de ómnibus en Montevideo. Foto: Archivo El País

La Intendencia también hizo una licitación abreviada para la recuperación de refugios peatonales de madera. La administración pretende reparar 279 unidades, algunas de las cuales están en muy mal estado y evidencian la falta de mantenimiento.

Según el pliego del llamado, el adjudicatario debe poseer una capacidad de trabajo mínima como para la recuperación de 15 refugios por mes, debiéndose construir en una primera instancia 82 refugios. El resto debe entregarse de acuerdo a lo solicitado por la IMM.

Los trabajos deben ser ejecutados en un plazo máximo de 12 meses a partir de la notificación de la resolución de adjudicación. También se permitirá que se hagan subcontratos, aunque las empresas deberán ser “de reconocida solvencia y la Intendencia se reserva el derecho de seleccionar, aceptar, o rechazar al subcontratista, según estime conveniente”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)